*

Nacional
Compartida
Actualizado el 18/05/2016
Estás leyendo:Las dudas y debates que persisten en torno a la nueva Ley de Etiquetado

Las dudas y debates que persisten en torno a la nueva Ley de Etiquetado

Autor: Judith Herrera C.

El 26 de junio regirá norma que obliga a que todo producto alto en nutrientes críticos que esté a la venta, lleve las advertencias en el envase. El destino del stock sin rótulo y la regulación de los "ganchos comerciales" son aristas donde la industria reclama que existe confusión.

Las dudas y debates que persisten en torno a la nueva Ley de Etiquetado

El próximo 26 de junio comenzará a regir la nueva Ley de Etiquetados y, pese a que sólo faltan seis semanas, persisten dudas respecto a su implementación. En proveedores y comerciantes, hay preocupación sobre qué pasará con los productos que aún no cuentan con el rotulado que advierte el exceso de nutrientes críticos y, de parte de los consumidores, existe confusión sobre las definiciones que alerta la señalética y qué decisiones tomar respecto de ellas.

La norma establece límites para el contenido de sodio, azúcar, calorías y grasas saturadas. Y, en caso que los productos los excedan, deberán llevar un  signo “pare” en color negro, que advierte que el alimento es “alto en” el nutriente que corresponda. Además, también prohíbe utilizar “ganchos” comerciales dirigidos a menores de 14 años y vender los productos con la advertencia en colegios.

 La medida se sustenta en que el país enfrenta un serio problema: cifras de la Organización Mundial de la Salud revelan que Chile lidera la obesidad en Latinoamérica, afectando al 25% de la población mayor de 18 años. 

Y en el caso del sobrepeso, los índices también son alarmantes: “El consumo de nutrientes críticos excede las recomendaciones, y es por eso que tenemos casi un 70% de la población con exceso de peso”, indica Isabel Zacarías, investigadora del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de la U. de Chile (Inta).

Y aunque se espera que la norma cambie este panorama, no ha estado exenta de problemas. Primero fue la discusión durante el trámite, hasta la aprobación la ley en 2012, a lo que siguieron sucesivas postergaciones del reglamento, que recién  se publicó el año pasado en el Diario Oficial, fijando un año de plazo para su vigencia.

Ahora el debate continúa: a fines de 2015 se abrió una nueva arista en torno a la aplicación de la ley, punto en el que Contraloría falló a favor del Ministerio de Salud (Minsal), al indicar que la obligación del rotulado se aplicará a todos los productos por igual, incluyendo tanto a los que el 26 de junio salgan de la fábrica, como los que ya estén a la venta en el comercio. En los últimos días se sumó una nueva problemática, esta vez entre proveedores y supermercados, por el destino de los alimentos en stock que no alcanzarán instalar a tiempo la advertencia.

Productos sin etiquetas

Sobre el último punto, la asociación Alimentos y Bebidas de Chile (AB Chile), que agrupa a las empresas productoras, estima en casi US$ 50 millones el stock de productos que no alcanzará a rotularse a tiempo. 

Al respecto, la Contraloría indica que la responsabilidad de vender un producto sin el etiquetado recae en el comercializador. Y es este punto el que enfrenta a los proveedores y supermercados, debido a los mecanismos de liquidación de productos. Desde la Asociación Gremial de Industrias Proveedoras (Agip), se indica que ciertas cadenas “no están aceptando o comprando productos sin la nueva rotulación, en condiciones de que aún falta más de un mes para que se cumpla el plazo”, además de acusarlos de traspasarles los costos de las liquidaciones, o “devolver los productos, también con cargo al proveedor, en condiciones de que éstos ya fueron vendidos”. 

Distintos supermercados señalan que las decisiones se han tomado con el consenso de los proveedores. Desde Walmart Chile dicen que “a fines de enero pasado informamos por carta a nuestros proveedores que, a partir del 31 de marzo, no recibiríamos mercadería sin el etiquetado nuevo en nuestros centros de distribución”, y que “en abril les enviamos una segunda carta para recordar el cumplimiento de la nueva normativa e invitarlos a reunirse con nosotros”.

En el holding SMU, dueño de los supermercados Unimarc, OK Market y Mayorista 10, explican que se ha trabajado “de manera conjunta con nuestros proveedores para cumplir con todas los aspectos de la nueva normativa”. 

Para los casos en que no se alcance a rotular, Salud permite aplicar un adhesivo con la advertencia correspondiente. Sin embargo, la industria reclama que esto no es una solución. “Los comercializadores no cuentan con la información detallada de un producto como para aplicarle un adhesivo transitorio, no es una solución viable ni práctica ¿Cómo saber dónde pone la etiqueta, cuántas poner, si afecta o no afecta a la publicidad de la marca? ¿Quién es responsable si existe un error en el etiquetado?”, dice la presidenta de la Asociación de Supermercados, Susana Carey, quien explica que “estamos hablando de más de 10 mil tipos de productos que necesitan etiquetas”. 

Pero, según el Minsal, la  vigencia es irreversible. “Acá hay una fecha que la gran mayoría de la gente conoce, y una parte importante de la industria ya está implementando el etiquetado”, afirma Jaime Burrrows, subsecretario de Salud Pública, y añade que “no puede existir una norma que flexibilice el reglamento, cambiando plazos o hablando de marchas blancas”.

Propiedad intelectual

Recurrentes son los personajes o caricaturas que acompañan a los productos y que también serán regulados a partir de junio. Sin embargo, muchos de éstos son marcas registradas protegidas por la Ley de Propiedad Intelectual, por lo que que existe confusión sobre cómo se hará esto.

“El compromiso es que, cuando es una marca registrada, ésta no estará afectada, sino los ganchos comerciales. Pero el tema es la aplicación, porque cuando ves la norma, esto no es tan evidente”, señala Ariela Agosin, abogada de la firma Albagli Zaliasnik, quien plantea que para esto “sería bueno que se dictara una resolución complementaria”.

Para Andrés Grunewaldt, de la firma Silva & Cia, “la autoridad tendrá que sacar una resolución fundada, donde diga, ‘está utilizando este personaje’, y se entienda que es una animación dirigida a menores de 14 años, por lo que no podrá utilizarlo, ya que en la ley y el decreto no menciona marcas”. Alvarez ejemplifica ese punto con “las fiestas especiales, como Halloween, donde no existe claridad respecto a las condiciones bajo las que se podría promocionar y comercializar productos especiales para esa fecha”. 

Al respecto, Burrows dice que de tratarse de marcas registradas, a los personajes “los pueden colocar tal y como lo tienen registrado, lo que no pueden hacer es usarlo para la publicidad, que es distinto: ponerlo en un spot en la televisión como un personaje, ya que el personaje no puede hacer la invitación al consumo”.

José Ramón Cárdenas, presidente del Colegio de Publicistas de Chile, sostiene que la regulación es necesaria y “señal de un país desarrollado, porque evita que los niños puedan ser inducidos por un lenguaje complejo como lo es el comunicacional”.

Cambios en los consumidores

Un punto importante es que las personas deben comprender qué significan los rotulados en los envoltorios, para informarse antes de comprar. “Cuando están los discos pare, es mejor preferir alimentos que no lo tengan, pero si hay, por ejemplo, diferentes galletas y todas tienen discos, lo mejor es que la persona vea la información nutricional, y ahí puede comparar y elegir el que tiene menos nutrientes críticos”, postula Vilma Quiltral, docente de Salud de la U. de Chile y de la U. de Talca.

Zacarías concuerda: “Hay que saber lo que se está comiendo y no sólo mirar el ícono grande, sino que la información nutricional; mirar y comparar las calorías, porque quizás dos productos pueden ambos tener el etiquetado de alto, pero uno puede tener menos nutrientes que el otro”.

Para esto, el Minsal lanzará en los próximos días una campaña comunicacional. Por su parte, en la industria también iniciarán sus propias campañas, “ya hemos recibido comentarios de nuestros socios respecto a la dificultad o errores en los que estarían incurriendo los consumidores al momento de interpretar la información, por lo que nuestro objetivo es seguir colaborando en entregar más y mejor información a las personas para que puedan realizar una elección libre e informada”, afirma Alvarez.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital