*

Educación
Compartida
Actualizado el 05/11/2012
Estás leyendo:El profesor que hace clases a escolares y apoderados

El profesor que hace clases a escolares y apoderados

Autor: Eduardo Cabrera

En un colegio de Puerto Montt, un docente enseña matemáticas a padres e hijos, para que los primeros puedan ayudar con las tareas.

El profesor que hace clases a escolares y apoderados

Yoanna asiste a clases de matématicas en el sexto básico en el colegio Bosquemar de Puerto Montt. Al lado suyo, en el mismo pupitre, se encuentra Damaris. La escena pareciera ser cotidiana, sin embargo Yoanna y Damaris son madre e hija.  

Desde agosto del año pasado, Yoanna asiste junto a otros 70 apoderados de quinto y sexto básico al programa “Matématica en Familia” implementado por el profesor Rodrigo Navarro. La idea es que los padres entiendan las materias que sus hijos ven en clases y conozcan las evaluaciones, con el objetivo de poder ayudarlos en casa.

“Cuando llegué al colegio me di cuenta que había muchos alumnos con déficit en matemáticas y padres que estaban dispuestos a ayudarlos, pero que no podían porque no entendían las materias o no sabían cómo explicarlas”, dice el docente. Misma visión es la que comparte Yoanna. “No podía ayudar a mis hijas porque las materias ya no las recordaba. Me frustraba no poder resolver sus dudas”, recuerda. 

Según un reciente estudio de Educa UC, la participación de los padres en la vida escolar de sus hijos es fundamental para lograr un buen rendimiento académico. De hecho, los niños que perciben una mayor preocupación e interés de sus papás en lo que pasa en sus estudios, tienen una mayor probabilidad de tener notas de excelencia.

En el Bosquemar, las clases para padres e hijos se realizan una vez al mes. En cada una de ellas, el profesor parte explicando el por qué es importante que aprenden cierta materia, luego la enseña y finaliza con una actividad donde aplican lo aprendido con situaciones y elementos de la cotidianeidad. La idea es que aprendan las fracciones ya no de manera abstracta, sino más cercana. 

“Las matématicas están en todas partes, pero lamentablemente los profesores las enseñan cómo algo díficil y que nunca verán en su vida, pero no es así. Además, le hace el trabajo de acompañamiento a los papás más fácil”, dice Navaro.

A casi un año de su puesta en marcha, el proyecto ya tiene resultados: Los alumnos han aumentado en un 30% su promedio de notas en la asignatura y en la prueba Simce -la primera que rendían- lograron 277 puntos en esta área, siendo uno de los mejores de la comuna. 

Pero el Bosquemar no es el único colegio que incorpora a los padres a sus aulas. Los colegios de la Red de Colegio de la Sociedad de Instrucción Primaria realiza talleres pedagógicos donde asisten padres e hijos para explicarle cómo apoyar académicamente a los alumnos.

Uno de ellos es el Colegio Francisco Olea, que realiza desde este año clases a los apoderados del tercero y cuarto año básico en las asignaturas de ciencias naturales y sociales. “Hemos logrado aumentar la participación de los niños en clases y el porcentaje de respuestas correctas en las evaluaciones”, dice la profesora a cargo del proyecto Matilde Verdugo.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital