*

Nacional
Compartida
Actualizado el 06/08/2014
Estás leyendo:Las largas paradas del renacer del Teleférico

Las largas paradas del renacer del Teleférico

Autor: M. J. Jarpa y D. Villegas

Una licitación desierta y otra que excede al presupuesto. Así ha sido su historia, pero hoy está cerca de comenzar su reparación.

Las largas paradas del renacer del Teleférico

EL 7 de junio de 2009 fue el último día que funcionó el Teleférico de Santiago. Ese día, una nueva falla paralizó el sistema de transporte del Cerro San Cristóbal, sumándose al desperfecto del 12 de diciembre de 2008, cuando uno de los populares “huevitos” quedó parado en medio del trayecto, con 20 pasajeros en su interior, los cuales estuvieron más de dos horas atrapados. A raíz de ambos hechos, las autoridades decidieron el cierre definitivo de la entretención para mejorar su funcionamiento.

De ahí en adelante, los procesos por reparar el sistema, que data de abril de 1980 y posee tres estaciones, con 4,8 kilómetros de extensión, han sido infructuosos: una licitación desierta y otra en curso, pero que podría fracasar debido a la falta de presupuesto, tienen a una de las principales atracciones turísticas de Santiago en punto muerto.

Si bien el segundo proceso -que fue lanzado por el gobierno anterior en noviembre de 2013- ya tiene resuelta la oferta económica, esta es la única que se presentó y se eleva del presupuesto inicial. Se trata del Consorcio Teleférico Parque Metropolitano S.A. (compuesto por las empresas Pomagalski, Constructora Su Ksa, Arrigoni ingeniería y construcción), que propuso reparar el teleférico por $ 9.559.157.462.

Sin embargo, el Serviu, organismo estatal que realizó la licitación, estimaba que la obra costaría $ 7.109.063.791. Por esto, debió solicitar a la Dirección de Presupuestos (Dipres), aproximadamente, $ 2.450 millones extras para adjudicar el actual proceso. El Ministerio de Desarrollo Social aprobó esta solicitud de recursos, luego de realizar una nueva evaluación de la rentabilidad social del proyecto.

“Se retrasa la adjudicación en la medida que se debe tener certeza de contar con el total del dinero que cuesta la ejecución del proyecto. El costo total se financiará con los presupuestos 2014, 2015 e incluso 2016. Es un trámite rápido, que en total no demora más de dos meses, por lo que esperamos que durante este mes se dé la toma de razón por parte de la Contraloría General de la República”, comentó el subsecretario de Vivienda y Urbanismo, Jaime Romero.

De no aprobarse los dineros por la Contraloría, Vivienda tendrá que solicitar estos recursos para el presupuesto del próximo año, lo que retrasaría aún más la reparación del emblema capitaliano.

Actualmente, las tres estaciones del Teleférico -Oasis, Tupahue y Cumbre- se encuentran cerradas hace cinco años. Eso sí, la idea de repararlo no empezó ahora. El primer esfuerzo ocurrió en junio de 2011, cuando el Serviu realizó un proceso que no sólo incluíala reparación del servicio, sino que también se transfería a la empresa ganadora la mantención y operación de los 72 carros con forma de “huevitos”.

En esa ocasión fueron nueve las empresas que compraron las bases, pero sólo una de ellas -que tenía capitales nacionales- presentó una oferta económica formal, la que, a juicio del mandante, no cumplía con los requerimientos que estipulaba el proceso, pues superaba los $ 4 mil millones de presupuesto que tenía el Serviu para el desarrollo de la obra.

“Es el único lunar que nos está faltando para tener un parque de nivel mundial y esperamos ansiosos que esto se pueda resolver de buena manera para que se pueda inaugurar en el gobierno de la Presidenta Bachelet”, señaló el director del Parque Metropolitano, Mauricio Fabry.

Papel digital