*

Mundo
Compartida
Actualizado el 15/12/2017
Estás leyendo:El futuro de Kuczynski queda en manos del Congreso

El futuro de Kuczynski queda en manos del Congreso

Autor: Cristina Cifuentes

Parlamentarios de distintos partidos opositores presentaron ayer una moción de vacancia presidencial contra PPK.

El futuro de Kuczynski queda en manos del Congreso
El Presidente Kuczynski en un discurso el jueves, junto a su gabinete.

Tras la negativa a renunciar del Presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski (PPK), los legisladores de Fuerza Popular, Frente Amplio y el APRA presentaron ayer una moción de vacancia en su contra. En medio de un ambiente de tensión, incertidumbre y creciente polarización, los parlamentarios solicitaron que se declare “la permanente incapacidad moral” de PPK, por consiguiente pidieron también que se declare su vacancia “debiendo aplicarse las normas de sucesión establecidas por el artículo 115° de la Constitución Política del Perú”.

Esto, luego que la empresa brasileña Odebrecht, acusada de pagar sobornos en varios países de América Latina, informó esta semana al Congreso peruano que pagó US$ 4,8 millones a dos consultoras vinculadas a Kuczynski, una de ellas cuando era funcionario del gobierno del entonces Presidente Alejandro Toledo entre 2001 y 2006. “No voy a abdicar, ni a mi honor, ni a mis valores, ni responsabilidades como presidente de todos los peruanos, invito a todos los actores políticos a hacer lo mismo, nos costó mucho recuperar esta democracia, no la volvamos a perder”, dijo la noche del jueves el mandatario, acompañado de su gabinete.

El pedido de “vacancia” fue suscrito por legisladores de varios partidos políticos, que no quedaron convencidos cuando Kuczynski rechazó haber recibido pagos indebidos de la constructora. Para los congresistas las declaraciones del mandatario fueron desvirtuadas por la información remitida por el representante de Odebrecht, Mauricio Cruz, a la comisión Lava Jato. Sostienen que hubo “falta de verdad en las declaraciones” de PPK, lo que constituye “una incapacidad moral”.

“Lo que queda claro es que Perú no puede seguir estando dirigido por un Presidente que le miente constantemente a su pueblo”, dijo Daniel Salaverry, uno de los portavoces del partido opositor Fuerza Popular (fujimorismo), que controla el Congreso.

Así, en Perú ya se instaló la idea de que PPK tiene los días contados. En una conferencia de prensa, el titular del Congreso, Luis Galarreta, dijo que el proceso para remover al mandatario podría llevarse a cabo la próxima semana.

El balance de fuerzas en el Legislativo no ayuda a Kuczynski, que desde que asumió en julio de 2016 ha mantenido una relación hostil con el Congreso.

El partido de izquierda Frente Amplio, que apoyó a Kuczynski en los comicios, el socialdemócrata APRA del ex Presidente Alan García y el derechista Alianza por el Progreso han dicho que apoyarán una vacancia si Kuczynski no renuncia por su propia voluntad. Fuerza Popular, liderado por la ex candidata presidencial Keiko Fujimori, tiene 71 asientos, Frente Amplio 10, Alianza por el Progreso 9 y el APRA cinco. Si el Congreso vota a favor de esta moción, el vicepresidente Martín Vizcarra debe quedar a cargo del gobierno.

Los duros choques entre el gobierno y el Congreso opositor han generado la salida de varios ministros. En la última pugna, Kuczynski se vio forzado a renovar su gabinete en septiembre tras la renuncia de su primer ministro. Con todo esto, el mandatario ha ido perdiendo respaldo popular. Si en junio de 2016 fue elegido con 50,12% de los votos, este año lo cerró con 27% de aprobación, según Datum.

Proceso de vacancia

El pedido de vacancia debe llevar la firma de al menos 26 congresistas para ser presentada. Ayer tuvo 27. Su admisión requiere 52 votos a favor, mientras su eventual aprobación final necesitaría 87 votos favorables luego de un debate que se debe llevar a cabo después de tres días de admitir dicha moción. Galarreta sostuvo que una vez que la propuesta sea admitida el Presidente sería convocado para defenderse el próximo jueves.

Ese mismo día, según explica la agencia Reuters, el pleno podría debatir y votar para aprobar o rechazar la vacancia. La oposición tiene las 87 bancas necesarias para dar luz verde a la remoción del mandatario.

Kuczynski había ofrecido reunirse el 22 de diciembre con la comisión legislativa que investiga los casos de corrupción de Odebrecht para brindar detalles de su relación con las consultoras que recibieron dinero de la firma brasileña.

Sin embargo, el diario El Comercio, explicó que si 104 congresistas lo consideran necesario, se puede agilizar el debate y llevar a cabo a la brevedad la votación de una vacancia presidencial en menos de tres días. En manos del pleno está el establecer la fecha y hora para esta sesión.

En caso de que Vizcarra dé un paso al costado, asumirá la segunda Vicepresidenta, Mercedes Aráoz, que además es la jefa del Consejo de Ministros. Y si ella renuncia, será el titular del Congreso quien asuma, pero éste debe convocar a elecciones presidenciales en un plazo de un año.

El columnista del diario El Comercio, Marcos Sifuentes, sostiene que de asumir Vizcarra su período sería corto, ya que “carece de la legitimidad y el capital político necesarios”. “Tampoco los tiene Mercedes Aráoz, en su calidad de ex ministra de uno de los gobiernos salpicados por la corrupción de Odebrecht”, añadió. “Kuczynski, por cierto, parece empeñado en prolongar su agonía y vivir en el delirio de que es posible patear la pelota hasta la visita del Papa. Triste final. Se le dijo, se le advirtió. Pero prefirió su burbuja endogámica a la realidad. Esta es una situación que no tendría que haber desembocado en lo que estamos viviendo de haber actuado desde el inicio con decisión y transparencia”, agregó Sifuentes.

“Yo creo que Odebrecht está tratando de hacer alianzas políticas. Lo creo a partir de la incongruencia de estar entregando documentos de sus archivos sin pasar por el sistema judicial” señaló a La Tercera el columnista, Mirko Lauer.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital