*

Cultura
Compartida
Actualizado el 20/04/2016
Estás leyendo:Libro reúne textos de Manuel Rojas que recrean su vida aventurera

Libro reúne textos de Manuel Rojas que recrean su vida aventurera

Autor: Javier García

Imágenes de infancia y adolescencia, editado por el sello Tajamar, reúne escritos antiguos, inéditos, e incluye un registro fotográfico. Mañana se presenta en la Biblioteca Nacional.

Libro reúne textos de Manuel Rojas que recrean su vida aventurera

Nació en Argentina en 1896. A los 4 años se instaló con sus padres en Chile. Luego, a la muerte del padre, con 7 años, junto a su madre cruzó otra vez la cordillera. Allá estudió en un colegio de Boedo muy cerca de su casa. Después cambió de colegio cuando se mudaron al barrio Caballito. Más tarde, madre e hijo se instalaron en Rosario. Una vida errante. Una aventura llena de imágenes para el futuro escritor. 

“Nací en Buenos Aires, Argentina, en una casa de la calle Combate de los Pozos, al sur de esa ciudad. Es un barrio proletario, un poco abandonado, como todo lo proletario”, anota Manuel Rojas al inicio del libro Imágenes de infancia y adolescencia. “Llegué a Chile, por primera vez, quizá a los cuatro años. En Santiago mis padres instalaron, en una de las esquinas de las calles Coquimbo y Nataniel, un almacén desde cuyas puertas podían verse los árboles del Parque Cousiño”, agrega el narrador chileno en un ejemplar que ahora es reeditado por el sello Tajamar, y que por primera vez incluye textos inéditos y adicionales a la biografía del Premio Nacional de Literatura 1957. Además de un apéndice de fotografías, no solo de Rojas, sino de los ambientes en los que creció, entre obreros, borrachos, compadritos e inmigrantes de principios del siglo XX. 

“Durante esa infancia, que todavía me parece larga, estimación que puede deberse a que, a pesar de todo, fue buena, aprendí muchas cosas: supe, por ejemplo, qué era el hambre, no una cualquiera sino una que puede hacer llorar a un niño…”, recuerda Rojas, quien de alguna manera construyó su obra con fragmentos biográficos. 

En Imágenes de infancia y adolescencia también hay detalles de su trabajo en el Ferrocarril Trasandino desde los 15 años. Ayudante de carpintero, en 1912, con 16 años, Rojas cruzó a pie la cordillera de los Andes durante cuadro jornadas.   

Reales atributos

La vida en la memoria. La madre de Manuel Rojas, Dorotea Sepúlveda, murió en 1929. El era hijo único. Ella lo crió contándole historias campesinas. Y es entre 1929 y 1932 que la niñez volvió a la mente del autor de Hijo de ladrón con la partida de la madre y el nacimiento de sus hijos. 

“La presente edición reúne por primera vez todo el proceso de esta escritura. Aquí está la totalidad de textos sucesivos que Rojas fue sacando a la luz y que nos permite valorar el escrito central, Imágenes de infancia y adolescencia, como la culminación madura y completa de esos recuerdos”, anota en el prólogo a la nueva edición Jorge Guerra Carreño, presidente de la Fundación Manuel Rojas. “Las primeras ediciones de estos relatos se centran fundamentalmente en los ambientes, los personajes y los hechos, sin examinar los rasgos psicológicos, las debilidades y los atributos del Manuel Rojas niño, el Manolo del barrio”, agrega Guerra, quien estará en la presentación de Imágenes de infancia y adolescencia, que se efectuará mañana jueves, a las 19 horas, en la Sala América de la Biblioteca Nacional. Además estará presente la académica Antonia Viu y la editora Camila Matta. 

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital