*

Mundo
Compartida
Actualizado el 29/12/2016
Estás leyendo:Las claves de las controvertidas colonias judías

Las claves de las controvertidas colonias judías

Autor: Pedro Schwarze

La decisión del gobierno de Obama de permitir la aprobación de una resolución en la ONU condenando los asentamientos judíos en territorio palestino, tensionó la relación con Israel.

Las claves de las controvertidas colonias judías

Los asentamientos han sido la causa de la tensión y las diferencias entre el gobierno israelí de Benjamin Netanyahu y el estadounidense de Barack Obama. Las relaciones llegaron a uno de sus puntos más bajos el viernes pasado, cuando EE.UU. no usó su poder de veto y permitió la aprobación de una resolución en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas condenando “las colonias judías en territorio ocupado”. En respuesta, Netanyahu impulsó la construcción de 618 nuevas viviendas en asentamientos de Jerusalén Oriental. Pero dio marcha atrás y postergó la decisión a la espera justamente del discurso del secretario de Estado, John Kerry.

* ¿Qué son los asentamientos o colonias judías?

Son comunidades, localidades o ciudades israelíes construidas en el territorio ocupado tras la Guerra de los Seis Días, de 1967. Así, los hubo en la Península del Sinaí, en la Franja de Gaza, en Cisjordania, Jerusalén Oriental y los Altos del Golán. Israel evacuó sus asentamientos del Sinaí (1982) y de Gaza (2005). Todavía se mantiene en los tres restantes territorios, aunque el Golán tiene una condición distinta por haber sido territorio sirio (no palestino) y porque fue anexado al territorio de Israel. Los palestinos reclaman por la edificación y expansión en las colonias en Cisjordania y Jerusalén Oriental, porque esa es su tierra y porque ahí (junto con la Franja de Gaza) es donde quieren establecer su Estado.

* Orígenes

Después de la Guerra de los Seis Días, Israel ocupó territorios que eran de Siria, Jordania y Egipto, e instaló asentamientos ahí. Fueron gobiernos laboristas y no de la derecha israelí, los que comenzaron con esta política. El primero de ellos el Ejecutivo de Levi Eshkol. Lo hicieron con objetivos militares y estratégicos, para control de la población local, a través de la presencia de puestos militares, y como moneda de cambio en eventuales negociaciones bajo la política de “tierra por paz”. Sin embargo, los gobiernos que vinieron después -especialmente los del Likud- también utilizaron el crecimiento de las colonias para negociar y contentar a los grupos nacionalistas y de derecha. El primer asentamiento post 1967 fue el de Kfar Etzion, al sur de Cisjordania.

* Opiniones enfrentadas

La comunidad internacional considera que los asentamientos israelíes en territorios ocupados, como es Cisjordania, son ilegales. Así lo reafirmó la resolución 2334, aprobada la semana pasada por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Además, los palestinos sostienen que están sobre tierra que les corresponde, que esas áreas fueron ilegalmente confiscadas y en muchos casos familias árabes son desplazadas tanto para construir o ampliar las colonias judías o por motivos de seguridad. Algunos israelíes defienden la política de asentamientos por razones -sean independientes o conjuntas- religiosas, políticas y económicas. Esgrimen la Biblia para asegurar que Cisjordania también forma parte de la “Tierra Prometida”, sostienen que mientras Israel “administre” ese territorio le corresponde controlar las zonas no gobernadas por la Autoridad Palestina, y afirman que vivir ahí es más barato y es posible tener una casa amplia para familias numerosas. Además, sostienen que antes de la guerra árabe-israelí de 1948-1949 había asentamientos judíos que tuvieron que ser evacuados, por lo que su regreso era natural.

* ¿Quiénes viven ahí?

Aunque tradicionalmente se asocia al perfil de los colonos con los judíos ultranacionalistas y religiosos, esa definición ha variado con los años, especialmente por razones económicas. Una vivienda en los asentamientos puede ser considerablemente más económica en el territorio israelí. Además hay más terreno “disponible” con estos fines. Eso, sin contar que las colonias cuentan con mano de obra más barata y cercana: los mismos palestinos de las ciudades cercanas al asentamiento. Así, ahora es posible incluso encontrar todo tipo de israelíes en las colonias de Cisjordania y Jerusalén Oriental. Durante décadas los colonos han sido blanco de los ataques palestinos, razón por la cual el controvertido muro o valla de Cisjordania fue levantada protegiendo a algunos de esos complejos de asentamientos.

* Estadísticas

Según datos entregados en enero de 2015 por el Ministerio israelí del Interior, en Cisjordania hay 121 asentamientos oficialmente reconocidos. En ese territorio vivían 389.000 israelíes y en Jerusalén Oriental unos 375 mil. Las cuatro mayores colonias, que han crecido tanto que han absorbido a otros asentamientos vecinos y se han convertido en verdaderas ciudades, son Modi’in Illit, Ma’ale Adumim, Beitar Illit y Ariel. Este último tiene unos 18.000 residentes, en cambio los otros tres tienen, cada uno, entre 37.000 y 55.500 habitantes.lt-asentamientos-israelies-en-cisjordania2

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital