*

Opinión ,
Abrir menú
Compartida
Actualizado el 26/07/2012
Estás leyendo:Drogas: reflexión responsable

Drogas: reflexión responsable

Autor: Francisca Florenzano

Todos sabemos que el problema del consumo de drogas y el narcotráfico es global, y ningún país puede aventurarse a tomar decisiones en solitario.

DIVERSAS HAN sido las reacciones frente a las declaraciones del senador Fulvio Rossi sobre su consumo ocasional de marihuana y la defensa a la idea de despenalizar el autocultivo de cannabis. Pasados ya unos días de intenso debate y exposición mediática, es importante plantear antecedentes relevantes para evaluar las opciones que tenemos como país para seguir una ruta de reflexiones y decisiones responsables respecto a este tema.

Dada la relativa homogeneidad existente a nivel internacional en las legislaciones de drogas y en las políticas públicas asociadas, existe una escasez de evidencia científica y empírica de los impactos positivos o negativos que tendrían modificaciones al ordenamiento actual. Las convenciones internacionales han definido las líneas a seguir por la gran mayoría de los países, y eso nos da poca certeza respecto de la proyección de otros escenarios. Esto, por supuesto, no nos debe llevar a la paralización en la búsqueda de rutas efectivas en una temática que posee distintas aristas, que deben ser consideradas equilibradamente. Esta realidad, más bien, nos llama a ser responsables, pues una decisión tomada sin la suficiente cautela nos puede llevar a cometer un error con consecuencias que pueden ser negativas para nuestros niños y jóvenes.

Lo anterior es parte de una de las principales conclusiones a la que hemos llegado los países miembros de la OEA, en reuniones realizadas tras la Cumbre de Cartagena de Indias, en abril pasado. Otra definición de las naciones es avanzar de manera conjunta en la revisión seria y sistemática de las experiencias existentes a nivel mundial y de la región, y evaluar qué políticas han sido o no efectivas. Todos sabemos que el problema del consumo de drogas y del narcotráfico es global, y que ningún país puede aventurarse a tomar decisiones en solitario por el impacto que éstas han tenido en otros países que así lo han hecho.

Chile es parte del proyecto de trabajo de la OEA y será representado en esta instancia no sólo por personeros de gobierno, sino también por parlamentarios, líderes de opinión, integrantes de ONG y otros representantes de la sociedad civil. La Comisión de Juventud de la Cámara de Diputados también está buscando activamente antecedentes, escuchando diferentes puntos de vista y reflexionando responsablemente sobre este tema. Las conclusiones  de este proceso serán dadas a conocer prontamente, junto con la definición de los espacios de conversación a seguir.

Además de participar en las dos instancias descritas, el gobierno ha desplegado un esfuerzo extraordinario en materia de prevención, tratamiento e integración social de personas con consumo problemático de drogas y alcohol. No se nos puede olvidar que mientras esta discusión ocurre, continuamos en nuestra tarea diaria con programas preventivos en las escuelas y en las comunidades, y en nuestro esfuerzo para incrementar el acceso equitativo a rehabilitación de quienes más lo requieren a lo largo del país.

De este modo, frente a la propuesta de legalizar las drogas, es importante reiterar que si la actual legislación y la política que desplegamos actúan como una barrera para proteger del daño del consumo a niños y jóvenes, seguiremos avanzando en este sentido. 

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital