*

Deportes
Compartida
Actualizado el 21/12/2014
Estás leyendo:La madurez de Malla tras su primer título profesional

La madurez de Malla tras su primer título profesional

Autor: Diego Hermosilla

El tenista, de 18 años, se impuso en el Futuro 11 en Villa Alemana. El número 725 del ATP asegura que sus únicos objetivos son mejorar su tenis, más que mirar el ranking.

La madurez de Malla tras su primer título profesional

Bastián Malla ganó este mediodía el primer título profesional de su carrera. Se alegró, celebró, pasó contento la tarde, pero sabe que el trabajo sigue. Sus planes no han cambiado para 2015, donde las metas no se expresan en números, sino en sensaciones. 

El número 725º del ATP le ganó la final del Futuro Chile 11 al argentino Tomás Lipovsek, quien es 449º del mundo, por 4-6, 6-1 y 6-2. Caer en el primer parcial no extrañó, pues el mismo rival lo había eliminado la semana pasada en el F10 en Santiago. “Tuve un primer set muy flojo y en el segundo me quebró de entrada, pero me pude poner 1-1 y ahí cambié el chip”, comenta el jugador de 18 años, ex campeón del mundo Sub 14 junto a Christian Garin y Sebastián Santibáñez. 

“Usar una nueva raqueta me ha ayudado mucho, la cambié el sábado o domingo de la semana pasada y me ha ido bien”, comenta Malla. “Estoy buscando un nuevo entrenador. Veremos quién puede ser, necesito alguien que me dé tranquilidad dentro de la cancha y hacerle caso, que entrene en Santiago, para estar con mi familia”, asegura el tenista. 

En nueve días más, cuando se contabilicen los 18 puntos ganados en Villa Alemana, el chileno aparecerá cerca del puesto 600 del ranking, superando el 640 que hasta ahora era su mejor marca. Eso no quiere decir que cambie sus planes para la temporada 2015. 

“La idea es tratar de jugar lo mejor posible, no me pongo una meta ni me pongo presión. Veré cómo estoy a fin de año, los resultados se dan solos, con trabajo. No voy a preocuparme del ranking ahora, sino en mejorar mi tenis. Tengo 18 años recién”, dice. 

Malla se muestra seguro y sabe que está más maduro. Sobre el momento en que llega su primera corona asegura que “tuve hartas chances antes, pero no estaba bien mentalmente para ganar un torneo. La poca madurez no me dejaba ganar. Ahora se logró y estoy muy contento”. 

La misma mesura muestra al hablar de la Copa Davis, equipo en el que ha participado sólo como invitado: “Creo que eso se da por resultados. Si uno lo tiene ganado, irá, pero no pienso en eso por ahora”.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital