*

Tendencias
Compartida
Actualizado el 06/08/2017
Estás leyendo:Escolares aprenden a disfrutar música clásica

Escolares aprenden a disfrutar música clásica

Autor: Cecilia Yáñez

No forma parte de su discografía habitual, pero un innovador proyecto educacional está acercando este estilo musical a niños de quinto a octavo básico.

Escolares aprenden a disfrutar música clásica
La camerata de la U. Alberto Hurtado, durante un concierto el jueves.

Niños de 12 y 13 años sentados en silencio, siguiendo atentos los movimientos de los músicos que están sobre el escenario. Ojos bien abiertos, disfrutando “Las Cuatro Estaciones” de Antonio Vivaldi, interpretado por la camerata de la U. Alberto Hurtado.

Se trata de un proyecto para acercar la música clásica a alumnos de la Fundación Belén Educa, enmarcado en las actividades del Fondo de Fomento al Arte en la Educación del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (Cnca). La iniciativa contempla cuatro conciertos para 400 estudiantes de quinto a octavo básico de colegios de escasos recursos.

Felipe Hidalgo, director de la camerata, académico del Instituto de Música de esta universidad y violín solista de este montaje, explica que la obra que presentan a los niños es la misma que presentaron en el Famfest del GAM y en ella participan 10 músicos y una actriz que hace los relatos.

Antes de la presentación, alumnos y profesores trabajan en clases material preparado por académicos de pedagogía en música de la universidad para buscar el diálogo en torno a la obra en la sala de clases, antes y después de realizada, articulándola con los contenidos del currículum escolar.

“Es un proyecto de formación de audiencia, no es solo un concierto de extensión, sino de contenido”, explica Hidalgo. Los alumnos disfrutan mucho, agrega. “Ha sido increíble porque los niños de esos colegios, en general, no tienen opción de apreciar esta disciplina ni estos montajes. Tienen otros gustos instalados, pero oyen con mucha atención, tienen momentos de euforia increíbles”.

Testigo de esta atención fue Carlos Cisterna, jefe del Área de Música de la Fundación Belén Educa. “Que los niños permanezcan en silencio es atípico, pero se logró. Disfrutan la música, entendían lo que pasaba. Aplauden incluso antes de las pausas”, señala.

“Como departamento de música llevamos cinco años creando un programa integral. Eso ha permitido que de nuestros 12 colegios, ocho tengan orquesta propia y todos tengan coro. De los 17 mil alumnos, 2.600 tienen un curso de talento musical. Estas actividades son un trampolín para que vayan transitando desde su interés en el área. En Chile es difícil encaminar a alguien que tenga talento musical sin dinero. El solo instrumento musical ya es muy caro”, agrega.

El director ejecutivo de Fundación Belén Educa, Juan Enrique Guarachi, dice que hablar de educación de calidad, implica que los alumnos sepan de ciencias exactas, humanidades y tengan contacto permanente con la cultura, las artes y el deporte. Es una de las razones por las que generan alianzas con distintas instituciones. “Lo aprendido lo llevan como modelo a sus colegios y a su vida diaria, formando orquestas, coros y compañías de teatro. Hay muchas formas de aprender y estas visitas pedagógicas siempre son un aporte para lograr más y mejores aprendizajes”, dice Guarachi.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital