La Tercera

Evelyn Matthei: “El Sence era una máquina de hacer fraude”

La alcaldesa de Providencia y ex ministra del Trabajo del gobierno de Sebastián Piñera, Evelyn Matthei, ha seguido de cerca la polémica generada por las eventuales reasignaciones de programas sociales que haría el ex mandatario para financiar sus propuestas de gobierno, en caso de asumir la Presidencia en marzo.

“Me irrita cuando veo que esta ministra (Alejandra) Krauss y todos ellos salen a decir ‘hemos hecho cosas’. ¡Han quemado plata! No han hecho nada que le sirva realmente a nadie”, comenta la ex candidata presidencial de la UDI, quien asumió dicha cartera en enero de 2011, casi un año después de la llegada de Piñera a La Moneda, en reemplazo de Camila Moreno, desempeñándose en el cargo hasta julio de 2013, cuando asumió la candidatura presidencial.

La actual alcaldesa sale en defensa de los anuncios realizados por Piñera, quien luego de afirmar que terminaría con una serie de programas sociales para financiar su plan de gobierno, este martes retrocedió para asegurar que no recortaría dichos programas, sino que evaluaría la reasignación de recursos en iniciativas como “Más Capaz”, incluida en el programa Sence, dependiente justamente del Ministerio del Trabajo y que actualmente es dirigido por Pedro Goic, hermano de la abanderada DC.

Matthei asegura que en los primeros meses de su gestión en Trabajo, una de sus labores fue crear la llamada Comisión Larrañaga, que buscó, principalmente, evaluar los logros de los trabajadores capacitados por Sence entre 2008 y 2010.

“El resultado fue catastrófico; de estos más de 300 millones de dólares que se gastan en la empleabilidad o en los salarios de los trabajadores es cero. Plata quemada”, comenta hoy la ex ministra.

En esa línea, la ex senadora recalca que, antes de los resultados de la Comisión Larrañaga, se tomaron medidas en el gobierno de “sentido común” en torno a la fiscalización. Según Matthei, se descubrió que el 25% de los cursos no se dictaban efectivamente o había instancias catalogadas de “capacitación” como risoterapia o danza del vientre. “El Sence era una máquina de hacer fraude”, enfatiza. “Todos esos programas -continúa señalando- se hacen para darles pega a todos los inútiles que son parientes y familiares de los mandamases de los partidos”.

Matthei asegura que cuando llegó el informe de esa comisión, se envió al final del periodo un proyecto de ley para llevar a cabo una reforma profunda de capacitación, iniciativa que no rindió frutos. Otra conclusión a la que se llegó en ese momento, expresa, es que los cursos de capacitación servían en la medida en que estos fuesen extensos.
Matthei critica que el gobierno de Michelle Bachelet no siguiera los consejos de la Comisión Larrañaga, pese a que, dice, “la mayoría de sus miembros ha votado siempre por la Nueva Mayoría”.

“Lo que ha hecho este gobierno es un asco en materia de capacitación. Es un despilfarro de recursos, igual a lo que nosotros encontramos cuando llegamos al Sence, tanto es así que luego de que en 2015 se hiciera el proyecto estrella ‘Más Capaz’, y más fuerte el año 2016, el propio gobierno en 2017 le cortó los recursos en un 40% a ese proyecto”, dice.
Respecto de la candidata Goic, Matthei es tajante: “¿Los 10 parientes de la senadora Goic son funcionarios públicos o son apitutados? Absoluto respeto al funcionario público, pero el funcionario público está ‘hasta la corona’ de que mientras ellos tengan que hacer el trabajo sucio y duro y les paguen una mugre, lleguen todos estos parientes de, amigos de, parejas de, suegros de, hijos de y militantes que los meten por encima de ellos, con sueldos tres veces más grandes y que, además, no saben nada”, sentencia.