*

Tendencias
Compartida
Actualizado el 09/01/2017
Estás leyendo:Lo que aprendí de Simone de Beauvoir

Lo que aprendí de Simone de Beauvoir

Autor: Alejandra Jara

Un 9 de enero de 1908 nació la autora de “El Segundo Sexo” (1949), considerado el principal referente de las corrientes feministas del siglo XX. En esta obra Beauvoir, escritora, filósofa y defensora de los derechos humanos, planteó que: “No se nace mujer, uno llega a serlo”, criticando que los valores asociados a ellas eran producto de una construcción cultural. Ciento ocho años después, seis chilenas analizan su legado.

Lo que aprendí de Simone de Beauvoir

Mónica Reyes, profesora y fundadora de Makers Liderazgo Femenino
“Fue una mujer intelectual que rompió con lo establecido; creando nuevas formas de pensar respecto del hombre y la mujer. Si bien la defensa de los derechos de la mujer me parece legítima y necesaria, no lo es la negación de todo lo culturalmente asociado a lo femenino, como lo planteó Simone. Ella fue audaz, sin embargo le faltaron concepciones valóricas para sustentar un pensamiento de bien para la humanidad. Hoy el feminismo pasó de moda, lo que nos queda es la valoración de lo femenino. Creo que la naturaleza nos marca los tiempos de forma sabia, y con nuestra inteligencia y buena voluntad podemos ir adaptándonos al ritmo de los tiempos. Eso necesitamos las mujeres, pero sin renunciar a nosotras mismas”

reyes-buena

Isabel Allende, senadora PS
“Simone de Beauvoir representa la independencia, la autonomía. Por primera vez una mujer desnuda la dominación masculina sobre la mujer y da cuenta que estamos frente a un problema de poder, el cual solo puede ser resuelto por la propia emancipación de la mujer. Beauvoir sostiene que la mujer, o lo que entendemos por mujer, es un producto cultural que se ha construido socialmente. Denuncia que la mujer se ha definido a lo largo de la historia siempre respecto a algo (como madre, esposa, hija, hermana) y reivindica que la principal tarea de la mujer es reconquistar su propia identidad específica y desde sus propios criterios. La identidad como mujer nos viene dada de cómo somos educadas y socializadas. De ahí su célebre frase: ‘No se nace mujer, se llega a serlo’. Ella es clave para todas las mujeres del siglo XX, es la precursora del feminismo y es probablemente la intelectual más destacada en defensa de los derechos de las mujeres, un ícono en el ideario de la emancipación de la mujer en el mundo”.

19.04.10 Celebración del 77 aniversario del Partido Socialista (PS) la mesa directiva de la colectividad realizó hoy, Lunes 19 de Abril del 2010. un homenaje al ex Presidente Salvador Allende, en el monumento del fallecido mandatario ubicado en la Plaza de la Constitución. En la foto: La Senadora Isabel Allende. Foto:Nadia Perez/ La Tercera/

Marisol Turres, diputada UDI
“Sin duda que fue una mujer adelantada a su tiempo, revolucionaria en sus ideas, controversial. Reconozco y valoro su aporte en la pelea por sacar a las mujeres del rol secundario que la sociedad les otorgaba y otorga hasta hoy, pero difiero de su concepción existencialista, especialmente cuando define a la mujer como un ‘producto cultural que se ha construido socialmente’, y no como un ser que viene determinado con ciertas características físicas y sicológicas que todos conocemos. Esta forma de ver a la mujer ha impregnado a muchas mujeres de izquierda que hoy defienden estos conceptos, incluso en Chile, y son las mismas que ven el aborto como un derecho de la mujer por sobre el derecho a la vida de ese ser humano”.

turresbuena

Patricia Cerda, doctora en historia y escritora
“Para las intelectuales de mi generación El segundo sexo era algo así como lectura obligatoria. Ella fue una de las ensayistas y filósofas que comenzaron con la idea de que lo femenino y lo masculino no son categorías biológicas, sino construidas por la sociedad. De allí nacieron los gender studies. Tremendo argumento, ¡infalible! Confieso que en mis tiempos de estudiante, que fueron los 80’ en Chile, yo me sentía feminista. Seguro que estaba bajo su influjo. Quienes habíamos crecido en la sociedad autoritaria chilena y estudiado en las universidades intervenidas necesitábamos argumentos para encauzar nuestro malestar y para proyectarnos. Ella me interesaba más que su compañero Jean-Paul Sartre. Eso del ser y la nada me sonaba muy abstracto. Beauvoir era concreta y entretenida. Más que su libro clásico, me gustaron las “Memorias de una joven formal”. Allí se ven sus dotes literarias, que sí las tenía. Hay mucha honestidad y coherencia en su prosa. No llegué más allá, pero esos dos libros me bastaron para darle el visto bueno. Viéndolo retrospectivamente, sus ideas calaron más hondo y tuvieron más repercusión que las de  Sartre”.

cerdabuena

Karla Rubilar, diputada IND
“La mujer debe reconquistar su propia identidad desde sus criterios personales y no desde lo que le dicta la sociedad en general. La identidad y vivencia personal de ser mujer, no es algo predestinado genéticamente, sino algo que se construye internamente. Tengo la convicción de que no debemos cambiar nuestra esencia de mujer- la construida internamente y que es diversa- por ningún canon preestablecido. En política eso es especialmente fuerte. No hay un tipo de mujer para enfrentar la política. Y no debemos dejarnos presionar para tener uno que le acomode a la élite. Ahí radica la verdadera libertad”.

rubilarbuena

Marcela Hernando, diputada PRSD
“Fue una mujer temendamente progresista, inteligente y que dejó huella en la liberación de la mujer, pero que no es la liberación por la liberación, sino porque el rol asignado (en la época) en la casa, al cuidado de los hijos y vista como una máquina de reproducción, limitaba sus libertades como ser humano. Y en ese sentido, este legado no habría sido posible sin la pareja que tuvo (Jean-Paul Sartre), quien junto a otros franceses, fueron revolucionarios en ese tiempo. Hoy rescataría que su discurso y legado son tremendamente necesarios, pese al paso de los años, porque aún hay mujeres que viven como si estuviéramos en el ser humano. Rescato cómo ella, a a través de la comunicación, llegó a otras mujeres, porque no sirve de nada si no se tejen redes, para la época fue una mujer proactiva y líder. Se necesita más gente que exprese sus ideas sin miedo, pero tampoco imponiendo su pensamiento”.

hernando

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital