*

Nacional
Compartida
Actualizado el 13/01/2018
Estás leyendo:Iván Zamorano a fiscal: “Ciudad Deportiva no es un negocio y no he ganado dinero con ésta”

Iván Zamorano a fiscal: “Ciudad Deportiva no es un negocio y no he ganado dinero con ésta”

Autor: Javiera Matus

El 4 de enero, Iván Zamorano declaró en el caso iniciado tras la querella que presentó por el delito de estafa. El ex futbolista acusó al ex gerente de la concesionaria del recinto de un fraude que podría llegar a los $ 160 millones.

Iván Zamorano a fiscal: “Ciudad Deportiva no es un negocio y no he ganado dinero con ésta”
Iván Zamorano en Ciudad Deportiva, ubicada en la comuna de Las Condes. Foto: Marcela Segura

“Para mí, Ciudad Deportiva no es un negocio y no he ganado dinero con ésta, ni pretendo hacerlo. Es un sueño donde he comprometido todo mi patrimonio, más allá de los $ 6.200 millones iniciales que entregué para su inicio. Creo que es un proyecto deportivo importante y que debe progresar a pesar de gente inescrupulosa”.

Esa es parte de la declaración en calidad de víctima que entregó el ex seleccionado nacional Iván Zamorano el 4 de enero pasado. El otrora futbolista reside en Miami, Estados Unidos, desde agosto de 2016. Así, en medio de la visita al país por las fiestas de fin de año, entregó su testimonio ante el fiscal Roberto Contreras, de la Unidad de Delitos Económicos de la zona oriente.

El caso empezó en mayo, cuando Zamorano y su socio, Alejandro Kock, se querellaron por estafa -a través de su empresa Del Inca Sociedad de Inversiones, que es la concesionaria del espacio físico donde está el recinto- en contra del ex gerente general de dicha firma, Miguel Fernández Ainzua.

Según la querella, Fernández (quien era “su hombre de confianza”) habría pagado a José Miguel Guzmán -a través de la empresa RedSolución- $ 85 millones por supuestos servicios inexistentes. Esto habría ocurrido entre junio y julio de 2016 con dinero que debería haberse invertido en la Ciudad Deportiva.

Los montos, dice la acción legal, fueron entregados a través del depósito de varios cheques y transferencias electrónicas.

Estas acusaciones fueron negadas por Fernández ante la Bridec de la PDI, quien declaró que el ex futbolista decidió contratarlo en agosto de 2014 por $ 2,5 millones para conseguir un socio que inyectara recursos a la Ciudad Deportiva. Esto, debido a que la empresa estaba en una difícil situación económica y tres bancos habrían embargado dos propiedades de Zamorano.

Asimismo, el ex gerente detalló a la policía que contrataron al dueño de RedSolución, José Miguel Guzmán, para que levantara recursos por $ 1.300 millones. En 2016, este logró obtenerlos a través de un crédito con una Sociedad de Garantía Recíproca (ente que facilita el acceso al crédito bancario a las micro, pequeñas y medianas empresas), de nombre comercial MultiAval.

Según la declaración de Zamorano, él junto a Kock descubrieron que la información presentada por Fernández y Guzmán para convencerlos de tomar esas decisiones era falsa. Señaló al fiscal que un “señor Cortés”, quien era el encargado de administración, y Wilson Campos, quien conocía el día a día de la contabilidad de Ciudad Deportiva, le dijeron que había cosas que no estaban andando como Fernández aseguraba.

Zamorano explicó que de los más de $ 1.000 millones que ingresaron a Ciudad Deportiva con MultiAval, estos se destinaron al pago de créditos por deuda tributaria, laboral y créditos con bancos. De esta forma, quedó un monto de $ 160 millones a disposición de Fernández, que debían usarse como capital de trabajo. Sin embargo, Zamorano acusó en su declaración que ese dinero fue defraudado por el ex gerente general.

También dijo que descubrió que la empresa Red Solución obtuvo innumerables pagos por servicios inexistentes. Además, el ex deportista señaló al fiscal que no era efectivo que Fernández le haya transferido $ 100 millones para pagar deudas personales.

Consultado al respecto, el abogado de Ciudad Deportiva, Mauricio Daza, dijo que “es falso que Iván Zamorano o Alejandro Kock anden sacando dineros de Ciudad Deportiva para su bolsillo. El refinanciamiento que obtuvieron en 2016 fue para pagar tanto la deuda que había tomado directamente Ciudad Deportiva con la banca, como aquella que tomaron sus socios personalmente para financiar su operación. Después de hacer todos esos pagos quedaron más de $160 millones que fueron confiados a la administración de Fernández y que corresponde al monto objeto del fraude que se investiga en este proceso”.

Daza agregó que “durante los próximos días van a declarar quienes trabajaron directamente con los imputados en Ciudad Deportiva, para dar cuenta de las múltiples y graves irregularidades que observaron”.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital