*

Nacional
Compartida
Actualizado el 17/04/2014
Estás leyendo:Justicia e Interior analizan huelga de hambre de comuneros

Justicia e Interior analizan huelga de hambre de comuneros

Autor: Sebastián Labrín y Alvaro Guerrero

En una cita reservada de una hora se discutieron los pasos a seguir.

Justicia e Interior analizan huelga de hambre de comuneros

Diez días en huelga de hambre cumplieron hoy cuatro comuneros mapuches que se encuentran recluidos en la cárcel de Angol, Región de La Araucanía. Su situación de salud y judicial fue tratada ayer en La Moneda por el ministro de Justicia, José Antonio Gómez, el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy y el intendente de la IX Región,  Francisco Huenchumilla. 

Los detenidos están identificados como Juan Bernardo Licán Melinao, Luis Humberto Marileo Cariqueo, Leonardo Quijón Pereira y Cristian Pablo Levinao Melinao. Todos comenzaron con la medida de presión  el pasado 7 de abril. 

Los comuneros han manifestado tres requisitos para deponer su huelga: la revisión de sus condenas -que dos de los casos llegan hasta 10 años de presidio-, el traslado a un centro educacional y el indulto humanitario para Mariano Llanca quien padece una enfermedad terminal.

La cita de urgencia en Palacio comenzó cerca de las 17.00. Desde la llamada zona del conflicto mapuche, el intendente Huenchumilla solicitó una cita con el ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, para analizar el tema y ver cuál será la acción a seguir por parte del gobierno, pero debido a la emergencia ocurrida en Valparaíso, la reunión se efectuó con el subsecretario Aleuy. 

Consultado por La Tercera, el intendente Huenchumilla manifestó que “el tema quedó en manos del Ministerio de Justicia”. 

Agregó que “participé en la reunión y manifesté mi punto de vista. Fue una reunión de trabajo”. 

Una de las últimas medidas de presión iniciada por comuneros mapuches data de marzo de 2011 y se mantuvo durante 87 días. Entre ellos estaban los líderes de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) Héctor Llaitul y Ramón Llanquileo, quienes junto a otros dos comuneros, cumplían condena por el ataque al fiscal Mario Elgueta. 

En este caso intercedió la Iglesia Católica para mediar en una mesa de diálogo.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital