*

Mundo
Compartida
Actualizado el 24/08/2017
Estás leyendo:Europa refuerza la seguridad y evalúa cómo blindarse contra nuevos ataques

Europa refuerza la seguridad y evalúa cómo blindarse contra nuevos ataques

Autor: Antonio Frieser R.

Barcelona aumentará la vigilancia e implementará vallas en lugares de mayor afluencia de peatones. En Reino Unido habrá mayor control en los arriendos de vehículos, mientras que Italia reforzó la seguridad.

Europa refuerza la seguridad y evalúa cómo blindarse contra nuevos ataques
Un vehículo de la policía vigila una playa en Barcelona.

Los atentados terroristas de Barcelona y Cambrils han vuelto a instalar en primera línea la seguridad en las ciudades de Europa. Un oficio de diciembre de 2016, emitido por el Ministerio del Interior de España, y que no habría sido considerado por las autoridades de Barcelona, había advertido sobre la necesidad de instalar provisionalmente “grandes maceteros” para dificultar o impedir la entrada de vehículos en lugares públicos, que fue justamente lo que ocurrió el jueves pasado.

El oficio generó un debate con aristas políticas que se instaló con fuerza en España. Incluso el Arzobispado de Madrid tuvo que salir al paso de las declaraciones del sacerdote Santiago Marín, un párroco de Madrid, que apuntó a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, por tener “una parte de culpa” por el atentado en Barcelona. ”No hay más culpables que los terroristas”, dijo el Arzobispado en un comunicado.

En medio de esta controversia, Europa ya toma medidas. Un ejemplo es lo que se definió ayer en una reunión extraordinaria de la Junta Local de Seguridad, presidida por la alcaldesa de Barcelona, el delegado del gobierno de Cataluña, Enric Millo, y el consejo de Interior de la Generalitat. En la cita se decidió aumentar del uso de obstáculos móviles y vallas permanentes en lugares de alto flujo de personas; convertir calles en paseos peatonales; aumentar la presencia policial, y mejorar la calidad y definición de las cámaras de vigilancia, entre otras medidas.

En Reino Unido, que en marzo sufrió un ataque en el puente de Westminster, el gobierno junto con la policía y la industria de arriendo de automóviles, discute formas de detener futuros ataques. Una medida es implementar verificaciones adicionales para quienes deseen arrendar una van. La idea del Departamento de Transporte británico, según el diario The Guardian, es que la policía verifique inmediatamente los antecedentes de los clientes con sus listas de sospechosos terroristas.

Francia, que sufrió en Niza el ataque de un camión en el Paseo de los Ingleses, en julio de 2016, también se mantiene trabajando para buscar mejoras a la seguridad. El alcalde de Niza, Christian Estrosi, dijo que convocará a ediles europeos para discutir el tema el próximo mes. Según The Guardian, el alcalde dijo que “no ganaremos la guerra con las reglas de la paz”, al tiempo que aseguró que se han gastado 30 millones de euros para proteger lugares clave de la ciudad de posibles ataques con vehículos desde 2016.

Otros países también buscan blindarse contra la amenaza terrorista. Italia ya instaló obstáculos en Roma, en zonas como el Coliseo y se estudia reforzar la seguridad con vallas y maceteros. A eso se suman las fuerzas de seguridad desplegadas por toda la ciudad y la creación de un equipo antiterrorista especial de los Carabinieri. Milán sigue la misma lógica, tal como Nápoles, reconocidos centros turísticos. Varios arquitectos italianos han salido incluso a proponer cambios en la estructura de las ciudades.

Alemania también ha tomado medidas. En Colonia se han desplegado bloques de cemento para evitar la irrupción de vehículos y se reforzó la seguridad en su catedral. Precisamente el Daily Mail informa que el Estado Islámico planea atacar iglesias, principalmente en Alemania.

Papel digital