*

Reportajes
Compartida
Actualizado el 05/11/2017
Estás leyendo:La soledad de Beatriz Sánchez

La soledad de Beatriz Sánchez

Autor: María José Núñez y María José Ahumada

Con Boric preocupado de su reelección, Jackson apoyando a las cartas de RD y diferencias internas sobre el rumbo del Frente Amplio, la campaña de la abanderada presidencial ha sido la gran damnificada. En la recta final -cuando el paso a segunda vuelta está casi descartado-, los líderes de ese bloque buscan apuntalar a su candidata.

La soledad de Beatriz Sánchez

Este fin de semana, Beatriz Sánchez se quedó en Santiago. La candidata presidencial del Frente Amplio optó por la capital para realizar una serie de actividades en las que aparecerá acompañada de distintos candidatos al Parlamento del bloque, con los que grabará tres capítulos nuevos para la franja, con 30 candidatos de los diversos partidos y movimientos.

La decisión no es casual y responde a una de las estrategias que está implementando el conglomerado para hacer frente al significativo descenso que presentó Sánchez en la última encuesta CEP que se publicó el miércoles 25 de octubre. En el estudio -cuyo trabajo de campo se realizó entre el 22 de septiembre y el 16 de octubre- se mostró un descenso de 17,9% a un 8,5% en las preferencias del llamado votante probable.

Las cifras fueron analizadas en dos instancias por la mesa nacional del Frente Amplio y el comando. La primera fue el mismo miércoles 25, y la segunda, el sábado 27, ambas en la sede del Partido Humanista.

En las reuniones la conclusión fue la misma: existen graves problemas de diseño territorial y hay una desconexión y falta de coordinación entre las campañas al Parlamento y la candidata presidencial.

La situación llevó a que incluso el representante del partido Poder en la mesa nacional del Frente Amplio, Andrés Hidalgo, pidió una “cirugía mayor” al equipo territorial, apuntando a la salida de Amador Sepúlveda del equipo territorial y militante del Movimiento Autonomista.

Parte de los cuestionamientos han señalado la falta de experiencia del comando. Un ejemplo de ello fue la visita de Beatriz Sánchez a Valparaíso, bastión del bloque, el domingo 22 de octubre, mismo día en que se jugaba un clásico porteño entre Everton y Santiago Wanderers. El evento deportivo generó que la actividad no tuviera ni el impacto ni la masividad que esperaban.

Surgió, además, una crítica que hasta ese entonces había sido velada: que en las salidas a terreno, Sánchez no aparece acompañada de las figuras más reconocidas del Frente Amplio, como Gabriel Boric (Movimiento Autonomista), Giorgio Jackson (Revolución Democrática), Vlado Mirosevic (Partido Liberal) o el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp. Por el contrario, algunos señalan que es ella quien se ha desplegado por estas figuras, recordando, por ejemplo, que ha visitado en tres ocasiones Punta Arenas para apoyar a Boric en su reelección.

Por lo mismo, en el Frente Amplio ya se ha comenzado a hablar abiertamente de lo “sola” que se ve a la candidata durante sus actividades de campaña, y varios lamentan que la periodista no esté presente en toda la papelería de campaña y, por el contrario, en varios afiches aparezcan los aspirantes al Parlamento acompañados de las principales figuras del bloque y no de Sánchez.

“Luego de la encuesta CEP ha quedado claro que se requiere que Beatriz aparezca acompañada de los rostros más potentes del Frente Amplio, como Tomás Hirsch, Cristián Cuevas, Jorge Sharp, además de los diputados Jackson, Boric y Mirosevic”, señala Efrén Osorio, secretario general del Partido Humanista.

“Beatriz es la líder de la coalición y se determinó que se impulsaría ganar en segunda vuelta. En cambio, tenemos un diseño errático y es al revés: ella es la que subvenciona a determinados candidatos al Parlamento, en vez de que esas figuras potentes la acompañen a lugares donde se pueden conseguir más votos, como en Santiago, Valparaíso y Concepción”, agrega Hidalgo.

Sánchez -aunque ha reconocido que su baja en las encuestas la ha sorprendido- se mantiene alejada de las discusiones internas del conglomerado. Fuentes del Frente Amplio, no obstante, señalan que la candidata siempre ha transmitido el mensaje de que la prioridad -y ella lo entiende así- es afianzar la presencia del nuevo bloque en el Parlamento.

La batalla por la reelección

En el Frente Amplio explican que el problema ha estado en que cada uno de los principales exponentes del bloque se encuentra disputando su propia reelección o bien respaldando a los candidatos de sus respectivas colectividades.

En el caso de Gabriel Boric, por ejemplo, hasta hace pocas semanas en el equipo del diputado por Magallanes reconocían que la elección no estaba ganada en el nuevo distrito 28, incluso algunos en el Frente Amplio comentaban una baja en la popularidad del parlamentario.

La situación llevó a Boric a trasladarse a la zona e incluso el mismo Jackson viajó para apoyarlo en sus salidas a terreno. El diputado, además, ha reforzado su campaña por redes sociales y a diario comparte fotos de sus actividades. “Tengo una elección que es intensa, donde no me puedo confiar y estamos haciendo campaña con todo, y por eso Beatriz ha venido tres veces (a Magallanes) y creo que hay que tratar de desactivar esta idea centralista de que todo tiene que suceder en Santiago”, plantea el diputado.

Por su parte, en el Frente Amplio reconocen que dos son los diputados más seguros para la reelección: el ex líder estudiantil y candidato a reelección por el distrito 10 de Santiago, Ñuñoa y Providencia, Giorgio Jackson (Revolución Democrática), y el diputado por el distrito 1 de Arica, Camarones, Putre y General Lagos, Vlado Mirosevic.

Esto mismo ha llevado a que ambos parlamentarios durante estos días se hayan enfocado en apoyar y reforzar las candidaturas de sus respectivos partidos, en desmedro de la presidencial. Jackson el miércoles 1 y jueves 2 estuvo en Valparaíso y la semana pasada viajó hasta El Maule para hacer campaña junto a la candidata al Senado de RD, Kena Lorenzini. Mirosevic, en tanto, ha reforzado su despliegue por Arica para respaldar a la candidata al Senado del PL, Verónica Foppiano, además de las diputaciones de Los Lagos y del distrito norte del Maule.

“Soy partidario de que los parlamentarios viajemos a distintas regiones y no necesariamente que estemos siempre al lado de la candidata. Creo que hay que distribuirnos por distintos lugares donde no estamos llegando”, plantea Mirosevic, y dice que prefiere que “los líderes del Frente Amplio se repartan por el territorio y que estén en regiones”.

Estrategia errada

El análisis del Frente Amplio va más allá del compromiso de sus figuras con la abanderada presidencial. Y apuntan al comando.

Es al grupo liderado por Sebastián Depolo al que enrostran incapacidad para diferenciarse de las otras candidaturas de la izquierda y emplazar al principal contendor de Sánchez, el senador y candidato de la Fuerza de la Mayoría, Alejandro Guillier.

“El problema ha sido que no hemos sido capaces de hacer comprender las diferencias sustantivas entre lo que nosotros proponemos y lo que ya hizo la Nueva Mayoría. Hay que remarcar más diferencias con la Nueva Mayoría, emplazar a Guillier para que la ciudadanía pueda establecer sin complejidad quién está por sacar las AFP o por mantenerlas, quién está por la educación pública y quién no”, apunta el coordinador nacional de Izquierda Autónoma y candidato a diputado por el distrito 10, Francisco Figueroa.

Las críticas al programa también han surgido en las últimas semanas. Más que a los contenidos -que se comparten- se apunta a su “tono académico” y no se “aterrizaron” las propuestas a “la calle” ni se tradujeron a acciones concretas y más cotidianas. Así, señalan estas fuentes, se ve a Sánchez menos cercana a la gente. En este sentido, distintos análisis del bloque concluyen que la aspirante ya es percibida como una política más y no como la periodista de radio y televisión.

Tensiones internas

A dos semanas de las elecciones, una nueva preocupación ha comenzado a gestarse entre los dirigentes del Frente Amplio. Se trata del futuro que tendrá la coalición después del 19 de noviembre, y varios se preguntan si será posible o no poder continuar con el bloque.

Las interrogantes surgen principalmente debido a las reconocidas tensiones y diferencias que ya comenzaron a intensificarse, lo que también ha terminado por afectar a la candidata. Al respecto, en el Frente Amplio reconocen que fue un error comenzar a discutir las posturas internas del conglomerado de cara a la segunda vuelta -aunque finalmente se impuso la idea de aplazar el debate para después de los comicios del 19 de noviembre.

Algunos dirigentes de los partidos, incluso aseguran que el bloque podría tener una importante transformación después de las elecciones presidencial y parlamentaria. Apuntan a las diferencias internas que tienen, por ejemplo, Poder con el Partido Humanista y la distancia que ha tomado esta última colectividad con RD o el MA. De hecho, terminada la fase de discusión programática, varios partidos y movimientos, como Izquierda Autónoma y Ecologistas, abandonaron el chat de WhatsApp que se había generado para coordinar el programa debido a su descontento en varias de las decisiones que se habían tomado.

Al interior del Frente Amplio, además, hay quienes aseguran que la candidata está “encapsulada” en RD y el MA y aseguran que las decisiones estratégicas de la campaña se toman solamente a través de ese partido y ese movimiento político.

Otra de las preocupaciones es respecto de la presión que se ha generado por mantener la legalidad de los seis partidos constituidos en el Frente Amplio. Para ello necesitan escoger al menos cuatro diputados en dos regiones consecutivas o el 5% de los sufragios de la elección de diputados en ocho regiones o tres consecutivas, y todos concuerdan en que los resultados de la elección del 19 será una prueba de fuego para medir el peso político del bloque en relación con las otras coaliciones políticas, pero también entre los partidos y movimientos que conforman el bloque.

“Uno de los principales criterios de éxito del Frente Amplio es justamente seguir existiendo después de la elección”, dice Boric, pero reconoce que “al interior del Frente Amplio hay 12 organizaciones y va a haber reacomodos. Seguramente, va a haber partidos que trabajarán juntos con otros. Eso no está claro”.
La incógnita también alcanza a la propia candidata. Sánchez ha dicho que se mantendrá en política y que no buscará su regreso al periodismo, sin embargo, ha mantenido su carácter de independiente.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital