*

Negocios
Abrir menú
Compartida
Actualizado el 27/09/2017
Estás leyendo:Gobierno brasileño recaudó US$3.800 millones en subasta de hidroeléctricas

Gobierno brasileño recaudó US$3.800 millones en subasta de hidroeléctricas

El resultado eleva las posibilidades de que la administración de Michel Temer cumpla con su objetivo fiscal de 2017 de un déficit de 159.000 millones de reales.

Gobierno brasileño recaudó US$3.800 millones en subasta de hidroeléctricas

El gobierno brasileño recaudó 12.100 millones de reales (US$3.800 millones) con una subasta de centrales eléctricas que es clave para los esfuerzos por alcanzar un objetivo de presupuesto estrechamente observado.

El gobierno vendió este miércoles concesiones para operar cuatro plantas hidroeléctricas previamente manejadas por la empresa estatal de servicios públicos, Cemig. La subasta duró menos de una hora y superó las expectativas de los estrategas de política de 11.000 millones de reales en ingresos. También se está llevando a cabo una subasta separada para 287 bloques de exploración petrolera, con una proyección de ingresos de 500 millones de reales.

Los resultados de la subasta de energía aumentan las posibilidades de que el gobierno del presidente Michel Temer cumpla con su objetivo fiscal de 2017 de un déficit de 159.000 millones de reales. Incluso después de anunciar una reducción de las expectativas sobre la brecha presupuestaria, los funcionarios se enfrentan a una batalla ascendente a medida que la mayor economía de América Latina se recupera lentamente de la recesión.

Desde que asumió la presidencia el año pasado, Temer ha colocado la responsabilidad fiscal en el centro de su estrategia para atraer a los inversionistas y estimular el crecimiento. Su gobierno ha recortado el gasto, ha anunciado planes para posponer los aumentos salariales de funcionarios y dijo que venderá otros activos, incluyendo un servicio de lotería gestionado por el banco estatal Caixa Economica.

Sin embargo, una serie de acusaciones de corrupción contra el presidente han obstaculizado la agenda. Los legisladores ahora están enfocados en votar sobre una segunda ronda de cargos contra el mandatario, lo que probablemente retrasará más las deliberaciones sobre la reforma pensional, una promesa insignia de Temer.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital