*

Deportes
Compartida
Actualizado el 03/10/2017
Estás leyendo:La caída libre de Ecuador

La caída libre de Ecuador

Autor: Carlos Tapia Annun

El elenco del Guayas inició las clasificatorias como la sensación de Sudamérica, pero ahora están a una derrota de mirar el Mundial por televisión.

La caída libre de Ecuador

Este jueves, en el estadio Monumental, se juega una final. Así de claro. La selección chilena requiere de una victoria sobre Ecuador si pretende alimentar el objetivo de llegar a su tercera Copa del Mundo consecutiva. Al frente tendrá a un rival necesitado, urgido de un buen resultado, cuyas chances de ir a Rusia son más acotadas, pero existen al fin y al cabo. Con cambio de entrenador y un plantel de caras nuevas al por mayor, el elenco del Guayas desembarca en Santiago lleno de interrogantes y con una serie de malos resultados.

Al comparar la tabla de posiciones en el inicio de las clasificatorias con la actual, cuesta entender la sostenida baja de los ecuatorianos. El proceso eliminatorio para Rusia comenzó en octubre de 2015. Al finalizar las cuatro fechas que se jugaron ese año, el equipo que dirigía Gustavo Quinteros obtuvo sólo victorias, siendo la más resonante el 0-2 sobre Argentina, en Buenos Aires.

Doce puntos, nueve goles a favor y dos en contra fue el espectacular comienzo de Ecuador. La performance era más destacada aún considerando la magra Copa América de Chile que realizaron en el mismo año, quedando eliminados en la primera fase. Eran candidatos para clasificar, pero hoy la historia es distinta.

Entre marzo de 2016 y septiembre de 2017 se han disputado 12 jornadas, y Ecuador sólo ha sumado dos victorias en ese periodo: ante Chile y Venezuela, ambas en Quito y por 3-0. En 11 de las primeras 12 fechas de las clasificatorias, los ecuatorianos se mantuvieron en zona de clasificación directa (la excepción fue en la octava, en la cual acabaron quintos). El quiebre, para mal, se produjo en los últimos cuatro partidos, donde no sumaron más. Las derrotas ante Paraguay (2-1), Colombia (0-2), Brasil (2-0) y Perú (1-2) dejaron en la octava posición a La Tri, fuera de todo. Con una derrota ante la Roja, están eliminados. No les alcanzaría ni para el repechaje si vencen a Argentina, en la jornada final.

Se concretó la salida de Quinteros y su reemplazante es el argentino Jorge Célico, quien asumió de manera interina. “Cuando terminen estos dos partidos no seguiré”, fue enfático el nuevo seleccionador.

El transandino realizó una profunda cirugía en el plantel. La base que arriba a la capital chilena es del torneo local. Sólo ocho de los 30 nominados juegan en el extranjero y 11 fueron llamados por primera vez a la selección. Apenas 11 de los 30 se repiten de la última convocatoria de Quinteros: Máximo Banguera, Robert Arboleda, Darío Aimar, Pedro Velasco, Cristián Ramírez, Fernando Gaibor, Antonio y Enner Valencia, Jefferson Orejuela, Renato Ibarra y Michael Estrada.

Ecuador llega movido, con la necesidad de un triunfo sin sus estandartes (el no citado Christian Noboa y el renunciado Felipe Caicedo, por ejemplo). Célico confia en la savia nueva.

 

unnamed

Papel digital