*

Deportes
Compartida
Actualizado el 03/10/2017
Estás leyendo:La Volpe: “En Chile tienen que aparecer los líderes”

La Volpe: “En Chile tienen que aparecer los líderes”

Autor: Carlos González Lucay

El ex seleccionador de México, quien salió a mediados de año del América, expectante espera algún equipo que lo quiera. Desde Guadalajara, atiende a La Tercera.

La Volpe: “En Chile tienen que aparecer los líderes”

El currículum de Ricardo La Volpe (65) es extenso. Fue arquero, formó parte de la Argentina que ganó el Mundial 1978. Como técnico obtuvo mayor reconocimiento, sobre todo en México. Ahí se radicó hace más de 35 años y dirigió a sus principales equipos aztecas y a la selección, a la que llevó a octavos de Alemania 2006. En su trayectoria ha tenido bajo sus órdenes a varias figuras del fútbol chileno.

¿Es cierto que estuvo a punto de llegar a Everton?
Estuve cerca, pero no llegamos a un acuerdo. Fue un poco por lo económico.

Dirigió a muchos chilenos. ¿Son complicados?
Manejé a algunos como Silva, muy versátil y polifuncional. Puede jugar como un doble contención, también lo ponía solo ahí. Cuando hacía línea de tres, jugaba de cinco solo. Y con línea de cuatro, como es inteligente, sabía incrustarse como contención para hacer una línea de tres y no regalar los mano a mano.

Y tuvo a Vidangossy.
En Jaguares. Se fue adaptando a la velocidad en México, que es más rápida que en Sudamérica. En Argentina y Chile se maneja mejor la pelota y hay otra velocidad. En México se juega un poco con estilo europeo, más de ir y venir. A él lo tiré como un 7-9 por la derecha, con más ofensividad que defensividad, pero también cubría sus espaldas, bajaba. Y fue muy inteligente. Empezamos a trabajar y terminó de titular. Luego pasó a Pumas y no tuvo la continuidad que tuvo en Chiapas. Es un gran jugador, que uno extraña, porque es desequilibrante en el último tercio de la cancha.

Está en tratamiento por un cuadro depresivo.
Todo jugador necesita que el técnico le dé confianza, que lo trabaje… Ese incentivo de buen agrandamiento, de sentirse bien, de entrar confiado en la cancha. El primer psicólogo siempre es el técnico. Me extraña lo que le pasó.

¿Que chileno le agrada más o le sorprende?
Los que más conozco son los de la Selección. Uno ve a Vidal, que es versátil, Alexis es de esos que uno busca, porque en el último tercio demuestra su habilidad y desequilibrio. Vargas ya está agarrando el ritmo, le costó la adaptación y ahora está demostrando su calidad en Tigres. Silva me está sorprendiendo, porque ahora juega como un 10 o un 8 en el 4-3-3 y además tiene dinámica y buena pegada. Iba a venir Medel, que es un jugador de liderazgo y que sabe manejar la defensa. También tuve a Suazo, un goleador impresionante, que dejó una huella en México, y al mismo Paredes, que fue goleador en el Atlante. Me sorprendió su calidad de definición. Además, es inteligente, vivo y se sabe mostrar.

Usted fue arquero. ¿Cómo le puede afectar a Bravo no ser titular en su equipo?

Afecta porque es un puesto difícil y no hay continuidad. Los equipos se arman de atrás hacia adelante. Bravo es un arquero de categoría, moderno, que sabe jugar con los pies. Además jugaba como líbero. Cada técnico tiene que ver. Pero si no juega, tendrá que trabajar mucho en los entrenamientos, que no son partidos, para estar al cien por cien.

¿Cómo ve la recta final de las Eliminatorias?
Extraña lo de Chile, por lo que venía haciendo. Pero lamentablemente las últimas dos derrotas lo pusieron en una situación difícil. Como la de Argentina. Empieza la presión del periodismo y el mismo equipo asume eso, porque escucha, lee. Eran resultados que se debían sacar y ahí entras en una desconfianza. Los jugadores de Argentina y Chile tienen que demostrar ahora su categoría, su inteligencia. Tienen que aparecer los líderes. Y motivarse.

¿Por qué Chile bajó tanto el nivel?
Difícil saber. Pasa porque si los resultados no son los adecuados, hay una presión hacia el equipo que entra dentro del grupo. Es ahí donde se necesitan a los grandes jugadores y a los líderes, además del técnico, para recuperar la confianza y volver al nivel de antes. No es lo mismo cuando vas suelto solo que cuando es obligación el triunfo. Hay que saber hacerlo con esta presión.

¿Ve a Argentina y Chile en el Mundial?
Faltan dos fechas, son seis puntos importantes. La calidad de jugadores la tienen, tiene a un técnico que conoce el medio… Cuando tú dependes de tus propios resultados, es el momento de demostrar.

Chile tiene que cerrar contra Brasil…
Brasil ya está calificado y juega suelto. No es lo mismo enfrentarse con ellos en una definición. Aparte Brasil está demostrando por qué está primero. El nuevo técnico le puso una identidad. Pero los partidos no se ganan con la camiseta, sino en la cancha.

¿Le sorprendió la Argentina de Sampaoli?
A uno no le gusta opinar porque está un colega. Pero sí me extrañó, en el caso de Sampaoli, ver a Di María como un lateral volante, como Beausejour en Chile. Sí me sorprendió esa línea de 3, con dos volantes por afuera como si fueran laterales. Tanto Acuña como Di María. A lo mejor es la base de lo que venía haciendo en Chile, pero no sé si tuvo tiempo de trabajar eso. Me extraña, porque cuando uno convoca jugadores, los estás mirando dónde juegan y dónde brillan. Entonces, cuando llamas a un jugador que está luciendo, la lógica, si no tienes un tiempo de trabajo en cancha, es ponerlo donde está jugando continuamente. Ahí me sorprendió. Si no me falla la memoria, creo que desde 1986, 1990, cuando estuvo Bilardo, no vi muchas veces a Argentina con una línea de cinco.

Papel digital