*

Nacional
Compartida
Actualizado el 19/06/2017
Estás leyendo:El drama de pasar 72 horas sin electricidad

El drama de pasar 72 horas sin electricidad

Autor: A. Vidal y K. Hillman

Durante casi tres días, residentes de 10 regiones han dejado de producir y perdido alimentos por los cortes de luz.

El drama de pasar 72 horas sin electricidad
Hoy, a las 18 horas, en la comuna de Yungay, seguían sin luz.

Más de mil kilos de pan dejó de producir la panificadora El Olivo, ubicada en Conchalí, durante este fin de semana.

Hasta hoy, al mediodía, el sector seguía sin energía eléctrica y, por lo tanto, sin poder trabajar. “Ya vamos por el tercer día de pérdida total, no tenemos cómo hacer funcionar las máquinas. Somos una empresa pequeña que recién está empezando. Esto nos perjudica mucho. Lo peor es que estamos en ascuas y no sabemos a qué hora volverá la luz”, relató Pablo Miranda, administrador del local.

Esta situación se repitió en varias comunas de la capital y de otras regiones. Por ejemplo, a las 17 horas, en Providencia, varios sectores continuaban a oscuras. Fabio Machuca (75), jubilado y residente en un edificio ubicado en Avenida Holanda, explicó que “el viernes, a las 16 horas, se cortó la luz por unas ramas que cayeron al tendido eléctrico. Hoy vinieron trabajadores de Enel, pero no pudieron solucionar nada. Estuvieron un buen rato y se fueron. Esto es muy desagradable, entre los vecinos del edificio hemos hecho más de 50 reclamos y nada. Seguimos igual”, afirmó.

Maule era hoy la región más afectada con los cortes de luz. Al mediodía aún había 22.121 clientes sin suministro. María Alejandra González, vecina de Villa Florencia, en Talca, contó que “lo que más nos afecta es que tuvimos que botar comida que teníamos congelada. Creo que lo mínimo que debemos exigir es una compensación en nuestras boletas por las pérdidas que provocó este corte. Han sido muchas incomodidades”.

Otra de las regiones afectadas fue el Biobío. Pasadas las 18 horas, todavía existían sectores rurales sin electricidad. Juan Sánchez Echeverría, quien vive en el camino a San Antonio, en la comuna de Yungay, comentó que llevaban tres días solo con velas y linternas. “En este sector hay siete familias y todas estamos sin energía eléctrica. Para cobrar no se demoran nada, pero para los cortes siempre tienen excusas”.

En la misma zona, Ariel Cubillos se quejaba del lento actuar de la empresa eléctrica. “Hemos perdido cosas para comer y para nosotros, como vivimos en el campo y andamos todo el día trabajando, no es llegar y salir a comprar”, señaló.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital