*

Cultura
Compartida
Actualizado el 07/07/2013
Estás leyendo:Jaime Huenún recupera la memoria de sus ancestros en nuevo libro

Jaime Huenún recupera la memoria de sus ancestros en nuevo libro

Autor: Javier García

El poeta mapuche publica el volumen Reducciones, una crónica en prosa y en verso, sobre sus orígenes en el sur de Chile.

Jaime Huenún recupera la memoria de sus ancestros en nuevo libro

Una biografía no autorizada por la historia oficial. Un retrato personal y familiar, que llega hasta los ancestros que poblaron la tierra en la que creció en Osorno.

Una crónica, en prosa y en verso, es lo que se puede encontrar en Reducciones, el nuevo libro del poeta de origen huilliche Jaime Huenún (46), editado por el sello Lom.

“Este libro tiene que ver con una memoria que no está instituida, pero también con los documentos manchados de la barbarie”, dice Huenún, en un café a un costado de la plaza Ñuñoa.

“Provengo, por sangre paterna, de un tronco huilliche que aún mantiene un mermado asentamiento en los reductos de Quilacahuín”, anota en Reducciones el poeta nacido en 1967, en el hospital John Kennedy de Valdivia, y criado en las calles de la población Nueva Esperanza, de Osorno. Sin embargo, las imágenes que recorren Reducciones van más allá del retrato personal. Hay fragmentos históricos desde la conquista española y la colonización de los alemanes en el sur, en el siglo XIX, hasta los mapuches escuchando corridos mexicanos en un bar.

Reducciones es el tercer libro de Huenún, quien alcanzó un amplio reconocimiento con su poemario Puerto Trakl (2001), que le valió el Premio de Poesía Pablo Neruda 2003. El título fue editado en Estados Unidos, en 2008, por el sello Action Books y alcanzó un prestigio inusual al convertirse en uno de los libros más vendidos entre los sellos independientes de ese año. Además, Huenún es editor de tres antologías: La memoria iluminada (Poesía mapuche), Veinte poetas mapuches contemporáneos y Poesía indígena latinoamericana.

Extranjeros en la patria

“He disecado muchos cadáveres y nunca he encontrado un alma”, anota Huenún en el volumen, reproduciendo una frase del doctor y anatomista alemán Hans Virchow, acompañada de la imagen de un cráneo.

En el mismo capítulo, Cuatro cantos funerarios, hay fotografías con lecturas sobre los retratados. En Maish Kenzis se lee: “Este indio yámana tenía buen carácter. Tímido, obediente, fiel, poco sociable, salvaje”, dice la cita atribuida a Herman Ten Kate, de 1906.

“Si bien mi libro denuncia, también hay una zona de suspenso y de duda”, señala Huenún. “La nostalgia funciona a veces como una trampa”, agrega. Y es donde aparece la poesía en el volumen, en versos como: “No somos extranjeros en la patria de la arena,/ no somos extranjeros en las costas de la luz”.

Sobre Reducciones, los orígenes y el permanente conflicto mapuche en el sur del país, Huenún reflexiona: “Vivimos en un país de plena mezquindad y de muchas imposturas en todo orden de cosas. Quise mostrar en mi libro ciertas realidades, donde la poesía funciona como un instrumento indagatorio. Sabemos que la historia la escriben los vencedores y la de Chile también está escrita de esa manera, donde al parecer hay mucho que ocultar”.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital