*

Deportes
Compartida
Actualizado el 06/04/2017
Estás leyendo:El funeral de un barrabrava en el Monumental

El funeral de un barrabrava en el Monumental

Autor: Cristian Barrera y Sebastián Labrín

El martes 21 de marzo, Colo Colo abrió el sector Arica de su estadio para dejar que la Garra Blanca despidiera de cuerpo presente a Gustavo Wilson, conocido barrista y con amplio prontuario policial. El féretro se paseó por las instalaciones del Cacique horas antes del entierro.

La Garra Blanca va copando el sector Arica del estadio Monumental. El retumbar del bombo se empieza a escuchar cada vez más fuerte. Las banderas y los lienzos están por todas partes. Los tronadores y los fuegos artificiales le aportan espectacularidad a la escena que se vive en el recinto de Macul, la casa de Colo Colo.

La descripción, aunque lo parezca, no corresponde al recibimiento de los hinchas al primer equipo del Cacique cuando sale a la cancha en un determinado partido. Tampoco tiene que ver con el Arengazo, cuando los aficionados llenan las tribunas para motivar a sus jugadores, en la práctica previa a un clásico. Se trata de un funeral. El último adiós para un afamado barrista de la Garra Blanca. Un acto simbólico. Un homenaje póstumo. Con féretro incluido.

El hecho ocurrió hace muy poco tiempo, específicamente, el pasado martes 21 de marzo, mientras toda la atención estaba en Pinto Durán, con la selección chilena, que se preparaba para enfrentar ante Argentina, en Buenos Aires, y Venezuela, en Santiago, por las Eliminatorias rumbo al Mundial de Rusia 2018.

Aquel día, uno de los grupos controladores de la barra brava alba, autodenominado Los Suicidas (en los lienzos aparece como Los Sxicidas), oriundo de La Pintana, quiso entrar al Monumental para despedir a uno de sus miembros, fallecido el 18 de marzo a las 17 horas en la comuna de Independencia. Según el certificado de defunción, la causa de la muerte fue ahorcamiento.

Su nombre era Gustavo Wilson Vera. Tenía 32 años y en varias ocasiones fue uno de los responsables de tocar el bombo en el Monumental. Antes de enterrarlo en el cementerio Parque del Recuerdo, en Huechuraba, sus amigos quisieron despedirlo a lo grande, haciendo una parada en el recinto del club de sus amores. Para eso, se coordinaron a través de distintos medios, como, por ejemplo, un grupo de Whatsapp.

En el chat, al que tuvo acceso La Tercera, se lee la siguiente invitación: “(…) Comentanos además que el féretro de nuestro hermano saldrá mañana martes a las 12.30 hrs. con rumbo al Estadio Monumental, para todos aquellos que quieran acompañar al Gustavo en su última visita a nuestra casa. La entrada del sector Arica se encontrará abierta (…) Nuestro hermano se merece una despedida Monumental (…) ¡¡Gustavo por siempre!! Ya nos encontraremos en el cielo o en el infierno para festejar”.

¿Quién era el fallecido?
Según fuentes consultadas, Wilson Vera tenía antecedentes por lesiones leves, cultivo de marihuana y por violencia intrafamiliar. Esto último tras agredir a su conviviente, a su padrastro y a su hermanastra. “El imputado (Wilson) procedió a darle golpes de puño en el rostro, sacándole cuatro dientes, resultando la víctima con lesiones de puño en la boca, pérdida de cuatro dientes, erosiones en pierna derecha y codo izquierdo, mientras M. G. resultó con equimosis en brazo izquierdo”. Así se describe, por ejemplo, la golpiza que le dio el homenajeado barrabrava a su padrastro y a su hermanastra, el 29 de marzo de 2009, aproximadamente a las 19:20.

Por estas causas recibió tres sentencias el seis de julio de 2009: 41 días de presidio en su grado máximo; 541 días de presidio menor en su grado medio y multa de cinco UTM; y 300 días de presidio en su grado mínimo y 41 días de prisión en su grado máximo.

Sin embargo, al reunir los requisitos exigidos en el artículo 4° de la ley N°18.216, se le concedió el beneficio de la remisión condicional de las penas, por el lapso de tres años, quedando a disposición del Centro de Reinserción Social de Gendamería de Chile.

Además de estas causas, Wilson registró detenciones por Carabineros por diversos hechos como, por ejemplo, hurto en supermercado o centros comerciales en Viña de Mar; robo con violencia y desórdenes, también en la Ciudad Jardín; lesiones leves, en la comuna de Ñuñoa; y posesión de marihuana.

La versión de Colo Colo
Al ser consultados sobre la autorización de este funeral, en Blanco y Negro declinaron responder de forma oficial. Eso sí, una fuente manifestó que este tipo de “actividades” son recurrentes y que se piden las autorizaciones respectivas, tanto a la Intendencia de Santiago como a Estadio Seguro, y que este caso en especial no fue la excepción.

No obstante, desde el Gobierno Regional niegan que se les haya pedido autorización o, al menos, avisado de buena fe la realización de este acto. “A la Intendencia Metropolitana no se le informó nada oficialmente”, aseguraron en el organismo.

Por su parte, desde Estadio Seguro, aseguraron que Blanco y Negro informó lo que ocurriría. “Colo Colo nos copió en un correo en que avisaba que los hinchas querían ingresar a hacer un funeral, pero es un tema para el cual no tenemos ninguna competencia. El evento es privado, y si pasa a mayores, es tema de orden público. No respondimos, porque no es nuestra competencia. Escapa a partido de fútbol”, indicaron desde el plan gubernamental.

Otra fuente asegura que los albos solicitaron la ayuda de Carabineros, quienes al ver que una cantidad numerosa de barristas, con féretro incluido, quería ingresar al Monumental, optaron por autorizar el evento, pese a la negativa inicial del club.

 

garra

Papel digital