*

Negocios
Abrir menú
Compartida
Actualizado el 16/07/2017
Estás leyendo:La última cruzada de AFP Habitat que la reinstala en el foco de atención

La última cruzada de AFP Habitat que la reinstala en el foco de atención

Autor: Kharla Caniupán

La gestora lanzó un spot publicitario para que sus afiliados participaran de una encuesta sobre parte de los cambios anunciados por el gobierno para el sistema previsional. Cinco días después, el regulador instruyó el retiro de la campaña. El gerente general de la administradora, Cristián Rodríguez, pone paños fríos, afirma que no quieren entrar en una polémica y que únicamente buscan restituir la consulta y así conocer la opinión de sus afiliados.

La última cruzada de AFP Habitat que la reinstala en el foco de atención

No es extraño que las acciones de AFP Habitat estén en el centro del debate. La gestora se ha caracterizado por golpear la mesa cuando tiene la convicción de que se avanza en algo que es incorrecto. En ocasiones, han alzado la voz para defender los derechos que tienen sus afiliados como accionistas minoritarios en las empresas donde se invierten sus fondos para la pensión, como sucedió para el caso Chispas, Terra, Cascadas o las reestructuraciones de Enersis. En los últimos años, han arremetido contra los anuncios realizados por el gobierno y que, a su juicio, no incrementan las pensiones.

Esta semana, AFP Habitat concentró nuevamente la atención. Tras lanzar una campaña publicitaria el viernes 7 de julio, que invitaba a sus afiliados a responder una encuesta para conocer su opinión sobre el destino del 5% de mayor cotización previsional, específicamente sobre quién debería administrar estos nuevos recursos y si estos deberían ser heredables.

El miércoles tuvo que hacer una pausa. Un día después de que la subsecretaria de Previsión Social, Jeannette Jara, criticara en su Twitter la iniciativa, acusándola de desinformar a los afiliados, el regulador del sector ofició a la AFP, planteando que la consulta proporcionaba información parcializada, instruyendo a “retirar en forma inmediata de todos sus canales de difusión la campaña señalada hasta que realice las correcciones necesarias”.

Pero Cristián Rodríguez, quien se desempeña hace casi una década como gerente general de la AFP, no es novato en estas situaciones. Antes de liderar la administración, encabezó por 10 años el área de inversiones. Para él, la gestora tiene una fuerte cultura de responsabilidad fiduciaria, porque todos en su equipo consideran que se cumple un rol social al cuidar y hacer crecer, “más que si fueran propios”, los ahorros “de toda una vida” de los más de dos millones de afiliados.

“Esto, que es un sello interno muy fuerte, nos lleva a que muchas veces tengamos que salir en cosas que tienen costos personales para todos. Nadie quiere aparecer en discusiones, esto no es un gusto, no tenemos un afán de protagonismo, por el contrario, queremos tener el perfil más bajo posible. Pero cuando hay que hacerlo, hay que hacerlo, es parte de nuestro rol y así lo entendemos. Gracias a Dios, hemos sido apoyados por nuestros accionistas y todos los directorios que ha tenido la AFP”, revela.

Por ello, frente a lo que parece ser un nuevo debate en la historia de la AFP, Rodríguez pone paños fríos: “No queremos entrar en una polémica, esto no es un gallito contra nadie, sino un deseo real, sincero, de saber qué piensan nuestros afiliados, que nos han confiado sus ahorros. Si eso significa que tenemos que hacer la encuesta de la manera A, se hará así”.

No obstante, reclama que “hubo declaraciones de personas que ponían en palabras nuestras algo que nunca hemos dicho. Es cosa de ver el comercial y ver lo que se está diciendo, ahí queda absolutamente claro que nunca hemos dicho lo que se nos adjudica. Pero eso no lo rebate nadie”.

Pese a todo, la meta se estaba cumpliendo. Al momento de bajar la encuesta, el gerente reconoce que “varios miles” de sus afiliados ya habían contestado las tres preguntas. Por ello, pese a no creer que la encuesta desinforme, hoy trabajan contra el reloj para reactivar esta consulta y cumplir con las observaciones que hizo el superintendente Osvaldo Macías, con quien Rodríguez se reunió este viernes. El objetivo de la AFP es reponer la encuesta en línea rápidamente y conseguir la mayor cantidad de participación. “La oportunidad está abierta, no hay que hacer un gran viaje, no hay que salir a la calle, basta hacerlo por la web”, enfatiza.

Y aunque varios actores del mercado consideraron que la campaña responde a la invitación hecha por el jefe de las finanzas públicas, Rodrigo Valdés, durante el último ChileDay, cuando señaló que no importaba mucho lo que un ministro de Hacienda pensara de las AFP, sino lo que los votantes pensaran de las mismas, Rodríguez descarta esta motivación, aunque advierte que sus “dos millones de afiliados son votantes, y es importante que los escuchen”.

Clarifica que esta iniciativa se gestó cuando comenzaron los anuncios de reformas. En ese momento, “más que dar espacio a razones técnicas o a la gran mayoría silenciosa, se consideró a grupos acotados que se organizaron y que gritaron más fuerte”, repara Rodríguez.

* Las facultades de la autoridad

El oficio enviado por la superintendencia generó diferentes reacciones. Entre las más polémicas está la esgrimida por el presidente del gremio, Andrés Santa Cruz, a Radio Agricultura, quien sostuvo que “la circular de la superintendencia es coercitiva, restringe la libertad y no va en el camino de garantizar el libre desempeño de la actividad privada, eso es lo que yo encuentro más grave”.

El ejecutivo de la AFP busca desmarcarse de ese tipo de afirmaciones y confiesa que ese es un debate al cual no quiere entrar en este minuto. Más que saber quién tiene o no razón, requiere saber qué piensan los afiliados. Por ello, optaron por trabajar en modificar la encuesta.

A su vez, reconoce también que existe cierta desazón ante las vallas que aparecen con las diferentes iniciativas desplegadas para informar a los afiliados, porque pese a que las AFP han asumido estar en deuda en ese ítem, cada día se vuelve más compleja de cumplir.

Siguiendo con este ánimo no confrontacional, el ejecutivo optó por no referirse a las declaraciones que hizo el ministro Valdés el viernes, cuando dijo a Tele13 Radio que “no corresponde que una industria regulada, que se hace cargo de las pensiones, haga una encuesta bastante sesgada y casi provocadora”.

El secretario de Estado fue más allá: “Qué hace una AFP haciendo una encuesta respecto de una reforma de políticas públicas. Las AFP de a poco se van alejando de su rol de seguridad social, hemos dicho muchas veces que parecen más Wall Street que seguro social. ¿Y ahora se las dan de think tank de políticas públicas? La verdad es que no, pasteleros a tus pasteles, si quieren influir de esa manera que vayan y formen un centro de estudios”, remarcó.

Pese a que entre algunos actores de la industria, las declaraciones del ministro Valdés no fueron bien recibidas, Rodríguez prefiere no comentarlas. No obstante, plantea lo curioso que resulta el que “a las dos comisiones que se han hecho para la reforma previsional no haya invitado a las AFP a participar, pero que a la comisión asesora de isapres fueron invitadas las isapres. Es como que a la de educación no vayan los colegios o las universidades”.

* Las “mentiras verdades”

Entre las cosas que molestan a Rodríguez -quien cree firmemente que el actual modelo es el mejor para construir buenas pensiones, aunque siempre ha admitido que requiere perfeccionamientos-, están lo que, a su juicio, son las mentiras que se dicen sobre el sistema y que desinforman a la población. Pero le molesta aún más el que no tengan consecuencia alguna.

Reconoce que el problema principal es la falta de conocimiento del sistema, que entrega espacios para tergiversar números e incluso, muchas veces, para decir mentiras que “prenden” a los afiliados. Esto, asegura, ha contribuido a generar una mala reputación al sistema y la industria.

El ejecutivo asume la baja proactividad en contestar estos comentarios, pero enfatiza que no pueden responderle a cada persona que hable. Por ello, plantea que el educar e informar al afiliado es un rol que debiera ser ejercido junto con la autoridad. Así, debería existir un claro pronunciamiento de las autoridades cuando se critica erróneamente al sistema. Ejemplo de ello, puntualiza, es cuando personas dicen que el sistema está quebrado, se esperaría que quienes velan por el sistema digan si esto es efectivo o no, porque -enfatiza- no lo es.

“Nos preocupa que aquí se puede disparar gratis contra las AFP, contra el sistema, porque pese a que uno como AFP se pueda defender, trate de explicar, es importante también que los demás entes que están involucrados en esto se pronuncien también”, indica.

Un ejemplo de ello es lo que la Mandataria calificó como “comisiones ocultas”. Para Rodríguez, esta situación “refleja el desconocimiento del tema. Hay gente que llega y dice irresponsablemente algunas cosas, lo que pasa a ser parte de la percepción, después de la realidad y finalmente nos encontramos con que en verdad no estaban ocultas, son claras y están normadas”. Enfáticamente detalla que la AFP solo puede cobrar comisiones sobre el sueldo por la administración de la cuenta y sobre el saldo por la gestión del APV y Cuenta 2, que son voluntarios.

Con todo, es optimista, porque el primer trimestre aumentaron sus cuentas de ahorro voluntario. “Todos pueden hacerse cargo de su pensión, de su realidad y dejar de culpar al resto por lo que les pasa. Nuestra campaña educacional nos ha dejado buenos resultados: la gente que simula su pensión se incrementó más de 100% y también mucha más gente empezó a hacer un plan de ahorro voluntario, incluso con montos muy bajos”, detalla el ejecutivo.

* El dilema del timing

Pese a que otros actores han planteado que no existe la reforma perfecta, Rodríguez subraya que “no hay que ceder en la búsqueda de lo mejor posible, aunque no siempre se puede lograr”. Para ello, considera vital llegar a un consenso general en el diagnóstico, algo que ve deficiente, porque advierte que se ha dejado de lado el factor de mercado laboral, que es fundamental para generar una buena pensión.

Plantea que incluso al compararse con el desempeño de fondos de pensiones de países Ocde, las AFP aparecen segundas o terceras si se mide la rentabilidad de los últimos 15 años. “Nos gusta tanto compararnos en los rankings de la Ocde, pero cuando nos va bien no queremos seguir haciéndolo. Llaman la atención estas cosas”.

El momento político en que ingresará el proyecto de ley es algo que también le preocupa: “Mandar esto tres meses antes de una elección me parece complicado; en Perú vimos una situación similar en que se mandó un proyecto de ley en plena campaña presidencial y se hizo un grave daño al sistema, con una ley que nadie se atrevía a votar en contra, pero todos reconocían como muy mala”.

Otro punto que le inquieta es la expectativa que genera el 5% de mayor cotización, porque repara que con la redistribución del 2% no todos estarán ahorrando por el 15%. Advierte que ello provocará que en 10 años más se genere una “nueva frustración brutal”, porque no se obtendrá la pensión que se esperaba.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital