*

Opinión ,
Abrir menú
Compartida
Actualizado el 30/05/2013
Estás leyendo:Falsos exonerados

Falsos exonerados


Señor director:

Es difícil pensar que el Partido Socialista no tenía los medios ni podía realizar la gestión necesaria para hacer bien el trabajo de seleccionar a los que hoy aparecen como exonerados falsos, y que representan nada menos que a un 30% del total. Cuando se anunció el beneficio, se debió suponer que la fila iba a ser interminable y, por el bien de todos, los filtros debieron ser los máximos.

Da la sensación de que estas irregularidades eran una apuesta a que esto nunca se iba a saber, pues nunca antes alguien lo investigó.

Asumir las culpas ahora no corresponde, lo que importa es hacer las cosas responsablemente. Además, nuevamente vemos la incoherencia en política: por mis errores ofrezco disculpas, pero por los errores del contrario pido las penas del infierno.

Las firmas de los que avalaron a los falsos exonerados siguen valiendo y están vigentes. Ojalá sea la ciudadanía la que castigue estas formas de actuar.

Jaime Dart Vallejos

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital