*

Deportes
Compartida
Actualizado el 21/04/2017
Estás leyendo:“La Católica me lo dio todo”

“La Católica me lo dio todo”

Autor: Roberto Gálvez

Jorge Aravena, uno de los disparos más potentes y de mejor calidad técnica en la historia de Chile, destaca la seriedad del club y la importancia que tuvo en su vida como deportista.

“La Católica me lo dio todo”

No muchos jugadores pueden decir que ganaron dos títulos con la UC. Jorge Aravena tiene tres a su haber: copas Chile y República en 1983 y 1984, respecticamente, además de la liga nacional del 84. Sólo en esos dos años marcó la impresionante cifra de 51 goles en 75 duelos disputados. Enorme si se considera que era mediocampista. Dueño de una potente zurda, la que le valió ser conocido como Mortero, el ex volante es parte de la historia del elenco estudiantil por su brillante cometido en el título de su último año en el elenco franjeado, mismo que le valió ser transferido al Real Valladolid de España. Así lo recuerda el propio ex jugador, quien se confiesa agradecido de un club que, según él, se lo dio todo.

¿Cómo recuerda los títulos que ganó en la UC?
Siento muchísimo cariño y respeto por la Católica. A mí, en el caso particular, la UC me lo dio todo: me dio la posibilidad de vestir su camiseta siendo joven, me dio la opción de debutar en Primera, también de llegar a una selección juvenil, de ser campeón en el fútbol chileno, luego dar el salto a la selección chilena. Al final, gracias a la Católica también me pude ir a jugar afuera.

¿Cómo describiría al club en sus 80 años?
Católica es un equipo que se ha caracterizado por su seriedad. Les da todas las facilidades a sus jugadores, para desarrollar la profesión sin inconvenientes. Es un club que tiene varios torneos, que tiene finales de Copa Libertadores. Es, sin lugar, a dudas un club importante dentro de Sudámerica.

¿Cuánto ha cambiado la Católica en la que usted jugaba hasta la de hoy?
Ha evolucionado muchísimo, en todos los aspectos. En la época que a mí me tocó vestir la camiseta no teníamos estadio y hoy hay uno maravilloso como lo es San Carlos de Apoquindo. Además, hoy hay un complejo enorme y antes era sólo Santa Rosa de Las Condes, donde estaban todos los deportes en un espacio muy reducido. La UC es una institución que siempre ha prestigiado al fútbol chileno.

¿Cuál o cuáles son los mejores que vistieron la camiseta de la Católica?
Hay un montón de gran nivel. De los que me tocó compartir diría René Valenzuela, Óscar Lihn, Mario Lepe, Miguel Ángel Neira, el Arica Hurtado, Pato Toledo y Marco Cornez. De los más nuevos parto por Gary Medel. También destaco al Beto Acosta, que marcó un hito importante. De hoy, Cristopher Toselli o Cristián Álvarez, un maravilloso profesional.

¿Cómo ve institucional a la UC tras 80 años de vida?
La veo muy sólida como institución a la UC e, importante también, sólida como equipo de fútbol.

¿Un histórico como usted sigue la actualidad del equipo?
La sigo como aficionado del fútbol y de la UC. Hoy te digo que es lógico que uno quisiera que hubiera repetido una buena campaña en el ámbito local y poder haber ido por el tricampeonato, pero no ha podido ser así, pero hay que seguir. Los hinchas no pueden decaer en el apoyo a un club que últimamente les ha dado muchas alegrías que hace rato se andaban buscando.

Papel digital