*

Entretención
Compartida
Actualizado el 04/10/2017
Estás leyendo:El Grito del Amor: celebran los 30 años del primer libro chileno de rock

El Grito del Amor: celebran los 30 años del primer libro chileno de rock

Autor: Claudio Vergara

El escritor Fabio Salas festejará esta tarde en un evento el aniversario de un texto fundamental para la escena nacional.

El Grito del Amor: celebran los 30 años del primer libro chileno de rock
Portada de El Grito del Amor, segunda versión.

Antes había poco y nada. La bibliografía chilena en torno a la música popular, y en particular en torno al rock, semejaba un páramo absoluto, un terreno apenas habitado de forma muy esporádica.

Aunque en 1987 el rock nacional ya acumulaba una historia de cerca de dos décadas, no poseía un relato igual de activo en las librerías o en las bibliotecas. Hasta que en esa misma temporada apareció El Grito del Amor: bajo la autoría del escritor y académico Fabio Salas, hasta hoy uno de los referentes del género, el texto se alzó como la primera gran obra editada en el país que observaba y analizaba al rock como un fenómeno cultural, como la expresión artística más relevante y transgresora del siglo XX.

tapa-grito-ok

Para lograrlo, la mirada de Salas se concentraba en las letras, en cómo las líricas de los cantautores no sólo reflejaban su tiempo y su era, sino que también sus propias personalidades. Por ejemplo, ahí estaba el aporte de Chuck Berry al destape juvenil de los 50. La inventiva de Bob Dylan para retratar la vida americana de posguerra. O las cimas creativas de The Beatles, Pink Floyd y The Doors, en donde cada uno tejía su versión personal de los años 60. Y, además, incluía nombres y facetas hasta ese entonces no exploradas del rock chileno que irrumpió con Los Mac’s, Los Vidrios Quebrados, Los Jaivas y Los Blops, entre otros.

En muchos sentidos, el libro hasta ahora (se puede leer en www.memoriachilena.cl) sigue siendo un referente en esos temas.

“Creo que esta obra abrió muchos espacios en varios sentidos, no sólo en el plano de la época en que surgió, sino que también en todo lo que significó después para la literatura de música popular hecha en Chile. Además, demostró que este tipo de proyectos era viable y que podía tener éxito comercial. Se agotó al año, de hecho”, cuenta Salas.

Con la legendaria imagen de Frank Zappa en portada, la primera edición del texto no fue fácil. Incubada en 1985 como parte de su tesis para titularse como Licenciado en Literatura en la Universidad de Chile, el trabajo primero fue censurado. “Al decano de la época no le gustó. Lo encontró muy puntudo, porque mencionábamos que el rock local encontró su identidad en la época de Allende y porque ya decíamos que Víctor Jara había sido alguien malogrado”, dice su autor.

El escritor Fabio Salas.

El escritor Fabio Salas.

Incluso, cuando debió presentar su tesis frente a una comisión evaluadora, los militares de la época enviaron a un infiltrado (“un soplón”, acota Salas) para vigilar todo el contenido abordado.

Pese a los problemas, en 1987 el trabajo encontró una casa editorial y logró su estreno masivo. Una década después, en 1998, se lanzó su segunda versión, con Jimi Hendrix en portada.

articles-126132_thumbnail

“Hasta ese momento en que apareció El Grito del Amor, coincidiendo con la explosión de Los Prisioneros, el rock en Chile seguía siendo de segunda categoría, un ciudadano de segunda clase en la cultura. Hoy ya es protagonista, con toda la diversidad que eso significa. Creo sinceramente que este libro contribuyó a que la gente viera de otra manera el rock, tanto lo que sucedió antes como lo que vendría en el futuro. También aportó a una mirada mucho más crítica y menos complaciente”, califica  el escritor, quien, para traducir las letras en plenos años 80, con escasez de material y pocos avances técnicos, debió tomarlas desde los propios vinilos de los artistas, de cancioneros de segunda mano o de revistas extranjeras.

Para festejar el hito, hoy a las 19.00 horas se hará un evento en el Centro Cultural de España (Providencia 927) en que estará su autor y la Nowhere Beatles Band.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital