*

Correos de los Lectores
Compartida
Actualizado el 03/01/2018
Estás leyendo:Licitación del Transantiago

Licitación del Transantiago

seÑor director

Los ponderadores de la licitación del transporte público definidos por el Ministerio fueron 95% para el precio y 5% para la oferta técnica. Es decir, se buscó algo barato. Las bases no exigieron ni incentivaron los buses de dos pisos. No sorprende que en la licitación ninguna empresa los propusiera. El bus “grande” del sistema seguirá siendo el oruga. El Ministerio incumplió la exigencia legal de publicar en su web, antes de la licitación, toda la información que se usó en la confección de bases. Datos útiles para todos pero valiosísimos para los nuevos competidores que no conocen el sistema desde dentro.

Los actuales operadores participaron con sus terminales bajo el brazo, pese al consenso de que ello representaba una ventaja desleal. Así lo dijo el pleno de los académicos de transporte de la Universidad Católica, dos informes (uno nacional y otro internacional) encargados por el ministerio, exautoridades y funcionarios de la cartera, el representante de la Sociedad Chilena de Ingeniería de Transporte ante el comité que asesora al Ministerio y los think tanks Espacio Público y Libertad y Desarrollo, entre otros. De 69 empresas que compraron las bases solo siete se presentaron finalmente, incluyendo cuatro operadores actuales. De las tres nuevas, una quedó rápidamente eliminada por razones administrativas. Los actuales, tres de los cuales tienen dueños comunes, ofertaron cada cual en territorios separados (esencialmente los mismos recorridos que hoy tienen), sin tocarse unos a otros. Una caballerosidad que huele mal. Tres empresas, nosotros desde la ciudadanía y un excandidato presidencial acudieron ya sea a Contraloría, al Tribunal de la Libre Competencia, al Tribunal de Contratación Pública, la Corte de Apelaciones o a la Fiscalía Nacional Económica por las ilegalidades y barreras de entrada de la licitación. Está por verse cómo responderán esas instituciones.

Rodrigo Quijada Plubins

Ingeniero de transporte      Coalición por Transporte Justo

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital