*

Tendencias
Compartida
Actualizado el 28/12/2012
Estás leyendo:El chileno que intentará frenar la caza de 985 ballenas en la Antártica

El chileno que intentará frenar la caza de 985 ballenas en la Antártica

Autor: La Tercera y Agencias

Las embarcaciones del Sea Shepherd se encuentran a la espera para interceptar a los navíos japoneses y evitar que cumplan su objetivo de capturar 985 ballenas "con fines científicos".

El chileno que intentará frenar la caza de 985 ballenas en la Antártica

 

El día de hoy, Marco García León, un abogado ambientalista chileno de 27 años y coordinador de Shepherd Chile, se encuentra a la espera justo a toda la tripulación del Sea Shepherd para interceptar los balleneros japoneses que zarparon el día de hoy rumbo a la Antártica. 

El navío japonés salió desde el puerto de Shimonoseki y viaja custodiado por una patrullera y un barco para prevenir ataques. Su objetivo es la caza de ballenas con fines científicos. Según la Agencia nipona de Pesca, la flota espera lograr capturar 985 ballenas y otro tipo de cetáceos. 

García León se convirtió parte de la tripulación de una de las organizaciones ecologistas más importantes que lucha contra la caza de ballenas solo hace unos meses. El abogado fue invitado directamente por Peter Hammarstedt, el capitán del Bob Barker, uno de los barcos del Shepherd, para que formara parte de la tripulación en esta nueva temporada de defensa de las ballenas. García León dejó de lado su trabajo en un bufete de abogados en Santiago y se dirigió a Australia, en donde se embarcó en el Bob Barker. De acuerdo a su cuenta de Twitter, el último mensaje lo escribió el pasado 26 de diciembre, cuando la flota japonesa todavía no zarpaba.

La ONG Sea Shepherd se encuentra preparada desde el 5 de noviembre para interceptar a los barcos balleneros con una gran flota para poder cumplir con su objetivo de “Tolerancia Cero” para el año que viene, con el cual esperan lograr que ninguna ballena sea cazada. 

A pesar de que un tribunal estadounidense ordenó a la ONG que no se acercara a menos de 500 metros de los barcos japoneses, el Sea Shepherd se encuentra esperando con cuatro barcos, un helicóptero, tres aviones sin piloto y un centenar de personas para evitar la captura de ballenas. En el período de 2010-2011 las flotas japonesas lograron capturar solo 172 ballenas gracias a las continuas intervenciones del Sea Shepherd.

Si bien la Comisión Ballenera Internacional prohíbe toda pesca comercial, Japón caza ballenas señalando que es solamente “con fines de investigación”, sin embargo mucha de la carne termina en el mercado negro japonés como alimento.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital