*

Política
Compartida
Actualizado el 09/11/2016
Estás leyendo:Gobierno enfrenta nuevo rechazo al reajuste y se agudiza crisis con la NM

Gobierno enfrenta nuevo rechazo al reajuste y se agudiza crisis con la NM

Autor: M. Vega y C. León

Ejecutivo no pudo convencer a su sector y se consignaron 20 votos de rechazo oficialistas. En la Nueva Mayoría reflotaron las críticas a ministros y se advirtió una “ingobernabilidad”.

Gobierno enfrenta nuevo rechazo al reajuste y se agudiza crisis con la NM

“¡Mira lo que les hiciste a los trabajadores!”. La presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, increpaba con desesperación al ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, mientras un funcionario de Carabineros la sujetaba por la cintura e intentaba sacarla de las tribunas de la Cámara de Diputados. Su reclamo desgarrado durante el desalojo -en que también sacaron del lugar a representantes de varias organizaciones del servicio público- daba cuenta de la catástrofe en que, solo un poco después, se vería envuelto el gobierno al someter a votación el veto aditivo ingresado por la Presidenta Michelle Bachelet para reponer el reajuste de 3,2% para los trabajadores del sector público, que ya había sido rechazado por la Cámara. La votación era la primera prueba del oficialismo después de que el viernes pasado, tras una extensa reunión de comité político, cerraran un flamante acuerdo para mejorar la coordinación entre los partidos y el gobierno. Y fue un fracaso. La iniciativa requería mayoría simple de los legisladores presentes en la sala, pero con solo 44 votos a favor, 28 en contra y 37 abstenciones, la propuesta del Ejecutivo fue rechazada. De los votos en contra, 20 fueron de la Nueva Mayoría, incluidos los seis sufragios del Partido Comunista, que actuó en bloque. Como saldo del enfrentamiento con Carabineros, Figueroa quedó con moretones en los brazos, y el coordinador de la mesa del sector público, Carlos Insunza, fue detenido por negarse a salir del hemiciclo.

Comité político de emergencia

Cerca de las 19.00, los ministros Valdés y Nicolás Eyzaguirre (Segpres), que habían estado en el Congreso durante la jornada, fueron convocados a una reunión de comité político de emergencia en La Moneda, y emprendieron rumbo a Santiago, sin emitir declaraciones sobre lo sucedido.

Según los parlamentarios oficialistas que rechazaron la propuesta del gobierno, las gestiones de última hora de los ministros en Valparaíso -almuerzos, bilaterales y otras conversaciones- habían terminado por ser un diálogo de sordos. Varios comentaron con acidez que, por la mañana, y mientras se discutía el veto en la Comisión de Hacienda, Valdés dibujaba un paisaje soleado y montañoso con un bolígrafo azul.

El gobierno estaba consciente de la falta de convicción del PC desde el lunes por la noche, cuando en plena reunión del bloque en La Moneda el presidente del partido, Guillermo Teillier, había transmitido su disconformidad con la propuesta del gobierno, que fue respaldada por el resto de los jefes partidarios.

“Faltó disposición. Al final hay reuniones que pareciera que se pueden hacer por internet, porque si (las posturas) son inmodificables, bueno, mejor que manden a decir lo que hay que hacer y que el que quiera lo hace y el que no, que se atenga a las consecuencias”, comentó tras la votación el diputado Lautaro Carmona (PC).

Algo similar había ocurrido en los otros partidos del conglomerado. Cada bancada discutió la posibilidad de votar en bloque, y todas lo descartaron. Siete diputados DC, dos PPD, tres PS y dos PR también votaron en contra.

Las críticas al equipo político de La Moneda -fuertemente cuestionado en los últimos meses- no se hicieron esperar. “La votación de la Cámara sobre reajuste al sector público es un signo evidente de germen de ingobernabilidad. ¡Bienvenidos la demagogia y el populismo!”, señaló el senador Ignacio Walker (DC).

Sus dichos se producen después de varias semanas en las que en la Nueva Mayoría se hablaba de un quiebre en la relación con el gobierno, algo que comenzó con la votación del proyecto sobre elección de intendentes en el Senado, que se incrementó con la fallida ley corta para corregir el padrón y que se consolidó finalmente con la dura derrota oficialista en las municipales. Sumado a esto vino después la decisión de la DC de congelar su relación política con La Moneda y los posteriores esfuerzos de establecer un “nuevo trato” en el sector, lo que ayer quedó en nada.

En una línea similar a Walker, el diputado PPD Tucapel Jiménez advirtió que lo sucedido respondía a que nuevamente el Ejecutivo había optado por canalizar el diálogo en los jefes de partido, lo que era insuficiente.

No todos, en todo caso, direccionaron sus críticas a La Moneda. El Partido Socialista, por ejemplo, emitió una declaración pública en la que lamentaba el rechazo y llamaba a “una reflexión más de fondo sobre el cumplimiento de los compromisos que se establecen al interior de nuestra coalición”.

En tanto, el presidente del PPD, Gonzalo Navarrete, advirtió que “los partidos tenemos responsabilidad, porque no alineamos a los diputados”. Además, anunció que incluso se podría suspender la militancia de los diputados que votaron en contra del gobierno.

La fallida apuesta por la UDI

El Ejecutivo tenía una apuesta alternativa: durante el día, los ministros hablaron en varias oportunidades con diputados de la UDI que habían expresado una negativa menos decidida que los de RN.

En efecto, por la tarde la bancada -coordinada por el diputado Jaime Bellolio- había estudiado la posibilidad de aprobar el veto. Entre las lecturas que se hicieron estuvo la de dar una señal de estabilidad y la de radicar el rechazo al reajuste exclusivamente en la NM, graficando el “desgobierno” de que es presa el oficialismo. No obstante, luego de un debate interno esto se descartó.

“Este gobierno se acabó. No es capaz de ofrecer gobernabilidad, tiene que desalojar a sus propios dirigentes con la fuerza pública, y no es capaz de juntar los votos con su propia coalición”, dijo Bellolio por la tarde.

A diferencia del oficialismo, cuyos parlamentarios se dividieron en la votación, Chile Vamos se abstuvo en bloque con sólo tres votos a favor: Felipe Kast, Nicolás Monckeberg y Germán Verdugo.

Anoche, los ministros del comité político se reunieron durante casi dos horas con la Presidenta Bachelet analizando el escenario, cita tras la que siguieron discutiendo sin la Mandataria. Sin embargo, al cierre de esta edición desde el gobierno no habían informado qué alternativa utilizarán para reajustar los sueldos del sector público.

A la salida del encuentro y al ser requerido por la prensa, el ministro de Hacienda se limitó a decir: “Pregúntenles a los diputados”.

Sobre ese tema, Figueroa recalcó que el Ejecutivo debe ingresar un nuevo proyecto que debe ser tramitado antes del último día de noviembre.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital