*

Mundo
Compartida
Actualizado el 19/05/2017
Estás leyendo:El inesperado vuelco judicial para dos protagonistas de Wikileaks

El inesperado vuelco judicial para dos protagonistas de Wikileaks

Autor: María Paz Salas

La fiscalía de Suecia decidió cerrar la investigación en contra de su fundador Julian Assange, por un supuesto delito de violación. El miércoles la ex soldado Chelsea Manning, considerada la primera gran fuente del sitio, salió en libertad tras siete años en la cárcel.

El inesperado vuelco judicial para dos protagonistas de Wikileaks
Foto: AFP

“Pese a que ha sido una gran victoria, todavía falta mucho por hacer: la guerra de verdad acaba de comenzar”, aseguró este viernes el fundador de Wikileaks, Julian Assange, desde un pequeño balcón de la embajada de Ecuador en Londres y frente a un centenar de curiosos y reporteros. El australiano de 45 años anunció así lo que calificó como “una victoria importante”.

Luego de siete años de una cacería judicial- de los cuales ha pasado casi cinco refugiado en la embajada ecuatoriana en Reino Unido- la fiscalía sueca decidió cerrar la causa por una supuesta violación ante la imposibilidad de avanzar en la investigación preliminar contra el periodista.

Assange fue detenido en diciembre de 2010 por la policía británica y desde entonces comenzó un proceso judicial que culminó en junio de 2012, cuando el Supremo reafirmó un proceso de extradición a Suecia y Assange se refugió en la embajada ecuatoriana para evitar ser entregado a las autoridades suecas.

“Es lamentable que no hayamos podido llevar la investigación como queríamos. Las circunstancias han sido difíciles para los afectados. Hemos usado todos los medios, pero debemos aceptar que hoy estamos aquí”, aseguró la fiscal superior Marianne Ny, apuntando a que la principal causa del retraso en la investigación es que Assange no ha querido viajar a Suecia, por temor a ser entregado a la justicia norteamericana.

En julio de 2010, Assange se hizo conocido mundialmente luego que su portal Wikileaks revelara más de 900.000 documentos militares, en la mayor filtración de información del Ejército de Estados Unidos hasta ese momento.

Sin embargo, Assange aún no tiene el camino despejado. El activista no podrá abandonar la embajada ecuatoriana ya que la policía de Londres advirtió que la orden de arresto emitida en su momento por la Corte de Magistrados de Londres aún sigue vigente. El caso también podría reabrirse si Assange vuelve a Suecia antes de 2020, año en que prescribe el único delito que queda de los cuatro incluidos en la investigación, abierta en 2010.

“Detenido siete años sin cargos mientras mis hijos crecían y mi nombre era calumniado. Ni perdón ni olvido”, escribió en su cuenta de Twitter, luego de la conferencia de prensa.

El cierre de la causa se produjo dos días después de que la ex soldado Chelsea Manning (29), considerada la primera gran fuente de Wikileaks, saliera en libertad luego de estar siete años en prisión, gracias al perdón que le otorgó el Presidente estadounidense, Barack Obama, tres días antes de abandonar la Casa Blanca, en enero.

Mientras era analista de inteligencia militar en 2010, Manning filtró al portal Wikileaks más de 700.000 documentos clasificados sobre las guerras de Irak y Afganistán, así como cables del Departamento de Estado que supusieron un bochorno para la diplomacia estadounidense. Por esto, Manning había sido condenada a 35 años de cárcel.

Entonces era conocida como Bradley Manning, ya que mientras estuvo encarcelada, inició su transformación física de cambio de sexo. Pocos meses después de su condena, Manning anunció que empezaría a vivir como una mujer.

Obama conmutó su pena, atribuyendo el delito a su inocencia (tenía 22 años en ese entonces) y a su condición sexual mal recibida en el mundo castrense norteamericano.

“Después de otros cuatro tensos meses de espera, el día finalmente ha llegado. ¡Tengo tantas ganas de tantas cosas! Lo que sea que esté delante de mí, es mucho más importante que el pasado. Estoy tratando de resolver las cosas ahora, es emocionante, raro, divertido y todo nuevo para mí”, aseguró Chelsea Manning en un comunicado, luego de su liberación.

Ya en libertad, Manning seguirá formando parte del Ejército, aunque estará de baja mientras se procesa el recurso que presentó contra su condena, que también incluía su expulsión del cuerpo militar.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital