*
Tendencias
Compartida
Actualizado el 21/08/2010
Estás leyendo:La “muerte” del libro de papel llegará en cinco años

La “muerte” del libro de papel llegará en cinco años

Autor: Marcelo Córdova

Nicholas Negroponte, uno de los mayores gurús de la tecnología, señaló que a más tardar en 2015 el formato digital será el que imperará en la industria editorial.

“Está ocurriendo. No pasará en 10 años, sino en cinco”. Así de tajante se mostró Nicholas Negroponte -ex director del Laboratorio de Medios del Instituto de Tecnología de Massachusetts, cofundador de la revista Wired y uno de los mayores gurús de la tecnología- al definir en una reciente conferencia la expectativa de vida que les queda a los libros tradicionales.

En el evento Techonomy, Negroponte -cerebro tras el proyecto “Un laptop por niño”- se hizo eco de varios análisis provenientes de la industria editorial y las tiendas de ebooks, que hablan de la rápida penetración del libro digital. De hecho, al señalar que las  páginas de papel “morirán” en 2015 no se refiere a una extinción total del libro físico, sino que a un nuevo dominio del mercado literario por parte del formato digital creado para equipos como el Kindle.

Las cifras y el potencial de los libros digitales parecen darle la razón a Negroponte. Gracias a la rápida popularización del lector Kindle, comercializado por Amazon y del cual ya se han vendido lleva 3,3 millones de unidades, las ventas de libros electrónicos en la tienda fundada por Jeff Bezos ya superan a las ediciones de tapa dura: hoy se venden 143 ebooks por cada 100 obras en papel. El mismo fundador de la tienda estima que, a más tardar en un año, los libros digitales generarán más ventas en Amazon que los libros de bolsillo.

“La gente dirá ‘no, no, no’. Por supuesto que a todos nos gustan nuestras librerías tradicionales”, dijo Negroponte en la conferencia, agregando que pese a ello basta pensar en lo ocurrido en la industria musical y cinematográfica. Según el experto, en los años 80 las señales eran claras e indicaban que la tradicional física fotográfica iba a desaparecer. Esto pese a que compañías como Kodak eligieron negar la realidad de las cámaras digitales que se les venía encima. De hecho, según un estudio de la U. de Maryland (EE.UU.) sobre el caso de esta empresa, desaprovechar la  revolución en la fotografía digital le significó a Kodak reducir su fuerza de trabajo en 80%.

POTENCIAL EDUCATIVO

Incluso, dijo Negroponte, los ebooks tienen claras ventajas en el área educativa: uno de los equipos básicos promovidos por su fundación “Un laptop por un niño” puede albergar miles de libros digitales para entregárselos a los menores, algo impensable si se trata de libros, enciclopedias o textos de estudios de papel.  

Así, el desarrollo de los libros digitales se vuelve cada vez más auspicioso. Mientras un análisis de la consultora RR Bowker indica que Amazon y Barnes & Noble controlan este sector -con 61% y 20% de las ventas, respectivamente- el lanzamiento en abril del iPad de Apple está potenciando la experiencia de lectura digital de forma importante.

Una encuesta de la empresa Cooper Murphy indica que dos de cada cinco dueños de iPad usan el aparato como su plataforma favorita para leer libros. Además, 31% señaló que prefería este aparato para leer periódicos. Las mismas editoriales han notado una rápida expansión del formato digital. Es el caso de Penguin, que hace poco informó que las ventas de ebooks en EE.UU. ahora representan el 6% de las ventas a consumidores. Y la oferta crece día a día: Amazon ya ofrece más de 630.000 ebooks tradicionales y 1,8 millón de libros gratuitos y libres de derechos de autor.

John Makinson, director ejecutivo de Penguin, dijo al diario inglés The Guardian que es un converso de esta tecnología. Por eso su iPad suele estar cargado de obras clásicas y manuscritos de autores como John le Carré. Según el ejecutivo, esta tecnología ofrece la comodidad de evitar el equivalente a kilos y kilos de libros en el equipaje.

Para Makinson, la industria debe integrar necesariamente la innovación: “Apoyo la idea de que cada libro que ofrecemos para el iPad tenga una entrevista con video al autor. No sé si esto sea bueno o no, pero debe haber cultura de experimentación, algo que no es natural en las editoriales. Por ejemplo, nosotros editamos a muchos historiadores y a ellos les encanta la idea de usar tomas de documentales para ilustrar sus obras”.

Ante este escenario, explica Makinson, el concepto mismo de libro está siendo redefinido. Un ejemplo es la edición para iPad del best seller “Los pilares de la Tierra”, del escritor Ken Follett. El ebook no sólo incorpora la obra en sí, sino escenas de la adaptación para TV incluidas en el texto y material extra con la banda sonora de la serie y un diario en formato de video que sigue a Follett durante la filmación.

Por ahora la piratería de los libros digitales no se convierte en un problema de marca mayor y la industria ha sacado lecciones de experimentos, como la idea de lanzar un libro primero en formato físico y, tras varios meses, lanzar la edición digital. “Siempre creí que esa era muy mala idea. Si el consumidor quiere comprar un libro en formato digital ahora, debes permitir que lo tenga de inmediato”, dice Makinson a The Guardian.

Un ejemplo claro de la fuerza que están adquiriendo los ebooks es la editorial estadounidense Dorchester. Tras una caída del 25% en la venta de libros en formato papel en el último año, se adoptó una solución radical: ofrecer su catálogo de novelas de fantasía y romance sólo en formato digital, mientras que las ediciones en papel se elaborarán a pedido.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital