*

Nacional
Compartida
Actualizado el 18/05/2016
Estás leyendo:Gratuidad 2017: ministra anuncia que se duplicará el número de beneficiados

Gratuidad 2017: ministra anuncia que se duplicará el número de beneficiados

Autor: Daniela Muñoz

Adriana Delpiano dijo que el gobierno apunta a llegar a los CFT e IP sin fines de lucro y a alumnos que este año no postularon. Desde el Cruch criticaron que "cualquier promesa puede ser aventurada, porque después no van a tener como respaldarlas".

Gratuidad 2017: ministra  anuncia que se duplicará el número de beneficiados

Cerca de 260 mil estudiantes podrían ser beneficiados por la gratuidad en 2017 según las proyecciones del gobierno, que apuesta a duplicar los 125 mil alumnos que hasta el momento han accedido a esta nueva política pública. Una meta que el año pasado la Presidenta Michelle Bachelet anunció en su discurso del 21 de mayo, pero que tras el fallo del Tribunal Constitucional debió reducirse a casi la mitad. 

“Creemos que el próximo año vamos a duplicar los estudiantes que entren en gratuidad  y desde ese momento el concepto de gratuidad pasará a ser un bien que llegó para quedarse”, afirmó ayer la ministra de Educación, Adriana Delpiano, en una entrevista con T13 Radio.

La secretaria de Estado explicó que se espera sumar 30 mil o 40 estudiantes que este año por distintos motivos no completaron el proceso para postular al beneficio, pese a cumplir con los requisitos académicos y de vulnerabilidad.

Para el rector de la U. Católica del Maule, Diego Durán, es necesario manejar este tema con una cuota de cautela: “No están dadas las condiciones para generar falsas expectativas en las familias. Es cierto que hay que avanzar, pero con un juicio de realidad”. 

Según Durán, “la incertidumbre por las condiciones económicas del país más la discusión que se está dando con respecto al lucro o no lucro de las universidades privadas hacen que cualquier promesa pueda ser aventurada, porque después no van a tener cómo respaldar las promesas”.

A esta crítica se suma el investigador José Joaquín Brunner, quien planteó que “son proyecciones a esta altura muy poco confiables en realidad”. 

Según el académico, “sería mejor no hacer promesas y proyecciones mientras no se resuelva si realmente los CFT e IP que quieran van a poder transformarse en entidades sin fines de lucro”. Esto, porque los rectores de esas instituciones han advertido que el proyecto que se envió al Congreso para permitir el paso a fundaciones o corporaciones hace inviable dicho cambio.

Brunner añadió que “mientras no exista un estudio que analice por qué hubo tantos alumnos que no hicieron los trámites para incorporarse a la gratuidad, no se puede proyectar de qué manera van a actuar en 2017”. 

La economista e investigadora de la U. Diego Portales, Claudia Sanhueza, planteó que “creo que estos cálculos se han hecho considerando la realidad económica, por lo que podría ser posible cumplir con esa expectativa. Y subrayó que además del financiamiento por docencia, “tiene que haber recursos para la investigación y vinculación con el medio, y eso no se ha visto. Esto representa un estrés para las instituciones que no tienen otras fuentes de financiamiento”.

En la Confech hay molestia por la forma en que se está implementando la gratuidad. El presidente de la Federación de Estudiantes de la U. Central, Gabriel Iturra, indicó que “duplicar el número de beneficiados no soluciona el conflicto porque  estamos pidiendo gratuidad para todos”.

Según los dirigentes en Chile sí existirían los recursos para financiar la gratuidad universal como, por ejemplo, mediante la nacionalización del cobre. 

Proyecto de reforma

Con respecto al proyecto de reforma a la educación superior, la ministra Delpiano reconoció que aún no está listo y que falta acuerdo en el oficialismo. “El tema es que muchos sectores pidieron tener una profundización previa para llegar con mayores niveles de acuerdo a la discusión (…) Se lo entregaremos a la Presidenta la próxima semana, esperamos”, afirmó.

El proyecto consta de tres grandes partes. Una sobre lineamientos generales y definiciones del sistema de educación superior. Un segundo capítulo con la nueva institucionalidad donde se considera una subsecretaría, una superintendencia y la agencia de calidad. En estos dos puntos ya existe acuerdo, según fuentes del oficialismo.

Pero el problema se da en la tercera parte de la iniciativa, que tiene que ver con el financiamiento de las instituciones. Dadas las discrepancias hay grupos que pretenden dividir el proyecto y dejas este aspecto para el próximo año. Sin embargo, sería la propia Presidenta Michelle Bachelet quien estaría exigiendo tener en sus manos el articulado completo para ser enviado al Congreso. 

La ministra detalló además que la iniciativa incluirá un sólo tipo de Ues: “Los parámetros con lo que el país  va a medir a sus universidades es más bien de complejidad”. Esto implicaría que todos los planteles deberían apuntar a ser de carácter complejo y no se permitirían universidades sólo de docencia. 

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital