*

Deportes
Compartida
Actualizado el 21/04/2014
Estás leyendo:Fútbol en 33 revoluciones: Históricos jugadores y sus versiones en vinilo

Fútbol en 33 revoluciones: Históricos jugadores y sus versiones en vinilo

Autor: Nicolás Hermosilla A.

Conoce el trabajo de James Campbell Taylor, que imaginó a las estrellas del deporte como exponentes musicales.

Fútbol en 33 revoluciones: Históricos jugadores y sus versiones en vinilo

James Campbell Taylor es británico, reside en New York, y ejerce como diseñador gráfico y fotógrafo. Pero la definición de sí mismo es más amplia que esa, como explica en sus propias palabras:  “Me paso mucho tiempo pensando en el fútbol y en la música”, confiesa. Y agrega: “Aunque las dos cosas me apasionan, me enamoré antes de la música. En el fútbol me fijé más tarde, en 1990, con el Mundial. A partir de ahí, se ha convertido en una pasión”.

La mezcla de pasiones y conocimientos de Campbell dieron lugar a un trabajo que responde a preguntas sencillas, quizás presentes en algunas cabezas asiduas a divagar: ¿Qué habría pasado con Pelé si de niño hubiese preferido el piano a un balón de fútbol? ¿Pudo alcanzar la fama Carlos Valderrama si se hubiera dedicado a la guitarra? O mejor aún: ¿Y si las grandes estrellas del fútbol se hubieran dedicado a la música? 

Una serie de ilustraciones conforman el proyecto “LPFC“, siglas de “Long Player Football Club. En él, grandes jugadores de todas las épocas tienen su propio vinilo, con portadas que reflejan sus particularidades como jugador, y más allá, como íconos de la cultura popular. 

Además de jugar con ciertos detalles característicos, el propósito de la iniciativa es evidenciar el peso específico de cada personaje, aún alejado de las ideas preconcebidas que se tienen sobre ellos. Así lo explica el autor: “La música ya no tiene el mismo impacto. El fútbol, y no la música, es la mayor cultura popular. Con este proyecto quería sugerir que no hay iconos de la música o el fútbol, más bien algo se convierte en un icono cuando trasciende su campo de actuación”.

En la colección destacan la carátula del disco de Pelé, tocando piano sobre un fondo amarillo como la “Canarinha”, el de Carlos Valderrama, un primer plano con el logo del sello Columbia, y el de Diego Maradona, que firma su “larga duración” bajo el título de “El Pibe de Oro”.

“Los diseños de cada LP sugieren un estilo musical concreto. Quería que cada portada reflejara la personalidad del jugador”, explica Taylor”. También da ejemplos: “El diseño de Beckham tenía que ser comercial, para todos los públicos. Más allá del Manchester y del Real Madrid, su matrimonio con Victoria Adams lo convirtió en una estrella de la publicidad”. Otro más: “Creo que Zidane era un jugador frío, era una de sus cualidades, y creo que el disco lo refleja”.

Sus elecciones, según las declaraciones recogidas en Daily Mail, se basaron en casos de futbolistas que resultaran creíbles actuando como músicos o cantantes. Estaba interesado en inventar un universo alternativo. ¿Si estos jugadores habrían alcanzado el mismo estatus icónico si hubiesen optado por una carrera musical? Me gustaría pensar que sí“, finaliza. 

 

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital