*

Mundo
Compartida
Actualizado el 02/06/2014
Estás leyendo:Jeff Widener: “He tenido una relación de amor y odio con la foto del hombre del tanque”

Jeff Widener: “He tenido una relación de amor y odio con la foto del hombre del tanque”

Autor: Fernando Fuentes

"Lo primero que pensé fue que ese hombre iba a arruinar mi composición", recuerda el fotógrafo norteamericano.

Jeff Widener: “He tenido una relación de amor y odio con la foto del hombre del tanque”

¿En qué pensaba cuando tomó la foto del “hombre del tanque”?

Lo primero que pensé fue que ese hombre iba a arruinar mi composición. Entonces yo estaba en shock, al igual que todos los demás. Supuse que iba a ser asesinado. Pero él no lo estaba, y fue entonces cuando me decidí a conseguir un lente que pudiera duplicar mi longitud focal, ya que el hecho estaba sucediendo lejos. Pensé que era una experiencia increíble.

¿Temió por su vida después de haber tomado esas fotos en Tiananmen? ¿Tuvo problemas para salir de China en 1989?

Yo estaba muy preocupado por la seguridad de (mi amigo) Kirk Martsen (en cuya habitación de hotel estaba Widener). El hubiera enfrentado muy severas consecuencias de haber sido capturado con la película de prensa. Había una orden de disparar a cualquier periodista que documentara los acontecimientos después del 4 de junio. Afortunadamente tuve suerte y me permitieron salir de Beijing una semana después del incidente.

El hombre que usted retrató frente al tanque luego fue identificado supuestamente como Wang Weilin. ¿Sabe que pasó con él después de esa foto? ¿Alguna vez trató de ponerse en contacto con él?

En primer lugar, la verdadera identidad del “hombre del tanque” nunca ha sido establecida, ni la de la tripulación del tanque que se detuvo ante él. Me parece absolutamente increíble que después de un cuarto de siglo, nadie, ni amigos, la familia… nadie sepa su paradero.

¿Y qué le parece que su famosa fotografía siga estando prohibida en China?

Es una vergüenza para el gobierno chino. No entiendo por qué simplemente no la revelan. Se cometieron errores en ambos lados del muro y no están engañando a nadie. Es casi cómico que esa imagen sigue estando prohibida.

¿Cómo ha cambiado su vida después de tomar esa foto?

Desde que hice lo que básicamente fue un tiro de suerte, he tenido una relación de amor y odio con el “hombre del tanque”. He recibido mucho reconocimiento a través de los años, el que parece aumentar cada aniversario, aunque también ensombrece mi otro trabajo en el que estoy concentrado. Sin embargo, un favor que el “hombre del tanque” me hizo fue la alegría de conocer a Corinna. Durante una entrevista con la BBC en el 20º aniversario, me encontré con una hermosa maestra de escuela alemana que estaba sentada en el Chang’an Boulevard. Después de pasar el día juntos y durante una cena de cinco horas en una vieja casa de té durante una tormenta, decidimos que había algo especial entre nosotros y nos casamos en Hawai un año después. Ahora vivimos juntos en Hamburgo, Alemania, donde trabajo en mis archivos, y ella enseña en una escuela secundaria.

¿Planea asistir a la vigilia anual en Hong Kong el 4 de junio en conmemoración de Tiananmen?

No participaré en la vigilia, sino que voy a fotografiar el evento. Asistiré como una continuación de la historia. Personalmente me pregunto cómo el tiempo ha pasado tan rápido y esto me ha dado tiempo para reflexionar sobre mi vida y mi carrera en esos años.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital