*

Mundo
Compartida
Actualizado el 29/12/2017
Estás leyendo:La “revolución del pernil” genera un gran conflicto en Venezuela

La “revolución del pernil” genera un gran conflicto en Venezuela

Autor: María Paz Salas

Cientos de venezolanos han salido a las calles a manifestarse tras no recibir un “combo navideño” que el gobierno chavista les había prometido a las familias más humildes.

La “revolución del pernil” genera un gran conflicto en Venezuela
Un grupo de personas se enfrenta a la policía, el jueves en Caracas.

¿Dónde está el pernil? Esta es la pregunta que en los últimos días ha estado en boca de miles de venezolanos que han criticado la ausencia de este tradicional alimento de fin de año y que se ha convertido en el más reciente símbolo de la crisis por la que atraviesa el país y en un nuevo dolor de cabeza para el gobierno de Nicolás Maduro.

Cientos de venezolanos han salido a las calles en los últimos días para manifestarse tras no recibir el “combo navideño” que el gobierno chavista había prometido entregar a lo largo del territorio nacional para las familias más humildes: un pernil y una caja de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción, con alimentos básicos.
Alrededor de seis millones de familias venezolanas contaban con este recurso para estas fechas.

En Caracas, los saqueos y protestas han tenido su foco en las barriadas populares de Antímano, Catia y La Vega, al oeste de la capital, desde donde se difundieron fotografías de vías bloqueadas y bolsas de basura quemadas en las redes sociales. Las imágenes han estado acompañadas de la consigna “la revolución del pernil”, que también ha sido uno de los hashtag más utilizados en Twitter. Los manifestantes se han tomado las calles golpeando ollas vacías con cucharones, desafiante a la Guardia Nacional Bolivariana con la consigna “tenemos hambre”.

Pero las manifestaciones no sólo han tenido lugar en la capital, sino que también en varios estados del país, como Vargas, Yaracuy, Aragua, Lara y Bolívar. En este último las protestas fueron especialmente fuertes en San Félix, una localidad que hasta hace poco era considerada un bastión histórico del chavismo. Los habitantes reclaman, que además de la falta de alimentos, los servicios básicos -como el gas, el agua y la luz- no funcionan.

“No han llegado los perniles, no ha llegado la caja del CLAP. La comida aquí es carísima, los salarios mínimos no cubren la necesidad de nuestra tradición y nuestras costumbres”, cuenta a La Tercera Noel Romero, de 47 años y que trabaja en esta localidad como obrero de la construcción y es además vocero de un consejo comunal local. “He votado por el chavismo por 19 años, pero ahora me siento decepcionado. El gobierno tiene a la Constituyente, tiene a las alcaldías y a las gobernaciones. ¿Por qué no trabajan ahora? Ya basta con sus temas políticos, la solución es comida”, asegura y detalla que la gente “está muy molesta” por lo disparado de los precios y por la escasez generalizada además de la falta de gas y luz.

En un acto transmitido por cadena de radio y televisión, Maduro se refirió el jueves a la situación. “¿Qué pasó con el pernil? Nos sabotearon. Puedo decirlo de un país: Portugal”, aseguró. “Estaba listo. Pero nos persiguieron las cuentas bancarias”, detalló el mandatario.

El “número dos” del chavismo, Diosdado Cabello, también aprovechó su espacio televisivo para referirse a este tema. “Los portugueses se comprometieron, los asustaron los gringos y no mandaron los perniles”, expresó.

Pero las críticas fueron frenadas en seco desde Portugal. La empresa agro alimentaria Raporal reveló que el gobierno venezolano debe 40 millones de euros a varias firmas locales por un cargamento de 14.000 toneladas de jamones navideños que fue enviado en 2016.

Incluso el ministro de Relaciones Exteriores de Portugal, Augusto Santos Silva, defendió que el Ejecutivo “no tiene, con seguridad, ese poder de sabotear pernil”, en una entrevista con la emisora lusa TSF.

Por su parte, el ministro de Agricultura Urbana de Venezuela, Freddy Bernal, aseguró hoy que 2.200 toneladas de pernil se encontraban retenidas en Colombia.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital