*

Mundo
Compartida
Actualizado el 26/09/2014
Estás leyendo:Gobierno argentino defiende centralización datos de pasajeros por seguridad

Gobierno argentino defiende centralización datos de pasajeros por seguridad

El ministro de Turismo argentino explicó que la medida pretende unificar los mismos datos que actualmente se piden, para el mejoramiento en la seguridad en un contexto de "guerra en el mundo".

Gobierno argentino defiende centralización datos de pasajeros por seguridad

El Gobierno argentino defendió hoy la “centralización” de datos de los pasajeros que se anunció el jueves por motivos de seguridad y descartó un aumento de los controles para los viajes al exterior. 

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el ministro de Turismo, Enrique Meyer, rechazaron hoy las críticas que provocó una resolución que obliga a los operadores aéreos a responder un cuestionario de 32 preguntas sobre los pasajeros de vuelos internacionales y que abarcan desde su identidad, hasta las preferencias de asiento o el número de valijas que transporta. 

Capitanich negó nuevas restricciones para el dólar y aumentos en los recargos para compras con tarjeta en el exterior y afirmó que el cuestionario no constituye un control adicional para los pasajeros. 

“Los requisitos exigibles para viajes al exterior no son otros de los que estaban, simplemente se unificaron la base de datos cumpliendo con normas internacionales”, dijo en su rueda de prensa diaria. 

El ministro de Turismo insistió hoy también en que se trata de una medida de “centralización de los datos por parte de los organismos pertinentes” y argumentó que se trata de mejorar las medidas de seguridad en un contexto de “guerra en el mundo”.

“En realidad, el pasajero en este tema no tiene nada que ver, son medidas que la Organización Mundial de Aviación Comercial está requiriendo a todos los países”, sostuvo en declaraciones a una emisora local. 

La oposición calificó la normativa como un nuevo “cepo al turismo” tras las medidas del Gobierno para controlar la venta de divisas destinadas a viajes al exterior y en un momento en el que dólar en el mercado negro ha batido un récord en relación a la cotización oficial. 

A mediados de 2102, el Gobierno restringió la venta de divisas para el turismo y desde el año pasado los billetes aéreos y las compras con tarjetas de crédito en el exterior sufren un recargo del 35 por ciento.

Papel digital