*

Nacional
Compartida
Actualizado el 14/05/2015
Estás leyendo:Gobierno busca reducir velocidad máxima a 50 km/h en zonas urbanas

Gobierno busca reducir velocidad máxima a 50 km/h en zonas urbanas

Ministerio alista modificación a Ley de Tránsito que pretende aumentar seguridad de ciclistas en las calles. Iniciativa reestablecería el límite que regía hasta 2002, cuando se elevó a 60 kilómetros por hora.

Gobierno busca reducir velocidad máxima a 50 km/h en zonas urbanas

A un año de que la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, anunciara en su discurso del 21 de mayo la construcción de 190 kilómetros de ciclovías de alto estándar en todo el país, el subsecretario de Transportes, Cristián Bowen, aseguró que prontamente se ingresará un proyecto de ley para disminuir la velocidad máxima urbana de 60 a 50 km/h y así proteger la integridad de los ciclistas.

“No vamos a poder tener ciclovías en todas las calles de Chile por lo que muchos ciclistas tendrán que ir por las calles en varios lugares. Por eso, la Ley de Tránsito se debe hacer  cargo de las singularidades de la bicicleta y seamos capaces de bajar las velocidades”, sostuvo el subsecretario, agregando que “muy prontamente ingresaremos una modificación a la Ley del Tránsito para hacernos cargo de esta realidad que busca, entre otras cosas, reducir la velocidad máxima urbana de 50 km por hora a 60 km por hora”.

La iniciativa retomaría los límites de velocidad permitidos antes de que se modificara la Ley del Tránsito en 2002. “Nuestro país es el único que, cuando en el resto del mundo se estaban bajando las velocidades máximas, Chile la subió de 50 km/h a 60 km/h en urbano y de 100 km/h a 120 km/h en carreteras”, aseguró el gerente de asuntos públicos de Automóvil Club de Chile, Alberto Escobar.

Según Bowen, un año después del cambio a la ley, hubo un aumento de 25% de fallecidos en accidentes de tránsito en la ciudad.

Otras de las medidas que incluiría el nuevo proyecto sería generar zonas calmas de velocidad. “Estamos buscando dar facilidades a los municipios para que puedan reducir las velocidades máximas en ciertos lugares, para generar zonas calmas de velocidad, zonas de máximo 40 km/h, 30 km/h incluso 20 km/”, añade Bowen.

La autoridad agrega que la iniciativa también incluye que las escuelas de conductores tengan un módulo de educación vial orientado a la convivencia entre distintos modos de transporte.  

En esta línea, Escobar sostiene que “lamentablemente, hoy día en Chile el 60% de los conductores excede las velocidades máximas en la ciudad y las excede en 20 km/h, en promedio, sobre la máxima. Entonces, antes de determinar si es 50 km/h ó 60 km/h la velocidad permitida, deberíamos empezar a fiscalizar la velocidad máxima”.

Ante esta situación la organización de ciclistas Bicicultura, hace nueve años que  trabaja en modificar la Ley del Tránsito para que se les consideren sus derechos como vehículo. “La velocidad tiene una incidencia brutal sobre los fallecidos y los accidentes con consecuencias graves. Pasado los 30 km/h el riesgo de muerte y de invalidez crece a saltos agigantados. Por eso los países intentan reducir las velocidades, creando zonas 20, zonas 30, barrios completos de tráfico calmado y para las arterias principales establecen máximas de 50”, asegura Amarilis Horta, directora de Bicicultura.

Ciclovías de alto estándar

En tanto, los ministerios de Vivienda y Urbanismo y de Transportes, junto a organizaciones de ciclistas, presentaron ayer el manual de diseño y construcción de ciclovías, que pretende generar infraestructura de mejor calidad, cómoda y segura (ver recuadro).

Para el investigador de la U. de los Andes y miembro del Grupo de Estudios de Transporte, Sebastián Seriani, el nuevo proyecto de ley perdería sentido con las futuras ciclovías. “Según el nuevo manual, una ciclovía debe estar segregada físicamente cuando exista una velocidad mayor a 50 km/h. Es decir, si se sigue esta indicación tendríamos este tipo de vías en todas las zonas urbanas”, explica.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital