*

BBC Mundo
Compartida
Actualizado el 06/09/2017
Estás leyendo:Las “condiciones perfectas” que hacen que el huracán Irma sea más poderoso y peligroso de lo que se esperaba

Las “condiciones perfectas” que hacen que el huracán Irma sea más poderoso y peligroso de lo que se esperaba

Los huracanes categoría 5 no se producen con frecuencia: hace falta una serie de condiciones para que surjan primero y para que mantengan su fuerza. Te contamos cuáles son las condiciones que han hecho de Irma el segundo huracán más poderoso poderoso en la historia del Atlántico.

Las “condiciones perfectas” que hacen que el huracán Irma sea más poderoso y peligroso de lo que se esperaba
El huracán es tan potente que hasta lo registraron los sismógrafos en la región.

Con vientos máximos sostenidos de hasta 298 km por hora y un tamaño similar al de Francia, el huracán Irma -que ya alcanzó las islas caribeñas de Anguila, Antigua y Barbuda y ahora se dirige hacia a Cuba, Puerto Rico y el estado de Florida- ya se ganó un lugar en los libros de récords.

Hasta el momento es el segundo más poderoso registrado en la historia en elAtlántico, seguido muy de cerca por Allen, cuyos vientos superaron los 300 km/h en 1980, y ya figura en la lista de los 10 más poderosos del mundo desde que se lleva registro.

Tanta es su fuerza que su presencia ha sido detectada incluso por sismógrafos en la región, destinados a registrar movimientos sísmicos

Y, según advirtieron meteorólogos de la BBC, su impacto puede ser mucho más devastador de lo anticipado.

Pero, ¿por qué Irma se ha convertido en un huracán tan poderoso? ¿De dónde proviene su fuerza?

Condiciones perfectas

En principio, hay que aclarar que los huracanes que alcanzan la categoría 5 en aguas del Atlántico son raros y por lo general frágiles.

Expertos advierten que el huracán puede llegar a ser más devastador de lo anticipado.

Expertos advierten que el huracán puede llegar a ser más devastador de lo anticipado.

De hecho, todos los otros huracanes en el Atlántico de una fuerza similar se formaron en el Mar Caribe o en el Golfo de México.

Estos necesitan una serie de condiciones para que puedan alcanzar vientos superiores a los 249 km/h y mantenerlos, ya que la mayoría se debilitan antes de llegar a tierra.

En el caso de Irma, todas las condiciones para producir un huracán intenso en el Atlántico están presentes, según le dijo a BBC Mundo Julian Heming, experto del Servicio Meteorológico Nacional de Reino Unido, conocido coloquialmente como la Met Office.

Estos son los factores:

  • Las temperaturas del océano bajo Irma son entre 1º y 1,5º C más elevadasque el promedio para esta época del año, lo cual aporta más humedad y calidez.
  • La cizalladura o cortante del viento (el cambio en el viento que se produce con la altura) es baja. Esto quiere decir que el aire puede moverse hacia arriba y hacia afuera del huracán muy eficientemente, promoviendo así su intensificación.
  • No hay actualmente elementos que aporten sequedad, como por ejemplo nubes de polvo del Sahara que a veces circulan por sobre el Atlántico.
  • Irma se mueve lo suficientemente rápido como para evitar que el agua templada que asciende bajo el huracán tenga un impacto sobre el aire húmedo y cálido que lo alimenta.
  • Hasta el momento, no se ha producido una interacción con grandes masas de tierra que podrían interrumpir el proceso de intensificación, cortando el suministro de aire húmedo.

Conexión con lluvias africanas

Hay quienes señalan que las intensas e inusuales lluvias en África Occidental, que juegan un papel en la formación de este poderoso sistema de tormentas, también influyeron en Irma.

Sin embargo, en opinión de Heming, esto no es necesariamente un factor que influye.

“Irma se originó a partir de una onda tropical”, le explica el experto a BBC Mundo.

Esta onda es un área alargada de relativa baja presión orientada de norte a sur, que se mueve de este a oeste a través de los trópicos

“Estas ondas son también responsables de las copiosas lluvias estacionales en el oeste de África. En este sentido, sí hay un vínculo”, dice Heming.

“Sin embargo, hay numerosas ondas cada año que causan un impacto en África pero que no forman tormentas tropicales y otras que no tienen un gran efecto en África, pero que se desarrollan una vez que están en el océano”, concluye el experto.

Papel digital