*

Deportes
Compartida
Actualizado el 16/06/2017
Estás leyendo:La empresa de la discordia

La empresa de la discordia

Autor: Matías Parker y Cristian Barrera

Martín Rey, ex funcionario de la cuestionada compañía Full Play, hoy miembro de Lions Sport Media, organizó los amistosos de Chile ante Rusia, Burkina Faso y Rumania. "La idea es seguir organizando amistosos y realizar otro tipo de eventos", dijo el empresario a La Tercera.

La empresa de la discordia

27 de mayo de 2015. Mientras en Zúrich se detenía a diferentes personalidades de la FIFA, por estar involucrados en sobornos, el Departamento de Justicia de Estados Unidos levantaba cargos contra el argentino Alejandro Burzaco, presidente de Torneos, Hugo Jinkis y su hijo Mariano, de Full Play. Los tres estuvieron prófugos antes de decidir entregarse a las autoridades norteamericanas.

Full Play aparecía como una de las empresas acusadas por el FBI por coimear con millones de dólares a miembros de la Conmebol. La compañía de los argentinos manejaba a la mayoría de las federaciones a lo largo de Latinoamérica, como la Confederación Centroamericana y del Caribe de Fútbol (Concacaf) y también los amistosos de la Roja.

En Chile, según los informes que abarcan los años 2011-2012, la compañía de los Jinkis figuraba con un millonario contrato que estaría vigente por cuatro años con la ANFP. Las cifras dan cuenta de que la sede de Quilín recibió por anticipado por parte de Full Play $774.879.000 en 2011 y $450.846.000 en 2012. En los años 2013 y 2014 no aparece especificado si hubo traspaso de recursos y la información oficial es que se trataba de convenios que abarcan derechos de transmisión televisiva internacional de la selección chilena, además de amistosos.

Sin embargo, luego de que se destapara el caso de sobornos, que también gatilló la salida de Sergio Jadue de la presidencia de la ANFP, y que hoy está en Miami, a la espera de la respectiva sentencia judicial, en la nueva administración se plantearon limpiar el nombre del fútbol. No querían establecer ningún tipo de relación con agentes del pasado.

No obstante, ex funcionarios de Full Play que mantenían una estrecha relación con Jadue, y que hoy se desempeñan en Lions Sports & Media, siguen prestando servicios en Quilín. Daniel Tamborini y Martín Rey fueron los encargados de producir los amistosos que enfrentaron a la Selección de Juan Antonio Pizzi frente a Rusia, a los suplentes de Burkina Faso y Rumania, que sirvieron a modo de preparación para enfrentar la Copa Confederaciones. Tamborini alcanzó a estar 11 años en la compañía, mientras que Rey estuvo seis. A este último, durante la llegada de la Roja a Rumania, en Cluj, se le vio entrando al hotel de concentración junto a Felipe Gutiérrez (ver foto).

En contacto con La Tercera, Tamborini reconoció el nexo con la sede que opera en Quilín. Lo hizo apurado, mientras se embarcaba en un vuelo en Nueva York: “¿Los amistosos de Chile? No los hice yo directamente, pero sí lo hizo mi socio. ¿Si fue Martín Rey? Sí, él los agendó”, explicó brevemente, disculpándose por su escueta respuesta.

Luego, fue el propio Rey quien explicó la situación. “Organicé los tres amistosos. Lions existe hace seis meses y antes trabajé en Full Play. La idea es seguir organizando amistosos y realizar otro tipo de eventos”, explicó el empresario.

Desde la ANFP asumen el vínculo contractual con los ex funcionarios de la cuestionada empresa internacional, pero se encargan de repetir que Lions Sports & Media no tiene ninguna semejanza con Full Play.

Desde Rusia, Andrés Fazio, primer vicepresidente de la ANFP, responde a la consulta sobre si Rey, ex Full Play, organizó los amistosos: “Sí, es efectivo”, comentó. Sin embargo, recalcó que negociaron con la empresa Lions y no la cuestionada compañía argentina: “¿Si es Full Play? No, los contratos están a nombre de otra empresa, que es Lions”, recalcó. Los vínculos que ha firmado la nueva administración para los amistosos disputados no vienen de la era Jadue: “Sólo hay contratos por partido, igual como se hace con todos los representantes”, cerró Fazio.

 

Papel digital