*

Deportes
Compartida
Actualizado el 17/07/2017
Estás leyendo:La pelota pierde peso

La pelota pierde peso

Autor: Christian González A.

Las principales figuras del Clausura no estarán en el Transición. El poderío económico de clubes extranjeros y alguna decisión técnica los sacan de Chile. A cambio, la apuesta es reclutar nombres reconocibles que están lejos de su mejor momento.

La pelota pierde peso

El Torneo de Transición está a la vuelta de la esquina. El viernes 28 se iniciará la nueva temporada y los clubes de Primera División alistan sus planteles. Con caras nuevas y bajas importantes. Y con la pérdida de varias de las figuras que sobresalieron en el Clausura, que quedó en manos de Universidad de Chile después de arremeter con todo en la recta final.

Los azules son justamente uno de los equipos que enfrenta un desafío relevante. La escuadra de Guillermo Hoyos tiene la misión de reemplazar a Felipe Mora, el mejor jugador del campeonato anterior. El ariete formado en Audax Italiano marcó 13 goles, una cifra suficiente para que Cruz Azul pusiera sobre la mesa los cuatro millones de dólares que establecía su cláusula para dejarlo partir, en una operación que también benefició a Audax Italiano.

Azul Azul aspira a mantener el poderío ofensivo. En ese contexto, se aguarda el arribo de Mauricio Pinilla, quien asomará esta semana en el CDA, como sustituto de Mora y como un golpe de efecto para los hinchas, considerando la alta identificación del sanmiguelino con el club que lo formó. Regresó al club otro goleador, Isaac Díaz, quien se desligó de Jaguares de Chiapas, desafiliado en México.

La misma lógica corre para el resto de las posiciones. Felipe Seymour, de buen primer semestre en Unión Española, y Rafael Caroca, uno de los buenos valores de Deportes Iquique, llegan con la misión de llenar el vacío que dejó Gonzalo Espinoza, otro de los puntales de la campaña del primer semestre, quien partió al fútbol turco.

Colo Colo está obligado a borrar la pérdida del título a manos del archirrival. La dirigencia que encabeza Aníbal Mosa apostó por reencantar a los fanáticos con el retorno de Jorge Valdivia. El Mago garantiza la conducción que el mediocampo no ha tenido en los últimos torneos y, además, es una apuesta comercial: sólo en la primera etapa se aspira a vender 30 mil camisetas con su apellido.
El club albo, además, reclutó al wanderino Óscar Opazo, a Nicolás Maturana y a Agustín Orión. El transandino llega a llenar el vacío que deja un arquero que se ganó el corazón de los hinchas por su rendimiento y liderazgo: Justo Villar. Y, más allá de su condición de ex seleccionado argentino en Brasil 2014, a Macul arriba con un precedente inquietante: su reciente mala campaña en Racing, desde donde salió bajo la reprobación de los fanáticos y la mala evaluación del medio local. Los hinchas ya han manifestado sus aprensiones.

La UC sufrió la partida de jugadores clave como Ricardo Noir, Enzo Kalinski, Alfonso Parot y Guillermo Maripán. Luciano Aued llega avalado por sus buenas actuaciones en Racing y Jeisson Vargas, una promesa de crack, pretenderá retomar su nivel, tras un opaco paso por Estudiantes de La Plata. Mario Salas exige el fichaje de un lateral izquierdo que remplace a Parot. La dirigencia abrió la búsqueda, aunque en el mercado interno. Apunta a Nicolás Berardo, ex Unión Española, y a Cristián Gutiérrez. El primero, lejos de su mejor momento, y el segundo, aún sin confirmar las condiciones que mostró en sus inicios en Colo Colo.

“Me parece que los equipos que han mantenido el proceso anterior se han potenciado. Las decisiones dependen de la visión que tienen los técnicos para generar las variantes que necesitan. Siento que más allá de los jugadores que partieron, han llegado buenos futbolistas. Es difícil decir si el próximo torneo será mejor o peor que el anterior. A mí me parece que el nivel es equilibrado en relación al anterior”, dice Francisco Bozán, técnico de Universidad de Concepción.

Unión Española y Audax Italiano también lamentan partidas clave. En Santa Laura apuestan por Gustavo Canales y Carlos Muñoz para sustituir a una dupla que les dio óptimos resultados: Diego Churín y Carlos Salom, dos pérdidas más para el medio. A priori, una combinación similar en jerarquía, aunque la medición se complica si se compara la vigencia de los que llegan. En La Florida se registra otra ‘fuga’ hacia el exterior: el goleador Marcos Riquelme partió a Bolivia para integrarse al Bolívar, sin que algún sustituto de la misma jerarquía asome por el club itálico.

Palestino también muestra una sangría importante: Leonardo Valencia, quien se vinculó a Botafogo. Por si fuera poco, Agustín Farías, su jugador más regular en los últimos años, partió a Chipre. Y Huachipato ya extraña a Ángelo Sagal, quien partió al Pachuca. En los casos de los futbolistas chilenos, se trata de jugadores que aprovecharon sus pasos por la Roja para avanzar en sus carreras. En la usina hay más casos: Carlos González y Víctor Dávila se fueron al extranjero.

Everton remeció el mercado con el retorno de Patricio Rubio. Además se fortaleció con Lucas Mugni (ex Flamengo), Juan Ezequiel Cuevas (Mineros de Zacatecas). Perdió nombres importantes como Maximiliano Cerato, y el colombino Wilson Morelo, dos que también dejaron el país. El cafetero, sin responder a su rótulo de uno de los refuerzos más atractivos del certamen anterior.

Iquique sufrió la ida de Álvaro Ramos. El ariete partió a México, otra baja para el medio local. Y O’Higgins está en vilo por la eventual salida de Cristian Insaurralde, a quien pretenden en la MLS estadounidense. Como se ve, varias figuritas del último semestre ya no están. Habrá que ver si llega el reemplazo ideal para todos ellos.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital