*

Mundo
Compartida
Actualizado el 10/09/2017
Estás leyendo:Expertos en Norcorea analizan la mente de Kim y su desafío nuclear

Expertos en Norcorea analizan la mente de Kim y su desafío nuclear

Autor: Fernando Fuentes

Autores de biografías de Kim Jong Un y de su padre, Kim Jong Il, coinciden en que el líder norcoreano “no está loco”. Aseguran a La Tercera que con las pruebas nucleares busca, además de parecer más fuerte ante su pueblo, lograr un seguro para la sobrevivencia de su régimen. Y critican la incendiaria retórica de Donald Trump contra Pyongyang.

Expertos en Norcorea analizan la mente de Kim y su desafío nuclear

Paul French
Escritor británico y autor de “Our Supreme Leader”:

“Quiere ganar el respeto de EE.UU. y asegurar que tiene un Estado nuclear”

Pese a las sanciones económicas contra Corea del Norte, Kim Jong Un parece elevar cada día más su desafío a Occidente. ¿Qué pasa por la cabeza del líder norcoreano? ¿Cuál es su objetivo? ¿El sabe lo que quiere o es un loco?

Kim no está loco, pero quizás es imprudente. También está decidido a ganar lo que él considera como el respeto de Estados Unidos y asegurar que Corea del Norte es un Estado nuclear, lo que él ve como su legado. Si Trump lo amenaza, entonces eso es lo mejor para él, no cree que Estados Unidos vaya a atacar, pero parecerá más fuerte ante los ojos de su pueblo (y de cualquier posible golpista en Pyongyang) por enfrentarse a EE.UU.

¿Kim busca tener un arsenal para defender a su régimen contra una agresión extranjera o para usarlo como factor disuasivo contra EE.UU.? ¿Por qué elige fechas conmemorativas para realizar sus ensayos de misiles y armas nucleares?

Kim tiene tres objetivos: 1) finalmente cumplir con el “escudo” nuclear que su padre y su abuelo prometieron, pero que no cumplieron plenamente en sus vidas. 2) demostrar que no se inclina ante la presión de Estados Unidos para detener el desarrollo y puede defender al Norte contra (lo que él percibe) como un ataque y 3) parecer fuerte y en control de su propio pueblo y Ejército. Las armas nucleares son simbólicas en Corea del Norte -de ahí las fechas conmemorativas alrededor de los lanzamientos – de la supervivencia del Estado en un mundo “hostil”, de las sabias decisiones de los líderes (todos los Kim y relacionados) y el éxito del sistema de la República Popular Democrática de Corea, un argumento que sólo es posible por las severas restricciones de cualquier conocimiento del mundo exterior a la gente del país.

¿Considera que la estrategia de Kim Jong Un se ha visto favorecida por la retórica “fuego y furia” de Donald Trump?

La retórica de Trump funcionó maravillosamente en las manos de Kim. Trump lo amenazó y Kim no se detuvo. El parecía fuerte (a su gente de todos modos), mientras que Trump parecía un fanfarrón.

¿Qué rol están jugando China y Rusia en la actual crisis norcoreana?

El papel de China en este momento es decepcionante. China es una superpotencia económica, pero no está actuando como una superpotencia diplomática en este momento. China quiere que nadie más interfiera en los asuntos de Asia Oriental, en particular Estados Unidos, pero China no ha podido controlar a su aliada Corea del Norte, retomar las estancadas conversaciones a seis bandas o “calmar” a Kim en absoluto. Si China no hace esfuerzos para reanudar un proceso diplomático, hacer cumplir las sanciones o tratar de detener a Kim presionando el botón, entonces no puede sorprenderse si Estados Unidos (con sus aliados Japón y Corea del Sur) actúa solo.

¿Hasta dónde puede llegar Kim con su amenaza a Occidente? ¿Hay riesgo de conflicto nuclear?

Kim está empujando, pero sabe que la guerra probablemente no vendrá, a pesar de la retórica de Trump, que no es útil. Hay dos maneras de que esto pueda escalar severamente. Una es que Kim calcule mal y dispare un misil hacia o muy cerca de Guam. Si lo hace, entonces Estados Unidos responderá militarmente. Eso sería un error de cálculo de Corea del Norte. La segunda cosa espeluznante es un accidente: que los misiles se desvíen, detonen en el momento equivocado, las explosiones nucleares se filtren. Si un misil se saliera de curso y golpeara el territorio japonés o surcoreano o si una explosión subterránea cerca de la frontera china se filtrara en territorio chino entonces las cosas podrían escalar fuera de todo control.

Michael Breen
Consultor británico y autor de “The New Koreans”:

“Kim no está loco, hay una lógica consistente en lo que está haciendo”

Pese a las sanciones contra Corea del Norte, Kim Jong Un parece elevar cada día más su desafío a Occidente. ¿Qué pasa por la cabeza del líder norcoreano? ¿Cuál es su objetivo? ¿El sabe lo que quiere o es un loco?

Hay una presunción generalizada de que Kim Jong Un está loco. ¿Qué clase de persona mantendría a su pueblo bajo una represión tan despiadada mientras desafía las normas civilizadas y el poder militar de EE.UU., China, Rusia, Japón y, por supuesto, Corea del Sur? Pero no está loco. Hay una lógica consistente en lo que está haciendo, pero se pierde porque el lado norcoreano de esta cuestión no se articula de una manera razonable. Una de las posibles razones detrás del desarrollo de armas nucleares de Kim es que lo considere como un seguro para que su régimen pueda sobrevivir. Estas armas no sólo impedirán que Corea del Sur y EE.UU. lo ataquen, sino también lo hacen parecer como un tipo duro delante de su pueblo.

¿Kim busca tener un arsenal para defender a su régimen contra una agresión extranjera o para usarlo como factor disuasivo contra EE.UU.? ¿Por qué elige fechas conmemorativas para realizar sus ensayos de misiles y armas nucleares?

Los expertos dicen que cualquier programa de desarrollo de armas necesita pruebas, por lo que la racionalidad básica en el timing es el estado del programa. La elección de fechas, en mi opinión, es más para el consumo doméstico que internacional.

¿Considera que la estrategia de Kim Jong Un se ha visto favorecida por la retórica “fuego y furia” de Donald Trump?

Sí, en el sentido de que ayudó a elevar la tensión. Pero, no en que asustó a los norcoreanos. Los norcoreanos siempre han asumido que los estadounidenses no tienen voluntad de guerra en la península de Corea. Hay un bluf en la postura de Corea del Norte porque en realidad son débiles en comparación con EE.UU. y Corea del Sur y a lo que más temen es a un ataque militar real. Creo entonces que se desmoronarían muy rápidamente. La reacción de Trump después de que Kim amenazó a Guam les impactó y retrocedieron. Los norcoreanos sugirieron conversaciones. Este es un caso en el que la impredecibilidad de Trump funciona bien. Pienso que su estrategia es hacer que China haga algo sobre Corea del Norte y él es el primer Presidente estadounidense en tener éxito en hacer que China se ponga nerviosa.

¿Qué rol están jugando China y Rusia en la actual crisis norcoreana?

La estructura diplomática previa para tratar de persuadir a Corea del Norte de que abandone sus armas nucleares fue la llamada “Conversación a Seis Bandas”. Esta fue una iniciativa china, organizada por China, que involucró a Corea del Norte, Corea del Sur, China, Rusia, Estados Unidos y Japón. Estas conversaciones no iban a ninguna parte. Además de Corea del Norte, por supuesto, el actor principal es Estados Unidos, así es como Corea del Norte lo quiere. Pero Estados Unidos no actuará sin los surcoreanos. Debemos vigilar a China porque tiene la clave de las sanciones. También deberíamos observar a Japón, si alguien va a derribar un misil norcoreano, creo que serán los japoneses. Están tomando la amenaza mucho más en serio que los surcoreanos. Rusia en esta etapa es el jugador menos involucrado.

¿Hasta qué punto puede llegar el líder comunista norcoreano con su amenaza a Occidente? ¿Hay riesgo de conflicto nuclear?

Existe el riesgo de que alguien cometa un error de cálculo. Pero Kim no tiene intención de atacar Estados Unidos o Japón, porque eso sería el fin de su régimen. Él está tratando de asustar a los EE.UU. para que hablen con él. Sin embargo, si el segundo análisis es correcto, y si puede neutralizar el apoyo estadounidense a Corea del Sur -que creo es improbable-, entonces, sí, podría haber un ataque nuclear a Corea del Sur. Pero eso será dentro de unos años, creo.

Ken E. Gause
Analista estadounidense y autor de “North Korean House of Cards”:

“Él ve el programa nuclear de una manera muy diferente a Kim Jong Il”

Pese a las sanciones económicas contra Corea del Norte, Kim Jong Un parece elevar cada día más su desafío a Occidente. ¿Qué pasa por la cabeza del líder norcoreano? ¿Cuál es su objetivo? ¿El sabe lo que quiere o es un loco?

Kim está tratando de hacer dos cosas. Primero, está intentando asegurar un disuasivo nuclear viable para proteger a Corea del Norte del cambio de régimen. En segundo lugar, está tratando de involucrar a EE.UU.. Hasta ahora, Washington ha impuesto condiciones de compromiso (desnuclearización). Norcorea quiere comprometerlo desde una posición de fuerza (o al menos de potencia nuclear a potencia nuclear) y discutir las garantías de seguridad.

¿Kim busca tener un arsenal para defender a su régimen contra una agresión extranjera o para usarlo como factor disuasivo contra EE.UU.? ¿Por qué elige fechas conmemorativas para realizar sus ensayos de misiles y armas nucleares?

Kim ve el programa nuclear de una manera muy diferente a Kim Jong Il. Su padre usó el programa como una moneda de cambio para promover el compromiso diplomático a cambio de ayuda internacional. Kim Jong Un ha sacado el programa de la mesa de negociaciones y en un enfoque más orientado a objetivos se ha movido constantemente hacia el logro de una capacidad. Por esta razón, hemos visto un aumento significativo en el número de pruebas. Según dijo en el 7° Congreso del Partido Comunista, el programa nuclear de Pyongyang está diseñado para ser un elemento disuasorio. Sin embargo, bajo ciertas circunstancias, si el régimen se siente en peligro inminente o su soberanía ha sido violada por una potencia con armas nucleares, Corea del Norte podría atacar de manera preventiva al enemigo con un arma nuclear. La vinculación de pruebas y provocaciones a los aniversarios del régimen añade un sentido de legitimidad y gravedad a los acontecimientos.

¿Considera que la estrategia de Kim Jong Un se ha visto favorecida por la retórica de Trump?

Kim y Trump son muy parecidos. Ambos reaccionan emocionalmente a las declaraciones del otro. Si Trump hace amenazas, Kim responderá de la misma manera. Por lo tanto, las declaraciones públicas de Trump sobre Kim llevan mucho peso y dan forma a la respuesta del régimen.

¿Qué rol están jugando China y Rusia en la actual crisis?

Tanto China como Rusia están a favor del diálogo para resolver el reto que plantea Corea del Norte. Ambos buscan la estabilidad en la península. Aunque ninguno apoya las ambiciones nucleares de Corea del Norte, Beijing y Moscú no lo ven como una amenaza para su propia seguridad.

¿Hasta dónde puede llegar Kim con su amenaza? ¿Hay riesgo de conflicto nuclear?

No creo que estemos ante (el riesgo de) ninguna guerra nuclear. Kim no hará nada que viole sus dos objetivos principales: la supervivencia del régimen y la perpetuación del gobierno de la familia Kim. Por toda su dura retórica el gobierno de EE.UU. entiende que cualquier acción militar contra Corea del Norte significará un ataque sobre Seúl. Así que ambas partes están disuadidas.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital