*

Política
Compartida
Actualizado el 16/01/2013
Estás leyendo:Frei tras cita con juez Garzón: “Lo único que pedimos es que se sepa la verdad” sobre la muerte del ex presidente Frei Montalva

Frei tras cita con juez Garzón: “Lo único que pedimos es que se sepa la verdad” sobre la muerte del ex presidente Frei Montalva

Autor: Rosario Alvarez

El senador y ex presidente DC, Eduardo Frei,se reunió con el magistrado español, en una cita donde abordaron la investigación por el deceso de su padre, y el rol del régimen militar.

Frei tras cita con juez Garzón: “Lo único que pedimos es que se sepa la verdad” sobre la muerte del ex presidente Frei Montalva

Durante esta jornada, el magistrado español Baltasar Garzón se reunió con el senador y ex presidente, Eduardo Frei, en el marco de su paso por Chile para participar en  foro “Congreso del futuro”, organizado por el Senado.

En la cita, ambos conversaron sobre las dudas existentes en torno a la muerte de Frei Montalva, sobre lo cual el senador DC dijo que “lo único que pedimos es que se sepa la verdad, que después de 31 años, se aclare de una vez por todas y se pueda saber en definitiva qué fue exactamente lo que sucedió. Ya no en la versión de terceros o de la familia, sino en la versión de la justicia chilena”. 

En tanto que el asesor del Tribunal Penal Internacional de La Haya, aseguró que la muerte del ex presidente Frei Montalva fue un asesinato, y que los jueces ahora deben profundizar en el caso para establecer los culpables.

Además, Garzón aseveró que “la responsabilidad penal de Augusto Pinochet en este caso ya no es viable porque no está vivo”.

“Son hechos que por su gravedad participan de lo que fue el plan criminal diseñado en este país en la dictadura, y por tanto no pueden prescribir”, agregó el español.

La vida Eduardo Frei y Baltasar Garzón ya se había cruzado, cuando el ex presidente demandó la devolución de Augusto Pinochet a Chile para ser juzgado en su país.

Frente a las discrepancias que surgieron entre ellos en ese momento, Frei señala que “mantengo todos mis dichos, no me arrepiento de las cosas que hice, y creo que correspondía a las decisiones que había que tomar en ese momento. Es muy fácil después de veinte años decir qué es lo que hay que hacer”.

En cuanto a los exámenes médicos que se le realizaron a Augusto Pinochet en Londres, los cuales lo inhabilitaban para enfrentar un proceso judicial y que facilitaron su regreso a Chile, Garzón argumentó que “el resultado de los informes que se hicieron en España no fue coincidente con el británico”, y enfatizó que, tras ello, “lo que sentí fue una inmensa pena por las víctimas”.

“Lo único que puedo decir es que Pinochet podía ser juzgado, debía ser juzgado, y en Chile se continuó el proceso. Si no llegó a término es porque falleció”, agregó.

 

Papel digital