*

Deportes
Compartida
Actualizado el 20/03/2017
Estás leyendo:Temuco y Audax, igualados en la angustia

Temuco y Audax, igualados en la angustia

Sureños y floridanos se repartieron los puntos (1-1), aunque los visitantes fueron quienes desperdiciaron la mayor cantidad de ocasiones.

Temuco y Audax, igualados en la angustia
Riquelme se saca a Marín y se apresta a anotar el 0-1 parcial.

En igualdad 1-1 concluyó el partido entre Deportes Temuco y Audax Italiano, dos equipos cuya ambición central es evitar cualquier riesgo de descenso, pese al repunte exhibido por los itálicos en las seis fechas precedentes (donde sólo cayeron ante Colo Colo y la U).

Los minutos iniciales parecieron más que auspiciosos para los locales, con aproximaciones de Cristian Canio y Cris Martínez, pero bastó que Marcos Riquelme presionara la salida para que Orlando Gutiérrez se equivocara de modo fatal. Riquelme lo superó con velocidad y luego, ante la salida desesperada de Luis Marín, resolvió con un dribling y un toque suave hacia la potería sin custodia.

Luego vendrían varios intentos de los temuquenses, pero siempre ineficaces, mientras que los floridanos dejaban en claro que tenían con qué aumentar la cuenta a través Riquelme, además de los desbordes de Bryan Carrasco y Diego Vallejos. Tanto así, que a los 39’ perfectamente pudo producirse el 0-2 con un centro del Velociraptor que, sin marca y casi en área chica, Riquelme envió contra un vertical.

Se trató de la diferencia entre el mediocampo dinámico de los audinos y las lentas transiciones de los sureños, quienes sólo apuraban el tranco a través de las incursiones de Martínez, pero siempre sin la profundidad necesaria para inquietar verdaderamente a Joaquín Muñoz, el sustituto del lesionado Nicolás Peric (fractura costal).

La segunda fracción comenzó con una serie de acciones que demostraban el interés de ambos por la victoria, pues mientras Temuco estaba a cuatro puntos del colista en la tabla acumulada (Cobresal), Audax se ubicaba apenas a seis.

En esas circunstancias se vivieron los momentos más emocionantes del encuentro, con Riquelme metiendo un sombrerito que dio en el travesaño cuando se aprestaba a celebrar el gol, y luego con los anfitriones replicando a través de Lucas Campana, quien casi anota con un cabezazo que rozó el balón, pero sin desviarlo lo fuciente para apuntarle a la portería.

Luego vendría una acción polémica, cuando hubo falta de Carlos Labrín sobre Nicolás Canales, no sancionada por el juez Franco Arrué.

La series de errores arbitrales (hubo otros menores en el interin) se completó con la validación del gol de Campana, quien anotó con un lindo tacazo, pero en posición de adelanto.

Los minutos finales fueron de dominio compartido,con ambos intentando cambiar su suerte. Así se selló una igualdad que no les sirve ni a unos ni a otros.

Papel digital