La Tercera

El estreno empresarial de Dax Luksic

El menor de los hijos de Andrónico Luksic comienza a dar sus primeros pasos en el mundo empresarial. En Madrid, ciudad en la cual estuvo viviendo por cerca de 15 meses, Dax Luksic Lederer (26) hizo su primera aparición pública esta semana.

Hace un tiempo recibió una invitación del Consejo Empresarial Alianza por Iberoamérica (Ceapi) para participar como representante del grupo Luksic en una jornada exclusiva dedicada a las próximas generaciones de empresarios iberoamericanos, denominada Next Generation.

Dax debutó hablando sobre la comunicación en la empresa familiar. “El empresario sabe ahora que comunicar es parte de su rol, algo que no era muy común antes en Chile. La ausencia de la comunicación no es una opción, porque ese vacío lo va a ocupar otro y la reputación de la empresa puede así caer en terceras manos. Uno debe gestionar su propia marca”, planteó en el panel.

Relató que una vez al año los miembros del clan se reúnen para ponerse al día de lo que ocurre en las empresas y en las familias. “Si no hay comunicación interna buena no la habrá externa para crear vínculos con la sociedad. Las reuniones generan un vínculo familiar y las tecnologías nos ayudan a mantenernos al día de la empresa por medio de una aplicación que de forma amena nos da noticias”.

Fue en esa instancia en que Dax comentó sobre la incursión de su padre en Twitter, señalando que fue un acierto, “lo ha acercado a la sociedad y ha mejorado su imagen”, frase que no pasó desapercibida por los medios chilenos.

“No hay que obligar a ser parte de la empresa familiar, pero sí dar las herramientas para involucrarse en el negocio familiar. Es una responsabilidad tener el nombre que tenemos”… Con esas palabras, el menor de los Luksic Lederer dejó entrever su visión de lo que es ser parte del grupo, y que en gran medida explica los pasos que ha estado dando en los últimos años.

Camino propio

Dax, al igual que sus cuatro hermanos: Andrónico, Davor, Maximiliano y su melliza Fernanda, estudió en The Grange School. Tras ello, partió a Estados Unidos, al Babson College, donde estudió un BA en emprendimiento y marketing.

En 2010 hizo una pasantía de tres meses en un programa de rotación en los hoteles del grupo en Croacia que dirige su hermano Davor. Al igual que su hermano Maximiliano (ahora en Canal 13), lavó vajilla, atendió público e hizo trabajo administrativo.

De Croacia se fue a París, al departamento de marketing de JC Decaux, donde estuvo desde septiembre de 2014 a agosto de 2015.

Pero como varios de los miembros de la nueva generación Luksic, Dax tuvo un paso por las empresas relacionadas al grupo. En septiembre de 2015 aterrizó en Heineken Madrid (socios de Luksic en CCU). Estuvo hasta enero de 2017 en el departamento de Trade Marketing, enfocado en el tema de multimarca. En enero de este año fue transferido internamente a Londres, ascendido a mánager de activación, a cargo de una cuenta grande que es BT Sports, un canal de deportes muy relevante en Reino Unido.

Fue en ese momento en que decidió dar un paso al lado e iniciar su propio camino. Luego de un mes decidió renunciar para tomar una oportunidad de trabajo con una empresa que se dedica a luxury travel (viajes de lujo), basada en San Francisco.

¿Las razones? Quienes lo conocen comentan que los viajes siempre han sido su pasión. Basta con seguir su cuenta de Instagram para confirmarlo: Venecia, Budapest, París, Ibiza, Nueva York, las más exóticas playas de África, el Mediterráneo, Adriático o Medio Oriente forman parte de un largo listado de viajes, experiencias y fotografías que podrían perfectamente ser parte de la pauta de la mejor revista de viajes del mundo.

Por esa razón, cuando apareció la oportunidad de ingresar a ese mundo no lo pensó dos veces.

Pero estando allí surgió su interés por independizarse y dar sus primeros pasos en el mundo de los negocios. Fue así como en junio decidió emprender, creando su propia compañía en ese rubro.

Cercanos a Dax explican que hoy está en lo suyo, en lo que le resulta natural, que hace tiempo que muchas personas le piden organizar viajes: a París, a Nueva York, Ibiza, porque él sabe dónde están los mejores datos de hoteles y restaurantes.

Ha armado viajes a países exóticos o destinos no tradicionales. Hace poco fue a Irán, país que recorrió durante un mes. Le interesan también destinos como Uganda y Papúa Nueva Guinea.

“Él se daba cuenta de que era algo que hacía muy bien. Se preguntaba: ¿Por qué no crear una empresa propia y dedicarse a esto?”, comentan.

Hoy está armando programas de luxury travel de nivel mundial, enfocados en Europa. Pero su idea a futuro es empezar a promocionar el mercado de lujo en Chile también, siempre enfocado en aventura.

“Lo que a menudo comenta es que quiere armar una experiencia de viaje única, que despierte en las personas esa misma pasión por viajar. Está todo el tiempo organizando y viendo cuál será el nuevo destino, nunca para y al final así va también alimentando su negocio, conociendo y luego recomendando a la gente todas sus mejores experiencias. Por eso, también a la gente le gusta que les organice sus viajes, porque ha vivido en carne propia lo que recomienda”, explican conocidos.

Hoy está en pleno proceso de formación de su empresa -la cual todavía no tiene nombre- y está hablando con dos socios que quieren participar.

Cercanos a Dax Luksic cuentan que está entusiasmado con su proyecto, que es un emprendimiento que no tiene nada que ver con el grupo Luksic, es personal.

Agregan que inicialmente, su intención era seguir en los negocios familiares, hasta que un día se preguntó que si no hacía ahora lo que más le gusta, ¿cuándo lo podría hacer? Y se respondió que tenía que seguir su propio camino, aunque eso no disminuya en absoluto su interés por su familia y las ganas de poder, tarde o temprano, contribuir de alguna forma al negocio del grupo.

Ha decidido hacer este negocio por su cuenta. Por ahora, sin ayuda de nadie.