*

Tendencias
Compartida
Actualizado el 07/08/2017
Estás leyendo:Industria tabacalera prepara el fin de los cigarros tras cambios legales en EE.UU.

Industria tabacalera prepara el fin de los cigarros tras cambios legales en EE.UU.

Autor: Jennifer Kaplan / Bloomberg

La FDA planea reducir el nivel de nicotina de los cigarrillos, obligando a las empresas a innovar en nuevos productos aparentemente más inofensivos.

Industria tabacalera prepara el fin de los cigarros tras cambios legales en EE.UU.

La carrera de la industria tabacalera por crear productos menos nocivos con nicotina acaba de subir un cambio.

Dado que el gobierno estadounidense impulsa reducir la nicotina en los cigarrillos por debajo de los niveles adictivos, hay una renovada urgencia por cambiar por productos para fumar de nueva generación que sean de más alta tecnología, y supuestamente menor riesgo.

Philip Morris y otras grandes tabacaleras han venido planificando este futuro desde hace años, invirtiendo miles de millones de dólares en el desarrollo de alternativas a los cigarrillos combustibles. Pero una represión regulatoria las obligaría a acelerar esos esfuerzos.

“Esto fue una gran sorpresa y volverá imperativo para las empresas tabacaleras locales esforzarse por desarrollar productos más innovadores y seguros”, dijo Jack Russo, analista de Edward Jones & Co.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA su sigla en inglés) arrojó la bomba la semana pasada, proponiendo reducir los contenidos de nicotina hasta niveles no adictivos en un intento de salvar vidas. El organismo, que supervisa la regulación relativa al tabaco, recibirá aportes del público con respecto a esta idea. Todavía no está claro qué forma adoptarán en definitiva las nuevas normas.

Pero los inversores reaccionaron a la noticia como si los cigarrillos tradicionales tuvieran los días contados. Las acciones de Altria Group y British American Tobacco, los dos vendedores más grandes de cigarrillos en EE.UU. se desplomaron. Cada una de las compañías experimentó la mayor caída en una sola jornada desde la recesión de 2008.

Nuevo mundo

El plan de la FDA, que podría llegar a ser una de las iniciativas más completas para reducir el consumo de tabaco desde 1965, parece adoptar un tono más antagónico con el sector que mueve US$130.000 millones.

“Cuando la nicotina está sujeta a partículas de humo del cigarro no sólo es altamente adictiva sino una combinación química adictiva de enfermedad y muerte”, dijo en una reunión informativa el comisionado de la FDA, Scott Gottlieb. “Debemos pensar un mundo en el que haya formas menos nocivas, que liberen niveles satisfactorios de nicotina”.

En ciertos aspectos, el anuncio de la FDA coincidió, empero, con el mensaje que transmiten las propias tabacaleras. El máximo responsable de Philip Morris, André Calantzopoulos, pasó gran parte de 2016 diciendo que la manera tradicional de fumar ya es historia. Siendo él mismo ex fumador, ahora utiliza un dispositivo de vanguardia llamado iQos.

Calantzopoulos dice que imagina un futuro sin humo, en el que todos sus clientes habrán pasado a opciones más saludables. La división Reynolds American de BAT se hizo eco de este sentimiento inmediatamente tras el anuncio de la FDA.

“Estos principios son desde hace tiempo el núcleo de nuestros esfuerzos por transformar la industria tabacalera”, señalaron desde la compañía.

Philip Morris (fabricante de Marlboro), ha sido la empresa más agresiva a la hora de planear el fin de los cigarrillos, invirtiendo más de US$3.000 millones para desarrollar una cartera de riesgo reducido, como el sistema iQos, un aparato similar a una pluma que calienta un cargador de tabaco, que libera nicotina sin encenderla, un enfoque que se considera con menor riesgo que otras alternativas más tradicionales.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital