*

Negocios ,
Abrir menú
Compartida
Actualizado el 15/08/2016
Estás leyendo:Juan Andrés Camus y Francisco Torrealba, socios fundadores de Valhalla Energía: “Le vamos a ganar a todos los desarrollos nuevos de gas natural y carbón”

Juan Andrés Camus y Francisco Torrealba, socios fundadores de Valhalla Energía: “Le vamos a ganar a todos los desarrollos nuevos de gas natural y carbón”

Autor: Gabriel Alvarez

La firma presentó dos proyectos a la licitación eléctrica cuyos resultados se conocen esta semana.

Juan Andrés Camus y Francisco Torrealba, socios fundadores de Valhalla Energía: “Le vamos a ganar a todos los desarrollos nuevos de gas natural y carbón”

Sienten que hicieron una oferta muy competitiva, pero responsable, para participar de la licitación eléctrica, cuyos resultados se conocen el miércoles. E independiente de si se adjudican un contrato o no, creen que les ganarán en precios bajos a los nuevos desarrollos de carbón y gas natural, lo que les permitirá convertirse en la energía de base de expansión del sistema. Con esa confianza, los socios fundadores de Valhalla Energía, Juan Andrés Camus (34) -hijo del presidente de la Bolsa de Comercio de Santiago- y Francisco Torrealba (34), abordan su participación en la subasta, el desarrollo de sus proyectos y el futuro del sector.

Su enfoque innovador, explican, proviene de cuando estudiaban un MBA en la Universidad de Stanford, EE.UU., en 2011, que dio como fruto su apuesta: combinar la energía solar con almacenamiento, lo que les permite dar un suministro sin interrupciones las 24 horas.

¿En qué están los dos proyectos que buscan construir?

Francisco Torrealba (FT): Uno de los proyectos es Espejo de Tarapacá, que consiste en una central hidráulica de bombeo de 300 MW que opera con agua de mar, a 100 kilómetros al sur de Iquique. En el fondo, es un gran almacenamiento de electricidad que permitirá eliminar, a un bajísimo costo, la intermitencia de fuentes renovables no convencionales (ERNC). El otro es Cielos de Tarapacá, una planta solar fotovoltaica de 600 MW, ubicado a 60 kilómetros de Iquique. Ambos proyectos -que ya tienen RCA- se complementan, lo que nos permitirá entregar energía limpia durante las 24 horas del día.

Juan Andrés Camus (JAC): Ya tenemos las licitaciones de varios de los contratos bastante avanzadas y estamos estructurando el financiamiento para dar las órdenes de proceder, para lo cual estamos trabajando con un banco norteamericano. La inversión de ambos proyectos es de US$ 1.300 millones y aumenta a US$ 1.500 millones considerando los gastos financieros.

Esperamos iniciar la construcción el primer semestre de 2017.

¿Cuándo estarían construidos?

JAC: Espejo de Tarapacá, la central hidráulica de bombeo, requiere un poco más de dos años, mientras que Cielos de Tarapacá, la planta solar, necesita de entre 12 a 18 meses. Es decir, a mediados de 2020 podrían estar operando ambos.

¿Qué los motivó a participar de la licitación?

FT: Participar de esta licitación era importante para nosotros porque más allá de si nos adjudicamos un contrato o no, el proceso nos permitirá demostrar que somos más competitivos que el carbón y el gas natural. Así, a partir del miércoles el consumidor podrá contar con la información de qué precio tiene cada tipo de tecnología, lo que será una especie de menú. Por ejemplo, en tal rango de precio está el carbón, en otro rango se ubica el gas natural y en tal nivel se encuentra Valhalla.

JAC: Nuestra compañía es bastante joven y hoy participan cerca de 50 inversionistas, donde no hay empresas detrás sino que se trata de personas que han puesto su patrimonio en un proyecto, una idea y un equipo para sacarlo adelante. Por lo tanto, no podemos tomar muchos riesgos y en ese sentido no podíamos participar como lo hizo El Campesino en 2014, con un proceso de evaluación ambiental recién ingresado. Ellos podían hacerlo porque detrás tienen a dos empresas de nivel mundial.

¿Qué expectativas tienen?

JAC: Creemos que fuimos con una oferta muy competitiva pero responsable, ya que no podemos tomar muchos riesgos porque debemos cuidar el dinero de nuestros inversionistas. Sin embargo, creo que le vamos a ganar a todos los desarrollos de gas natural y carbón nuevos que hay en la licitación. Eso nos convertiría en la energía de base de expansión del sistema.Si nos ganamos o no un contrato dependerá de a qué precios fueron las centrales viejas amortizadas.

¿Qué impacto tendrá la subasta para el sector?

FT: Lo que mostrará esta licitación es que estamos en un nuevo escenario competitivo, donde el gobierno ha nivelado la cancha para todos. Esto le permite a la nueva generación eléctrica competir con generación convencional, en plazos correctos e igualdad de condiciones. Va a generar un precedente y probablemente se traducirá en que los precios que veremos en esta subasta serán los niveles de precios que observaremos de aquí en adelante. Nunca más vamos a volver a niveles de precios de US$ 130 MWh porque la generación renovable, incluido proyectos como el de nosotros, está en condiciones de competir de forma muy agresiva y es cada día más competitiva.

JAC: Hay que hacer dos lecturas. Primero, qué parte de la energía que se ofertó fue con centrales antiguas y a qué precio, y segundo, cuáles son las nuevas centrales. Que se ganen o no un contrato, en el largo plazo no es tan relevante. Pero, esas nuevas centrales de tecnologías en base marcarán el costo del sistema a el largo plazo.

¿Sus planes están condicionados a cómo les vaya en este proceso?

JAC: No. Creemos que nuestro precio de energía es más competitivo que el gas natural. Si eso se da, nos transformamos en el costo de expansión del sistema, independiente de si obtenemos un contrato o no. Lo otro es que no se acaba el mundo si no ganamos en este proceso, ya que a fin de año hay otra licitación. También hay procesos de clientes libres, principalmente de mineras, que se abren pronto y que están esperando los resultados de esta licitación. 

¿Cuáles son los planes de la firma?

FT: Ciertamente tenemos un plan de expansión de largo plazo, pero está en una fase previa de estudios de prefactibilidad y búsqueda de terrenos, pues nuestro foco ha estado principalmente en desarrollar nuestro proyecto Espejos de Tarapacá. En paralelo, si demostramos que somos el costo de expansión del sistema, lo natural para Valhalla y para otras firmas es comenzar a hacer la combinación de sistema de almacenamiento y energía solar, es decir, energía solar con respaldo. Ese debiera ser el futuro de Chile y más adelante debería expandirse al resto del mundo.

¿Cómo ven el desarrollo del mercado en el futuro?

FT: Hay que ver cuál será la energía más barata del sistema, por lo que este miércoles sabremos si es la energía eólica o la solar, y nosotros creemos que es la solar. Esto será una señal de que Chile, teniendo el mejor recurso a nivel mundial, tiene que ocuparlo como corresponde. Entonces, si bien seguirán existiendo centrales a carbón y de gas natural durante muchos años, la nueva matriz energética debiera ser claramente renovable y con almacenamiento.

JAC: Me da la impresión que la matriz del futuro será mucho solar, mucho eólico y almacenamiento de distinto tipo; hidráulica convencional, hidráulica de bombeo y podría sumarse el que se hace mediante baterías. 

 

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital