*

Reportajes
Compartida
Actualizado el 18/06/2017
Estás leyendo:Gastos Reservados en Carabineros: El cerco de la Fiscalía a Javiera Blanco

Gastos Reservados en Carabineros: El cerco de la Fiscalía a Javiera Blanco

Autor: Leslie Ayala y Gloria Fúndez

Siete altos oficiales de Carabineros han reconocido ante la fiscal Macarena Cañas el uso irregular de gastos reservados, validado listas de supuestos beneficiarios y, además, hay un testimonio sobre la entrega de sobres con dinero en efectivo a la Subsecretaría que lideró la consejera del CDE. Reportajes tuvo acceso a un documento oficial en que se detalla que entre 2006 y 2007 su repartición recibió más de $ 25 millones.

Gastos Reservados en Carabineros: El cerco de la Fiscalía a Javiera Blanco

Todos los meses, el suboficial mayor de Carabineros Luis Tamayo Vergara emprendía un recorrido desde el Edificio General Norambuena, ubicado en Amunátegui 519 -donde estaba el Departamento IV de Contabilidad y Finanzas- hasta Villavicencio 364, detrás del GAM, el ex edificio Diego Portales, en las dependencias de la Subsecretaría de Carabineros.

Tamayo Vergara era el encargado de trasladar sobres con dinero en efectivo de gastos reservados a petición del enlace de ambas entidades, el entonces capitán (I) Hans Picón Pfeng.

El viaje del suboficial se habría reiterado de forma mensual entre los años 2007 y 2009, según quedó consignado en su testimonio a la fiscal de Alta Complejidad Macarena Cañas, ante quien declaró hace algunos días.

El relato de Tamayo Vergara -según fuentes que conocen el caso- se ha vuelto una pieza clave para los investigadores y la PDI y se suma al de una decena de ex altos oficiales de la institución que han desfilado por las oficinas de la Fiscalía Centro Norte.

De acuerdo a las mismas fuentes, al menos siete de esos oficiales han coincidido en sus declaraciones judiciales en que al interior de Carabineros había uso irregular de gastos reservados por parte del Alto Mando de la institución, situación que involucraría también a la ex subsecretaria de Carabineros de la época y actual consejera del CDE, la ex ministra de Justicia Javiera Blanco.

Esta arista surgió en la investigación que sustenta el fiscal regional de Magallanes, Eugenio Campos, por la millonaria malversación al interior de la policía uniformada, cuyo monto esta semana subió hasta los $22.500 millones.

Fueron los líderes de la denominada “mafia de la Intendencia” quienes -para acogerse a la figura de colaboración eficaz, que les permitiría bajar sus penas- dieron a conocer al Ministerio Público el supuesto mal uso de “gastos reservados”: entregaron listados en formato Excel en los que se detallaban montos y presuntos beneficiarios.

La veracidad de los documentos está siendo periciada por la fiscalía. Sin embargo, la investigación de Cañas en las últimas semanas ha sumado testigos que han validado el mal uso de esos recursos, las listas y la entregas de dinero en efectivo en sobres sellados.

Javiera Blanco declaró el 10 de mayo como testigo en la causa por la millonaria malversación de caudales públicos. La ex subsecretaria lo hizo en el edificio institucional del Consejo de Defensa del Estado, hasta donde se trasladaron el fiscal Campos y su equipo policial. La diligencia en ese lugar causó incomodidad en abogados del organismo -principalmente-, debido a que el CDE es parte de la investigación en el histórico desfalco en Carabineros.

Los vínculos entre la ex subsecretaria y las máximas autoridades de Carabineros son parte de la investigación que dirige Cañas.

Respecto del actual general director de Carabineros, Bruno Villalobos, Blanco ha señalado a sus cercanos que no tienen amistad personal. A pesar de ello, en Carabineros aseguran que ambos estrecharon su relación cuando la abogada ejerció como directora ejecutiva de Paz Ciudadana.

Tanto Blanco -quien se desempeñó entre el 1 de septiembre de 2006 y el 11 de marzo de 2010 como subsecretaria de Carabineros- como Villalobos aparecen en los listados de asignación de gastos reservados entregados por miembros de la “mafia de la Intendencia”. Ambos han negado que esa información sea verídica.

El 30 de mayo, tras visitar el Congreso, donde participó en la comisión investigadora OAS que indaga eventuales responsabilidades en financiamiento extranjero de las campañas presidenciales, la también ex ministra negó el pago de un sobresueldo.

“Como subsecretaria, ni en ningún otro cargo de función pública, me ha tocado recibir ningún tipo de sobresueldo. En ese cargo, cuando estaba de subsecretaria, tampoco me tocó recibir gastos reservados, y la subsecretaría, además, no tenía asignados gastos reservados”, aseguró. Agregó que “de listas nunca he tenido conocimiento, salvo cuando aparecieron en la prensa, y nunca supe de listas. Entiendo que la institución tampoco la ha declarado como oficial”.

Documento reservado

Esta semana Reportajes accedió a una minuta de carácter reservado, un documento oficial de Carabineros, fechado el 20 de diciembre de 2006, en que el entonces director de Finanzas de la institución, general (I) Iván Whipple, le propone al entonces general director, Alejandro Bernales Ramírez, la “asignación de gastos reservados año 2007”.

Reportajes accedió a esta minuta en que se proponen gastos reservados a la Subsecretaría de Carabineros.

Reportajes accedió a esta minuta en que se proponen gastos reservados a la Subsecretaría de Carabineros.

Adjunto al documento de tres páginas, que cuenta con timbres y firmas institucionales, validadas por conocedores de la investigación, hay dos planillas en que se asignan montos a “autoridades institucionales, altas reparticiones y reparticiones”.

La primera jefatura que aparece es “Subsecar”, que corresponde a la abreviación de Subsecretaría de Carabineros, y se detalla que en año 2006 se entregó mensualmente $ 1.050.000 a esa repartición, totalizando $ 12.600.000 ese año. Mientras que la propuesta del 2007 contempla un pequeño incremento, $ 1.090.000, proyectando una entrega anual a esa jefatura de $ 13.080.000.

La cifra que aparece en este documento coincide con lo declarado por uno de los ex altos oficiales investigados en el caso de gastos reservados, a cuyo testimonio tuvo acceso Reportajes.

El mencionado ex oficial entregó planillas Excel a la fiscal Cañas y testifica que en los listados con los supuestos beneficiarios de gastos reservados está Blanco, quien en el mes de enero y febrero de 2007 recibió cada vez $ 1.090.000 y que para diciembre de 2009 esa cifra se acrecentó a $ 1.117.000.

Los datos -según conocedores de la investigación- están ratificados en correos institucionales donde se dejó registros y que están en poder de la fiscalía.

En el mismo testimonio, además, se señala que quien coordinaba la entrega de los recursos a la subsecretaría, tal como declaró el suboficial mayor Tamayo, era el oficial de enlace y jefe del Departamento de Contabilidad y Finanzas de la Subsecretaría, Hans Picón.

Picón permanece en servicio activo, y según la red social LinkedIn se desempeña como contador jefe de la Prefectura de Aysén. A diferencia de Tamayo, quien fue solo a declarar, Picón llegó acompañado por un abogado de Carabineros y -al ser interrogado- dijo no recordar muchos antecedentes del caso.

En la investigación de la arista gastos reservados, la fiscal Cañas ha comenzado a esclarecer el modus operandi que se daba en Carabineros a estos recursos fiscales. Un inculpado -por ejemplo- le señaló a Cañas que los gastos reservados rendidos ante Contraloría eran ocupados en su 100%, pues siempre la orden era cuadrarlos. Así, tras repartirlos entre generales y -según se ha investigado, algunos civiles-, y darles uso legal en la Dirección de Inteligencia y en la Dirección de Drogas, lo que sobraba quedaba en un ítem de “imprevistos”, a disposición del general director de Carabineros en ejercicio.

En los interrogatorios que ha cursado Cañas, algunos de los imputados hablan de “la minuta”, a la que Reportajes tuvo acceso. Según quienes conocen el caso, en sus testimonios se señala que por protocolo esa minuta era firmada por el director de Finanzas, puesta en conocimiento del general director y luego entregada al jefe del Departamento de Contabilidad (IV). Esta repartición era la encargada de hacer los pagos, tal como habría sostenido el suboficial Tamayo respecto de que los sobres los trasladaba desde ese lugar a la subsecretaría dirigida en ese entonces por Blanco.

La investigación sigue con carácter de reservado, pero estos antecedentes apuntan a que en los próximos días la fiscal Cañas curse citaciones a los generales mencionados en los documentos -incluyendo a ex directores de Carabineros-, además de una citación -esta vez en calidad de imputada- a Blanco.

Reportajes intentó de manera infructuosa conocer la versión de la ex subsecretaria.

Papel digital