*

Cultura
Compartida
Actualizado el 25/01/2016
Estás leyendo:Galerismo nacional: qué ver este año

Galerismo nacional: qué ver este año

Autor: Soledad García-Huidobro

Talentos de las artes. Consagrados y emergentes. La agenda que trae el galerismo nacional este año viene abultada, entretenida y variada. Aquí destacamos aquellas que no se pueden perder.

Galerismo nacional: qué ver este año

Mujeres, de Gracia Barrios

La mujer y su lucha en el siglo XX, que después de toda una historia de subyugación consigue la libertad, es una temática constante de la Premio Nacional de Arte, Gracia Barrios. En Mujeres, hasta el 30 de marzo en Galería Vala, la artista explora la condición de la mujer donde la maternidad es planteada como una vocación interior de cada una que busca proteger y salvaguardar el futuro de sus hijos. También encontramos la mujer exiliada, la violación en dictadura, y cómo esos rostros están marcados por el dolor, la ausencia y sus memorias quebradas.

Colección Natural, de Gonzalo Pedraza

Una investigación en torno a la naturaleza y el arte en Chile en el siglo XIX es lo realizado por Pedraza para concluir que todos llevamos un coleccionista dentro. Para esta muestra recorrió ferias libres, Franklin y distintas zonas del país, recolectando especies naturales, artísticas, fanales, terrarios, insectarios, óleos, pinturas de escenografías, piezas de yeso, tierra y arena. Hasta el 31 de enero en el Centro de las Artes 660. Febrero Cerrado. Reapertura el 1 al 31 de marzo. 

Carnaza de la poesía, de Fernando Prats

Prats, el artista expedicionario que expuso su obra lumínica en el Pabellón de Chile en la Bienal de Venecia en 2010, sale una vez más a retratar el territorio. Esta vez, del 9 marzo al 22 abril, en Galería Patricia Ready, lo hace con la Cordillera de los Andes, que es representada en un mapa conformado por varios elementos como el cóndor, las constelaciones situadas sobre el cordón montañoso, así como una serie de videos y fotografías de registro de viajes realizados en los últimos diez años.

No hay forma de perder el tiempo, de Benjamín Ossa

El trabajo de este joven artista es meticuloso y pese a su corta edad ya cuenta con una vasta trayectoria que habla sobre más de 25 exposiciones y una buena suma de premios y becas. Esta exposición, la segunda individual de Ossa en la galería -del 10 de marzo hasta el 9 de abril, en Galería Artespacio- contempla más de cuarenta obras, fotografías impresas en algodón y aluminio, escultura en poliestireno y acero inoxidable, fuentes lumínicas de alta intensidad, entre otras. Estará expuesto el registro fotográfico del cielo del desierto de Atacama cada una hora con sus transformaciones y variaciones lumínicas, que apelan al acto de la contemplación, al estar dispuesto para observar lo imperceptible.

Contructal, de Juana Gómez

Del 6 de abril al 4 de mayo, en Isabel Croxatto Galería, estará esta investigación basada sobre un patrón fundamental, el que adopta típicamente la forma de las ramas o raíces de un árbol, y que se puede observar en diversos niveles del mundo orgánico e inorgánico, y en cualquier sistema que requiere del flujo para mantenerse. “Este patrón se repite en nuestros órganos, en el tránsito, en los impulsos eléctricos de nuestro cerebro, la propagación de bits de Internet y el curso de los ríos, entre otros tantos ejemplos”, cuenta la artista. La serie ilustra este patrón en los diversos sistemas de nuestro cuerpo, mediante bordados sobre telas impresas con fotos, generando una analogía con respecto a la construcción de las diversas tramas que sostienen la vida.

Mitomanía, Discursos de la Imaginación, de Bernardo Oyarzún

Entre el 31 de agosto y el 7 de octubre, en Galería Patricia Ready, se exhibirá una reproducción fragmentada de la estatua de Pedro de Valdivia de la Plaza de Armas de Santiago, hecha en fibra de vidrio y resina de poliéster. La idea es hacer la reproducción escultórica a partir de fotografías y maquetas a escala real, para luego replicar un fragmento estatuario similar que dé cuenta de su referencia y su reposición en este espacio. La pieza terminada va instalada en forma abatida con la figura fraccionada en partes. De esta forma, sufre la desacralización en su posición invertida, además se observan palomas de cemento como símbolo urbano y referente de la Plaza de Armas de Santiago, que introduce al colonizador, en un principio como ave doméstica, ahora dominadora de los espacios urbanos.

Los nombres secretos, de Paula de Solminihac

Tras haber expuesto en París y Holanda, llega a Chile durante todo octubre, a la Galería Isabel Aninat, el reciente proyecto de Solminihac, donde la artista recupera residuos de materiales del trabajo de taller y recortes de sus cuadernos de trabajo, para producir obras que evocan vestigios arqueológicos y transforman los desechos de la experiencia artística en obras sometidas a la lógica de las operaciones alquímicas.

Poemas Concretos, de Francisca Benítez

En esta exposición, del 4 de noviembre al 10 de diciembre en Galería Die Ecke Arte Contemporáneo, la artista presentará una serie de trabajos en video y dibujo que abordan la poesía en lenguas de señas, y que son el fruto de colaboraciones entre la artista y comunidades sordas en Cuba, Estados Unidos y Ecuador.

Leaks, de Michelle Marie Letelier

Será una selección de obras  realizadas por la artista nacional, radicada en Berlín. En diciembre, en Galería Nac, mostrará el trabajo de sus últimos seis años en Alemania, más una serie de dibujos nuevos sobre paisajes mineros y marcianos, mezclados entre sí, que provocan un híbrido de paisajes que pueden pertenecer tanto a otro planeta como a una zona donde sus recursos están siendo explotados. 

Memoria-Olvido, de Francis Naranjo

Este año, del 15 de diciembre al 13 de enero de 2017, llega a Co Galería la muestra del artista canario que estuvo el pasado noviembre en la Sala X de la Facultad de Bellas Artes de Pontevedra. Desde hace varios años, Naranjo ha mantenido una relación profesional con el ámbito del arte contemporáneo chileno. Su más reciente trabajo en Chile fue en julio pasado, donde expuso en el Museo Nacional de Bellas Artes como parte de la muestra colectiva Cruces Líquidos, bajo la curaduría de Inés Ortega-Márquez.

 

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital