*

Política
Compartida
Actualizado el 10/02/2014
Estás leyendo:Jacqueline van Rysselberghe: “No veo ninguna razón para que la UDI tenga que cambiar”

Jacqueline van Rysselberghe: “No veo ninguna razón para que la UDI tenga que cambiar”

Autor: Alberto Labra

Ante debate doctrinario en el gremialismo -previsto para fines de marzo- ex edil dice que "se deben reforzar principios que nos han hecho el partido más grande".

Jacqueline van Rysselberghe: “No veo ninguna razón para que la UDI tenga que cambiar”

Una larga conversación sostuvieron el 30 de enero, en Concepción, la senadora electa Jacqueline van Rysselberghe y el diputado Ernesto Silva. Ambos abordaron la renovación de la directiva UDI prevista para el 9 de mayo y las posibilidades de las dos cartas que se barajan para asumir el liderazgo de la colectividad: el propio Silva y el senador Víctor Pérez.

En la cita con Silva, la ex intendenta del Biobío se manifestó partidaria de generar una lista de consenso. Sin embargo, advirtió al diputado que -de no prosperar esa alternativa- ella respaldaría a su contrincante debido a que considera un “error” que la futura mesa esté integrada sólo por parlamentarios “jóvenes” y “sin experiencia”.

¿Usted es de las que piensa que la UDI debe abrirse a nuevos temas y reformular sus posiciones o de aquellos que sostienen que el partido tiene que reforzar la defensa de sus principios actuales?

La UDI es extremadamente diversa. Los principios intransables no son muchos. Por lo tanto, aquellos principios que nos han hecho el partido más grande, tienen que reforzarse. En una serie de temas, las posturas que han tenido los parlamentarios -es cosa de ver las votaciones- han sido diversas. No creo que haya que abrir mucho más el abanico.

Muchos dicen que la UDI quedó marginada y arrinconada frente al debate público en temas como el cambio al binominal, el AVP, los cambios a la Constitución y la reforma tributaria. ¿Lo comparte?

No, en absoluto. De hecho, Chadwick, que es de la UDI, fue uno de los precursores del AVP. En la reforma tributaria, la verdad es que tanto en la UDI como en RN se plantea que es un medio y no un fin en sí mismo, de manera que se puede modificar, pensando en lo que es mejor para dar una mayor fuerza a la economía y no generar menoscabo en el empleo y en el crecimiento.

¿Cómo debe plantearse la UDI frente a este y otros temas a partir de marzo?

Detrás del matrimonio homosexual lo que está es la adopción de hijos. La totalidad o la gran mayoría de los parlamentarios de la UDI están conscientes de que los derechos de los niños están por sobre los derechos de la minoría. Qué culpa tiene un niño de que lo adopte una pareja homosexual. A pesar de que no pueda sufrir ningún menoscabo en su calidad de vida, sí va a sufrir el peso de la discriminación.

Varios en la UDI criticaron en el último consejo directivo ampliado que el partido ha perdido sintonía con la gente. ¿Lo comparte?

Efectivamente. El hecho de ser gobierno obligó a la UDI a defender al gobierno, en lugar de estar mirándose a sí misma. O sea, tuvo que ceder muchas veces en cosas en las que no estaba absolutamente de acuerdo, y se dispersó un poco. Desde esa perspectiva, creo que perdió un poco la sintonía con los problemas reales de la gente. En el intertanto, el mundo cambió, porque el mayor problema ya no era la extrema pobreza, sino que el mayor problema lo tenía la clase media. Por defender al gobierno perdimos esa capacidad de darnos cuenta de que ahí estaba hoy la sintonía con la gente. Tenemos que volver a enfocarnos en eso.

¿Cree que faltó convicción en la defensa de las ideas del sector, como plantean algunos dirigentes de la Alianza?

La Alianza, en general, como que se sentía acomplejada de decir lo que somos. 

¿Qué espera de la convención programática que hará el partido a fines de marzo? Estará marcada, justamente, por realizar o no cambios doctrinarios…

La UDI llegó a ser el partido más grande siendo lo que es. No veo ninguna razón para que tenga que cambiar. Todos los que estamos en la UDI estamos ahí por lo que es.  Se pueden ampliar los ámbitos de acción, pero no podemos ser lo que no somos.

El otro debate que ha marcado al partido es la elección de una nueva directiva. ¿Quién o quiénes se acomodan mejor a este perfil que usted plantea?

Me gustaría que hubiera una lista de consenso donde estuvieran integradas las personas más capaces. Acá no se trata de los liberales contra los conservadores, de las mujeres contra los hombres, de los jóvenes contra los viejos. Creo que tienen que estar las personas que tengan ganas porque no es fácil hacerse cargo de un partido después de una derrota electoral. Y tienen que estar aquellos que tengan la competencia para hacerlo. 

¿Que estén Víctor Pérez y Ernesto Silva juntos?

Sí, a mí me encantaría.

¿Y si no se da una lista de consenso, a quién respalda usted?

De haber competencia, yo tengo un respeto gigante por Víctor Pérez. Es una persona que tiene mucho sentido político, que sabe hacia dónde va y sabría conducir la UDI de una manera brillante. También es una muy buena persona. De haber elecciones, yo respaldaría la lista en la que él esté.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital