*

Nacional
Compartida
Actualizado el 12/09/2017
Estás leyendo:Gasto en licencia por enfermedad de hijo menor se duplica en tres años

Gasto en licencia por enfermedad de hijo menor se duplica en tres años

Autor: Lorena Leiva

Los $ 15 mil millones pagados en 2013 aumentaron a $ 31 mil millones en 2016, según Superintendencia de Seguridad Social. Entre 2015 y 2016 hubo una leve baja en los subsidios, pero no incidió en una menor entrega de fondos.

Gasto en licencia por enfermedad de hijo menor se duplica en tres años

Un 99% subió el gasto en licencias médicas maternales por enfermedad grave de niño menor de un año (EGNM) en los últimos tres años, según las estadísticas de la Superintendencia de Seguridad Social (Suseso). Se trata del incremento de los montos líquidos pagados a las madres o padres que requirieron del permiso entre 2013 y 2016. Estos pasaron de $ 15.681.628 millones para 104.611 subsidios iniciados en 2013 a $ 31.296.713 millones, para 132.681 subsidios en 2016.

Si bien el alza en licencias médicas tramitadas y subsidiadas fue de un 26% en el mismo periodo, las estadísticas muestran un incremento del 54% en el número de días pagados, que pasaron de 1.105.575 en 2013 a 1.707.059 en 2016, lo que incide en el nivel de gasto registrado.

El permiso y subsidio para cuidado en el hogar de un niño menor de un año que sufre una enfermedad grave es un derecho que tienen las madres trabajadoras cotizantes, o los padres en caso que ella lo ceda, posterior al posnatal, que actualmente tiene una duración de seis meses desde su prolongación en 2011.

Ese pago es equivalente al promedio de la remuneración que se haya recibido en los tres meses previos al inicio del permiso solicitado, y cuyo costo asume íntegramente el Estado.
Luego de que en 2011 se decidiera extender, las licencias médicas por EGNM y el gasto disminuyeron notablemente. Sin embargo, en el último tiempo de ausencia laboral por este motivo y los días en que se extienden las licencias han ido aumentando marcando una tendencia, lo que se puede explicar por causas epidemiológicas, como también por un posible mal uso de estos elementos, como indicaron algunos expertos.

Análisis

El jefe del Departamento de Pediatría y Cirugía Infantil de la Clínica Dávila, Sergio Salas, explicó que “en el último tiempo ha habido en periodos invernales un aumento objetivado de enfermedades respiratorias severas, lo que hasta cierto punto puede explicar un porcentaje de ese aumento”.

El especialista además manifestó que esto se evidencia en que “cada año que pasa tenemos más dificultades para encontrar cupos en las Unidades de Pacientes Críticos (UCI), es decir, efectivamente existe un aumento de pacientes graves”.

Asimismo, añadió, que existen otros cuadros severos que pueden estar incidiendo. “Son los recién nacidos que han sido pequeños para la edad gestacional, que también tienen derecho a licencias prolongadas y que ahora, por los adelantos tecnológicos, son detectados con mayor frecuencia”.

Sin embargo, no descarta que pudiese existir mal uso. “Estamos llenos de médicos que dan licencias que no corresponden y eso es una realidad”, dijo el experto de la Clínica Dávila.
Mientras que para el pediatra y ex presidente del Colegio Médico, Enrique Paris, el incremento de licencias y días de permiso maternal estaría dado, principalmente, porque “las madres quieren quedarse más tiempo con los niños en la casa”.

Esto se explica, a su juicio, por un lado con el aumento en la lactancia materna, y por otro, porque los niños comienzan a recibir alimentos sólidos luego de los seis meses de vida, lo que lleva asociado un periodo de adaptación, lo que, según Paris, incidiría en quieran estar junto a “los niños posterior al posnatal”.

La situación planteada por los expertos deja abierta la puerta a evaluar eventuales ampliaciones del posnatal a un año, y en esa línea el presidente de la Sociedad Chilena de Pediatría, Humberto Soriano, manifestó que “hacerlo, como sucede en países desarrollados, es una decisión país difícil”.

Sin embargo, el experto añadió que “la fecha del posnatal actual tiene que seguir conversándose de manera que se adapte a la realidad chilena y que favorezca el fortalecimiento de la vida madre e hijo”.

Leve disminución

Si bien las licencias por EGNM han aumentado en el último tiempo en un 26%, las estadísticas de la Suseso muestran una leve disminución entre 2015 y 2016 de un -2,1%.
Esto coincide con la publicación de una circular a inicios de 2016 desde la Superintendencia de Seguridad Social, que elevó requisitos para documentar las licencias en casos de síndrome bronquial obstructivo y alergia a la proteína de la leche de vaca.

La ex superintendenta de Seguridad Social, María José Zaldívar, explicó que una situación similar de disminución leve de esos permisos tras una instrucción se dio en 2011, para verificar diagnósticos de reflujo. “Este sencillo antecedente sirvió para discriminar los casos que se encontraban médicamente justificados”, indicó. Añadió que el aumento del gasto por licencias médicas “asociado a un mayor uso por factores epidemiológicos que lo justifiquen, está en la línea correcta”.

Sin embargo, enfatizó en que si “este aumento no tiene un correlato médico hay que preocuparse y fiscalizar, independientemente de quién sea el pagador del subsidio, pues lo que se está poniendo en riesgo es la totalidad del sistema y el derecho mismo del trabajador”.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital