La Tercera

Hogar de Cristo cifra en 77 mil los menores fuera del sistema escolar

La discusión sobre cuántos niños están fuera del sistema escolar en nuestro país sigue siendo un tema pendiente.

Hoy, durante la cuenta pública de la Fundación Hogar de Cristo, se destacó la situación de los 77.554 desertores escolares que hay a nivel nacional, según sus estimaciones. “En Chile hay alrededor de 77 mil jóvenes excluidos del sistema escolar, pero ellos no son desertores. La deserción escolar es un pésimo concepto que denota un acto voluntario de abandono de una institución por una reflexión de interés personal” , indicó el director social nacional de la fundación, Paulo Egenau.

Respecto de las razones de este fenómeno, Egenau explicó que “estos menores no salen voluntariamente, sino que son excluidos porque las condiciones de su entorno no están dadas para hacerse cargo de todo lo que significa nacer y crecer en pobreza”.

Semanas antes, el intendente metropolitano, Claudio Orrego, había solicitado al Ministerio de Desarrollo Social las cifras de menores de la Región Metropolitana que se encontraban fuera de los establecimientos educacionales. Los datos se dieron exclusivamente gracias al cruce del Registro Social de Hogares con datos del Ministerio de Educación (Mineduc). Los resultados arrojaron que los menores que se encuentran fuera del sistema escolar, sólo en la capital, sumarían más de 34 mil.

Según el Hogar de Cristo, de la cifra total de menores de 18 años que están fuera de la educación escolar, un tercio está en el Servicio Nacional de Menores (Sename). Además, existen 188.939 menores de 21 años que no están estudiando y que no han terminado la educación media. “Chile no cuenta con una provisión educativa de reingreso para aquellos niños que han sido excluidos del sistema”, señalan.

Orrego indicaba lo mismo hace unos días. “Lamentablemente, el sistema no está preparado para estos niños. No puedes poner a un menor de 15 años con uno de 20 que lleva más de tres años fuera del sistema. Debe haber un tipo de educación especial”.
Misma perspectiva tiene Paulo Egenau frente a esta problemática. “El sistema educacional tiene que entender y trabajar a partir de la realidad de estos niños y eso no se está dando”, agrega.

El diputado Jaime Bellolio (UDI) indica que si bien “hay políticas de retención y de reintegración, no existe para los que están más vulnerables y que salen del sistema escolar. Ellos necesitan una educación especial, se requiere una intervención más allá en integración escolar”.

El parlamentario, miembro de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, agrega que “estamos a la espera de una respuesta por parte de la Subsecretaría de Educación, sobre un plan permanente para esta situación. Espero que ahora, que se aprobó el nuevo sistema de educación pública, haya una política de reinserción y que se pueda financiar”, señala.
Consultado el Mineduc, declinaron referirse al tema.

Presupuesto

A días de que el gobierno presentara el proyecto de ley de presupuesto para el 2018, el director ejecutivo de Hogar de Cristo, Juan Cristóbal Romero, no está satisfecho. “En general, sentimos que el presupuesto se ha enfocado en una demanda muy legítima, como es la gratuidad en la educación y estatuto docente, pero ha postergado líneas fundamentales para la superación de la pobreza. Como país no hemos priorizado la política pública sobre esas demandas”.

Agrega que “el año pasado hubo una reducción de $ 10 mil millones en reinserción educativa, una de las problemáticas sociales más grandes que tiene el país. Hoy, tiene cerca de 80 mil jóvenes que no están yendo al colegio en sectores de pobreza entre el 2016 y 2017, y no hemos visto ninguna mejora de una glosa que lleva una disminución del 30% en los últimos años”, señala.